PODEMOS

Los errejonistas ven antidemocrático que Espinar conserve sus tres cargos

Los leales al número dos de Podemos, Íñigo Errejón, cuestionan la decisión tomada por la Comisión de Garantías del partido. Afirman que el veredicto "técnico" sienta un "mal precedente".

El senador Ramón Espinar interviene desde su escaño en la Cámara alta.
El senador Ramón Espinar interviene desde su escaño en la Cámara alta. Podemos Senado

La autorización de la Comisión de Garantías para que Ramón Espinar conserve sus tres cargos (senador, diputado autonómico y secretario general de Podemos en la Comunidad Madrid) reabre la brecha entre pablistas y errejonistas, que ven aquí una decisión antidemocrática. Este capítulo de la batalla por Madrid había quedado pendiente pese al desenlace de las primarias del pasado noviembre, en las que se impuso Espinar, tras la polémica por la venta de su piso de protección oficial, a la portavoz del Ayuntamiento capitalino, Rita Maestre.

Sin embargo, en la primera fase de aquel proceso de votación, la candidatura Adelante Podemos, integrada por los leales al número dos del partido, Íñigo Errejón, consiguió que sus propuestas vencieran en nueve de las once categorías en liza (un décimo documento fue consensuado y en el político-estratégico ganaron los de Espinar).  Uno de esos nueve textos redactado por la lista de Maestre y aprobado por la militancia defiende, en lo relativo a incompatibilidades, que siempre prevalecerá el criterio “una persona, dos cargos, con independencia de si éstos son internos o externos”, es decir, orgánicos o institucionales.

Pero este punto fue llevado a la Comisión de Garantías por el secretario de Organización estatal, Pablo Echenique, para verificar si los documentos salidos de dichas primarias se adaptan a los Estatutos del partido. Echenique fue propuesto el pasado marzo para dicho por el secretario general, Pablo Iglesias, tras el cese fulminante de Sergio Pascual, hombre de confianza de Errejón. En la Comisión de Garantías, los pablistas son mayoría. Dicho órgano de control aprobó el pasado 11 de noviembre una resolución según la cual el régimen de incompatibilidades será “reglamentado por el Consejo Ciudadano estatal, por lo que lo aquí dispuesto debe entenderse como una recomendación”, avanzó El Mundo. De este modo, la Comisión de Garantías restó trascendencia y vigencia al documento aprobado por las bases que obliga a Espinar a dejar uno de sus tres cargos.

Este veredicto “técnico” ha sido acogido con preocupación por los errejonistas, en tanto sienta, a su juicio, un “mal precedente”. La propia Maestre manifestó este jueves en su perfil oficial de Twitter que “respetar la democracia es respetar los documentos. Que la burocracia no rompa el espíritu de lo votado por la mayoría”, subrayó.

Por su parte, Espinar contestó en la misma red social que “trabajar por la gente” es “respetar la democracia también cuando no has ganado”. “Que Podemos hable más de propuestas y menos de sí mismo”, recomendó.

En la misma línea que Maestre se pronunció el responsable de Cultura y Formación de Podemos, Jorge Lago. A través de su cuenta de Telegram, el director del Instituto 25-M Democracia consideró que “no es acertado que ni positivo (…) contravenir una decisión mayoritariamente respaldada por los y las inscritas madrileñas como la de no acumular más de dos cargos”. Y “menos aún –prosiguió- arguyendo que hay algo por encima de la voluntad democrática expresada en procesos constituyentes internos como son las Asambleas ciudadanas”.

Ahora mismo la legitimidad democrática choca con una Comisión de Garantías que desoye y aplica ‘recomendaciones’ de manera arbitraria

Jorge Moruno, responsable de discurso de Podemos

Para Lago, “si el conjunto de los y las madrileñas no respaldaron que los cargos de Podemos puedan acumular más de dos cargos, no creo que sea necesaria una decisión técnica (siempre interpretable y discutible) que contravenga ese deseo para que la cumplamos todos los representantes de Podemos”.

De este modo, insistió en que “escudarse en razones técnicas para no cumplir con el deseo democrático de la mayoría de votantes sienta un mal precedente. Hacia dentro y hacia fuera”, apostilló.

"No es la primera vez"

Muy similar fue la reflexión, tras conocer el fallo de la Comisión de Garantías, del responsable de discurso de Podemos y mano derecha de Errejón, Jorge Moruno. En su opinión, “ahora mismo la legitimidad democrática choca con una Comisión de Garantías que desoye y aplica ‘recomendaciones’ de manera arbitraria”. Además, Moruno recalcó también en Telegram que “no es la primera vez” que esto ocurre. “Cuando la voluntad popular se contradice con las normas, lo que debe cambiar son las normas, no la voluntad popular”, advirtió.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba