Política

La plataforma de los desencantados de Cs y UPyD aspira a llenar un nuevo espacio político

El giro liberal de la formación naranja y la escasa relevancia de los 'magentas' en las instituciones dejarían vacante un espacio ideológico -el centro izquierda 'no nacionalista'- que exmiembros y fundadores de ambos partidos, como Gorka Maneiro o Félix Ovejero, están dispuestos a llenar.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el acto de presentación de Movimiento Ciudadano en 2013.
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el acto de presentación de Movimiento Ciudadano en 2013. EFE

Hace 18 años nacía en el seno de la sociedad vasca la plataforma '¡Basta ya!'. El terrorismo de ETA era todavía un gravísimo problema social, político y policial, y defensores del constitucionalismo como Fernando Savater, Rosa Díez o Joseba Pagazaurtundua se pusieron al frente de una iniciativa que acabó derivando en una plataforma ciudadana, la Plataforma Pro, y en última instancia en un partido político, UPyD, que surgió en 2007 como una alternativa regeneracionista que, a nivel nacional, se oponía a los nacionalismos.

Dos años antes y en el extremo este de España, otra plataforma, Ciutadans de Catalunya, daba sus primeros pasos con el mismo propósito: oponerse a la "imposición del nacionalismo catalán" desde la socialdemocracia. Entre los intelectuales que suscribían sus tesis se encontraban Arcadi Espada, Félix de Azúa o Albert Boadella. En 2006 nacía Ciudadanos, con el abogado AlbertRivera al frente. El resto ya es historia.

Una década después de la aparición de UPyD y de Ciudadanos, los problemas a los que ambos quisieron poner coto siguen estando plenamente vigentes. Los nacionalismos vasco y catalán continúan teniendo fuerza; la manoseada reforma de la Constitución sigue sin producirse; y, según el escritor e intelectual Félix Ovejero, "hay un espacio político huérfano en el terreno de la izquierda crítica con el nacionalismo".

Y aquí es donde entra la Plataforma Ahora: un nuevo movimiento cívico en el que han aterrizado varios de los fundadores y antiguos militantes de Ciudadanos -el economista José Vicente Rodríguez Mora,el propio Ovejero o la profesora Dolores Agenjo- y miembros y exmiembros de UPyD como Gorka Maneiro o David OrtegaFernando Savater, filósofo de referencia de los 'magentas', también suscribe el manifiesto de la plataforma, que ya han firmado alrededor de 300 personas. 

Los promotores de la iniciativa la describen como una "alternativa política nacional, progresista, laica y regeneradora, ubicada en el centro izquierda, socialdemócrata y europeísta" que defienda, además, la unidad de España y rechace los nacionalismos. En síntesis: si la Plataforma Ahora se convirtiera en partido, estaría a la derecha del PSOE y a la izquierda del PP y de Ciudadanos, tras el giro liberal de este último.

Pero ¿por qué los que antaño se involucraron en las dinámicas partidistas han decidido volver al activismo precisamente ahora? "Las personas que hemos impulsado esta plataforma hemos estado siempre en el activismo. Lo que queremos es que haya otra gente que se incorpore a él", explica Gorka Maneiro, exportavoz nacional de UPyD. "Los partidos suelen comportarse como sectas, como grupos que lo primero que hacen es defender sus propios intereses, y en ese sentido, una plataforma ciudadana puede hacer una buena labor", señala.

Los partidos suelen comportarse como sectas. En ese sentido, una plataforma ciudadana puede hacer una buena labor

Gorka Maneiro

Este desencanto lo confirma Félix Ovejero, uno de los impulsores del Movimiento Ciudadano. "En el momento en el que Ciudadanos se decanta por un espacio de centro derecha, el espacio de la izquierda crítica con el nacionalismo queda huérfano", resume el intelectual, que critica cómo "el márketing, la publicidad y la propaganda siguen primando sobre el compromiso público" adquirido en un primer momento por la formación de Rivera. "Mucha gente se ha sentido defraudada". 

El conflicto nacionalismo-izquierda

UPyD ha caído en la irrelevancia institucional y Ciudadanos se ha alejado de su esencia socialdemócrata inicial. Para Ovejero, las repercusiones son claras: no hay una formación que se enfrente al nacionalismo desde una óptica progresista. "Hay gente en Ciudadanos que ha sentido que no tenía un lugar donde intervenir, porque no lo va a hacer con la izquierda española, con un PSOE y con un Podemos que están dispuestos a defender los derechos forales", concreta.

El fundador de Ciudadanos, que asegura no comprender el volantazo ideológico del partido -"sería una estupidez querer cubrir el espacio político del PP"- ve incomprensible esta actitud de la izquierda española. "El nacionalismo comparte con otras ideologías profundamente reaccionarias, como el sexismo o la xenofobia, la idea de que un individuo, por ser distinto, ha de estar privado de algunos derechos, en este caso el derecho de ciudadanía. Se ha asumido el error de creer que hay algo que comprender, pero nadie buscaría esa comprensión con el sexismo o la xenofobia. Hay que combatirlo de frente. Llevamos toda la vida dando algo a cambio a los nacionalistas para obtener una pacificación circunstancial". 

Los líderes de UPyD y Ciudadanos se reunieron pero no llegaron a un acuerdo.
Los líderes de UPyD y Ciudadanos se reunieron pero no llegaron a un acuerdo. EFE

"No hay nadie enfrente de los nacionalistas que haga un discurso argumentado y pedagógico. Más allá de lo que nos quieren vender algunos, el nacionalismo no es una opción progresista, sino profundamente reaccionaria", coincide Maneiro. El exportavoz de UPyD también comparte el diagnóstico de Ovejero sobre el abrazo de Ciudadanos "a las tesis del liberalismo" y sobre su ocupación "del espacio de centro derecha". "Es una opción legítima, extraña, pero lo que está claro es que mucha gente no comparte esa decisión, al igual que muchos socialistas no comprenden que el PSOE no defienda la igualdad y la unidad de España", apunta.

La creación de la Plataforma Ahora ha sido bien recibida desde UPyD, que se alegra de contar con un movimiento programáticamente afín; mientras que desde la formación de Albert Rivera se limitan a mostrar su respeto hacia la iniciativa. "Respetamos que cualquier persona participe en la sociedad civil o en la política como estime oportuno, y no nos corresponde valorar nada más", concluyen desde el partido naranja.

Ovejero asegura no comprender el volantazo ideológico del partido de Rivera: "Sería una estupidez querer cubrir el espacio político del PP"

"Hace falta que haya gente preocupada por dar soluciones de futuro a este país. Nosotros lo hacemos desde otro marco, el político. Pero es bueno que haya un sitio donde se pueda opinar y debatir", explica el nuevo líder de UPyD, Cristiano Brown, que espera que la implicación en el proyecto de Maneiro -que sigue siendo miembro de la formación magenta- pueda ayudar a dar visibilidad al programa del partido, coincidente con el de la Plataforma Ahora en aspectos como la regeneración democrática o la defensa de la unidad de España.

Ya hay "muchos partidos políticos"

Conocidos los antecedentes de UPyD y Ciudadanos, no resultaría extraño que esta plataforma acabara desembocando en la creación de un partido político. Tanto Maneiro como Ovejero descartan, por ahora, esa posibilidad. "Hay muchos partidos políticos. En este momento preciso, es importante que haya una plataforma que sea capaz de sumar a gente que está defraudada y que desconfía de los políticos. Podemos hacer una labor que el resto no hace", apunta.

¿Cuál es, entonces, la ruta de acción que se plantea la Plataforma Ahora? Según explica el exportavoz de UPyD, su intención es reunir todos los apoyos posibles para condicionar el comportamiento de los partidos a la hora de aplicar, entre otras cosas, "reformas que siguen pendientes en España", como la de la ley electoral o la despolitización de la justicia.

Para Ovejero, ya existen "proyectos políticos" con perfil partidista. Entre los casos que menciona se encuentra el de Mejor Unidos, la corriente de Ciudadanos en Cataluña que reivindica volver a las esencias socialdemócratas de la formación liderada por Albert Rivera. "Aquí buscamos crear un lugar para la discusión y hacer la batalla de las ideas. ¿Que luego el proyecto cuaja? Pues a lo mejor cuaja si unos quieren e igual otros no, pero no le vamos a dar más consistencia porque no estamos en esa discusión", comenta el filósofo. La posibilidad, no obstante, parece quedar abierta si nos ceñimos a lo planteado públicamente por miembros de la plataforma. Porque, como defiende Savater en un artículo en la web de la plataforma, en caso de no haber alternativa, "tendremos que inventarla"


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba