Las bases del PP están rebotadas con Ciudadanos. Consideran que las críticas que vienen del partido de Rivera con relación a los últimos escándalos de corrupción como el caso Lezo, son excesivas, demasiado hirientes. Piensan y entienden que Ciudadanos ha de aprovechar el tema de la corrupción para seguir hacia arriba en los sondeos, que eso le funciona, que esa es su línea maestra ideológica. Pero consideran que han sido excesivos en determinadas palabras, determinadas descalificaciones; por ejemplo creen que han sido demasiado duros con Cristina Cifuentes.

En Génova tratan de calmar esta sensación: intentan recordar que Ciudadanos es el socio preferente con el que se puede contar a la hora de la verdad, por ejemplo, Presupuesto o en la estiba, bien reciente. Ciudadanos puede tener una pataleta infantil, pero hay que aguantarlos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba