Política

Golpe al PSOE: el PP frena ahora las expectativas de la reforma constitucional

Los 'populares' arrancan la comisión territorial impulsada por los socialistas enfriando el compromiso que el presidente del Gobierno adoptó con Pedro Sánchez a cambio de su apoyo al 155

Fernando Martínez-Maíllo (c), Rafael Hernando (d) y José Antonio Bermúdez de Castro.
Fernando Martínez-Maíllo (c), Rafael Hernando (d) y José Antonio Bermúdez de Castro. EFE

El PSOE ha recibido un jarro de agua fría nada más constituirse su comisión sobre el estudio del modelo autonómico, el primer paso con el que esperan que se abra camino la reforma de la Constitución que llevan pidiendo más de cuatro años. El PP no ha esperado ni que comiencen sus trabajos para advertir de que su objetivo de partida no es el mismo que el de la formación de Pedro Sánchez.

Los 'populares' han dado largas a la reforma de la Constitución que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se había comprometido a abrir ante Pedro Sánchez, a cambio de su apoyo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. El líder de los socialistas lo vendió como un gran éxito, al que se agarraron con fuerza sobre todo en el PSC.

Sin embargo, parece que ahora pierde fuerza. Minutos después de crearse la comisión territorial, que ha contado con el apoyo del PP, el portavoz 'popular' en este nuevo órgano, José Antonio Bermúdez de Castro, ha avisado de que la intención con la que se sientan es la de analizar el modelo autonómico, para ver sus éxitos y sus deficiencias, pero no quieren ir más allá: “No hemos venido aquí con la idea de reformar la Constitución, sino de modernizar el Estado autonómico”, ha dicho. 

Tanto Bermúdez de Castro como el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, han asegurado que su partido acude con “ánimo constructivo” a esta comisión y han llamado a los ausentes a que se sumen. El Congreso aprobó su constitución con los votos del PP y también han pactado con el PSOE la composición de su mesa, presidida por el socialista José Enrique Serrano.

Pero, nada más crearse, el portavoz del PP ha recalcado que el objetivo de su partido es “hablar del objeto de la comisión”, que no es otro que “la modernización del Estado autonómico” y, aunque ha defendido que no quieren adelantar las conclusiones a las que se pueden llegar después de seis meses de trabajo, ha advertido de que algunas de las mejoras que se pueden pactar, como el sistema de financiación, no necesitan una reforma de la Constitución.

Nada que ver con las expectativas del PSOE, que ve esta comisión como el escenario de partido para la reforma de la Constitución, en un plazo de seis meses. Así lo ha vuelto a defender la 'número dos' de los socialistas, Adriana Lastra, que será la portavoz, y que también ha insistido en que quienes no se han sumado todavía, deben hacerlo porque es su “obligación” buscar soluciones a los problemas de la ciudadanía.

Las largas del PP son el último revés a una comisión que ya nace coja: no han querido sumarse ni los nacionalistas catalanes y vascos ni Podemos. Además, Ciudadanos está a regañadientes: votó en contra de su creación y se ha incorporado con un perfil bajo y muchas dudas sobre su utilidad. Este miércoles, ha votado en blanco en la elección de los miembros de la mesa, de la que no forma parte.

Y una vez constituida, el secretario segundo de la Mesa del Congreso, Nacho Prendes, ha añadido más dudas a los objetivos del PSOE, al asegurar que la comisión puede ser un “obstáculo” a la reforma de la Constitución que ellos creen que necesita España. Porque siguen defendiendo que el PSOE ha planteado su iniciativa para intentar contentar a los independentistas, pese a que “ni siquiera ha servido para que comparezcan”.

Con todo, y aunque tienen “muy bajas expectativas”, el partido de Albert Rivera ha decidido estar en la comisión, según ha dicho Prendes, porque siente un “profundo respeto por las instituciones”.

Mientras tanto, quien sí se ha sumado a última hora ha sido el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, porque cree que la voz de los valencianos, a los que representa, no puede estar ausente de este debate y porque considera que “siempre hay que tender todos los puentes”, aunque discrepa de la manera en la que el Gobierno ha respondido a la crisis catalana. El artículo 155 de la Constitución ha sido la causa esgrimida por los nacionalistas y Podemos para quedarse fuera.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba