Independencia de Cataluña La 'operación diálogo' de Sánchez también se tambalea

Los socialistas sólo mantienen atado el apoyo del PP a su comisión en el Congreso sobre el modelo territorial, con el escepticismo del resto de grupos y el aviso de nacionalistas y Podemos de que su participación peligra si hay 155.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, saluda a unos trabajadores durante su visita a las zonas afectadas por los incendios en Vigo.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, saluda a unos trabajadores durante su visita a las zonas afectadas por los incendios en Vigo. EFE

La gran apuesta del PSOE a favor del diálogo para resolver la crisis en Cataluña hace aguas y peligrará aún más si finalmente el Gobierno activa del todo en unos días el artículo 155 de la Constitución. Mientras los socialistas mantienen el entusiasmo sobre su comisión de estudio sobre el modelo territorial y ya han presentado su propuesta de temas a debatir, cunde el esceptismo en el resto de grupos: el PP mantiene su apoyo, pero Podemos y los nacionalistas lo cuestionan y advierten de que pueden no sentarse si hay 155.

Los socialistas llevaban meses defendiendo esta opción de negociación en el Congreso como vía para solucionar el conflicto catalán, sin recibir muchos aplausos del resto de grupos, pero en septiembre recibieron un espaldarazo del PP a favor de su puesta en marcha, en plena cuenta atrás para el 1-O.

El Gobierno, que ya vio fracasar su propia 'operación diálogo' con Cataluña, decidió tomarse en serio la propuesta del PSOE y agilizar los trámites para hacer un guiño a los independentistas y abrir una vía de solución antes de llegar al choque de trenes, a la que después se sumó con sus votos el partido morado. Ciudadanos se opuso a su creación, pero dijo que participaría, como también aseguraron PDeCaT y PNV.

Pero ahora, cuando se va a cumplir el plazo para que los grupos presenten la lista con los diputados que quieren que formen parte de la comisión, la propuesta se tambalea y, de esta manera, pone en entredicho la apuesta por el acuerdo del PSOE, que había propuesto que, una vez concluidos sus trabajos, en un plazo de seis meses, diera paso a otra comisión para reformar la Constitución. Éste fue el compromiso que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, arrancó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a cambio de apoyar con rotundidad la aplicación del artículo 155 de la Constitución si el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no renuncia claramente a la declaración de independencia.

El PSOE sigue empeñado en que presida el PNV

Ahora, la situación política y, en particular, la posibilidad de que el Ejecutivo dé luz verde definitiva a este artículo pone en riesgo los planes del PSOE, que sigue empeñado en que la comisión territorial arranque y que lo haga de la manera más plural. De hecho, mantiene su objetivo de que la presida el PNV, pese a que los nacionalistas vascos ya le dijeron hace semanas que no estaban por la labor.  

Y menos ahora. La formación jeltzale duda que esta comisión eche a andar si hay 155, como se prevé. Al PNV le cuesta negarse a participar en un foro de diálogo, aseguran fuentes de la formación, pero son totalmente escépticos a la oportunidad y las posibilidades de esta comisión ahora mismo. Ni se piensan la posibilidad de presidirla, una oferta que, recalcan, tampoco se les ha trasladado formalmente.

Sin embargo, el PSOE la mantiene. De hecho, en la reunión del Grupo Socialista de este martes, el secretario de Política Federal del Partido, Patxi López, lo volvió a defender, a puerta cerrada, en respuesta al diputado por Castellón Artemi Rallo, que abogó por que la comisión la presida un socialista. El exlehendakari subrayó la importancia de que el PNV ostente ese puesto e insistió en que debe ser una comisión plural.

Al PNV le cuesta negarse a participar en un foro de diálogo, pero son totalmente escépticos a la oportunidad y las posibilidades de esta comisión ahora mismo

Pero los nacionalistas vascos dan calabazas a esa oferta y, además, avisan de que el 155 puede afectar a la marcha de la comisión. Ayer, su portavoz en la Cámara Baja, Aitor Esteban, avisó de que aplicar el 155 "enturbiaría" la situación y "echaría por tierra" esos trabajos y la posterior reforma constitucional. 

Y no son los únicos que hacen este aviso. El planteamiento del PDeCaT es el mismo. Aunque en un principio mostraron su disposición a acudir, ahora fuentes de este partido aseguran que no participarían si el Gobierno pone en marcha el artículo 155. Cuando se anunció su creación, este partido avanzó su disposición a acudir al órgano para defender sus propuestas, pero en la actual situación, el panorama ha cambiado.

No es el caso de ERC, que desde el primer día dejó claro que no formaría parte de esa comisión territorial. Si la antigua Convergencia tampoco va, la comisión quedaría huérfana de los interlocutores catalanes con los que debatir una salida a la crisis territorial.

Mientras tanto, en Podemos tampoco la aplauden y adelantan que el próximo jueves tomarán una decisión sobre su presencia, una vez se conozca el desenlace del segundo requerimiento de Rajoy a Puigdemont. Por lo pronto, ya apuntan que sin los partidos catalanes, la propuesta de diálogo estaría totalmente coja, aunque admiten que es un debate necesario, porque va más allá de la crisis territorial. 

Si, al igual que ERC, la antigua Convergencia tampoco va, la comisión quedaría huérfana de los interlocutores catalanes con los que debatir una salida a la crisis territorial

Por su parte, el PSOE parece inasequible al desánimo y ayer presentó incluso una lista de seis temas a tratar en la comisión: balance del modelo autonómico, ordenación de competencias, nomenclatura de las comunidades autónomas, análisis de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña (cuyos puntos tumbados los socialistas apuestan por recuperar), financiación autonómica y autonomía local. 

Un guión que ya ha recibido las primeras críticas. Minutos después de anunciarse, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, avisó en Twitter de que sus diputados no se van a "dedicar como poder legislativo a deshacer sentencias firmes del Tribunal Constitucional".

El partido naranja de momento no va a presentar posibles temas de estudio, aunque sí tiene previsto cumplir con el registro de miembros, cuyo plazo termina el próximo lunes. Eso sí, ahora este asunto no está entre sus prioridades.

El PSOE sí lo tiene todo pensado. Además de la lista de temas, los socialistas confirmaron ayer todos sus nombres en esta comisión, en la que será portavoz la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra. Con ella, estarán Patxi López, como portavoz adjunto, así como Meritxell Batet, José Enrique Serrano, Susana Sumelzo, Gregorio Cámara, Pilar Cancela, Artemi Rallo y Sofía Hernanz.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba