Referéndum en Cataluña Los alcaldes del PSC se plantan ante la "intimidación" y "amenazas" de Puigdemont

Los 122 alcaldes socialistas en Cataluña suscriben un manifiesto contra "el referéndum ilegal" y las presiones de la Generalitat, a quien acusan de señalar a los Ayuntamientos para "ocultar sus debilidades políticas y organizativas"

Núria Marín, Àngel Ros, Miquel Iceta y Núria Parlon
Núria Marín, Àngel Ros, Miquel Iceta y Núria Parlon EFE

"Ni podemos ni queremos callar, ni mucho menos ocultarnos". Los alcaldes socialistas catalanes dan un paso al frente para denunciar las "intimidaciones" de los últimos días para que colaboren con un referéndum que el PSC considera "ilegal" y con el que ya han dicho que no va a participar: los 122 primeros ediles de este partido y sus concejales de otras más de 200 ciudades y pueblos han suscrito un manifiesto en el que denuncian las coacciones del bloque independentista y aseguran que no van a silenciar a todos los catalanes que "no se sienten representados por un Govern radicalizado, hiperexcitado y a la deriva". 

El manifiesto se ha presentado durante la reunión del Consejo Municipal del PSC en Santa Coloma de Gramanet, una cita a la que han acudido el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ya ha declarado que sus compañeros en Cataluña tienen todo el apoyo, y todo el "reconocimiento", de su partido en su "comportamiento ejemplar" en respuesta al pulso de los independentistas. 

Lo ha vuelto a hacer en esta localidad barcelonesa, donde ha subrayado que la causa que defienden los socialistas catalanes "es la justa, en defensa de las instituciones y de la legalidad catalana y en defensa de la convivencia" en Cataluña. "La razón está de vuestro lado", les ha dicho.

Un PSC unido frente al "referéndum ilegal"

En las últimas horas, algunos alcaldes del PSC han levantado la voz para denunciar las presionescomo hizo la primer edil de L'Hospitalet, Núria Marin, en la celebración institucional de la Diada ante el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pero ahora han lanzado un mensaje unido para dejar clara su posición.

"En los últimos días hemos visto cómo se nos presionaba, se nos señalaba con el dedo, se nos insultaba e incluso se nos amenazaba por nuestro posicionamiento hacia el 'referéndum' ilegal del 1 de octubre que impulsan las formaciones políticas Junts pel Sí y la CUP a través del Gobierno de la Generalitat".

Así empieza el manifiesto en el que los alcaldes dejan claro que, desde la lealtad institucional al ayuntamiento y al gobierno, ellos están con Cataluña y "la democracia" y denuncian que son "exclusivamente" la Generalitat y las formaciones políticas y entidades que les han dado apoyo quienes impulsan el "'referéndum' ilegal", las movilizaciones que lo acompañan y la desobediencia a las leyes, a la justicia y a los fundamentos y valores de las democracias europeas y occidentales.

El bloque independentista, denuncian, ha escogido "un camino extremista y de radicalización con el que pretenden arrastrar a todo el país" y ahora pretenden "ocultar sus debilidades políticas y organizativas" y difuminar sus responsabilidades traspasando a los ayuntamientos gran parte de los preparativos del 1-O, para "culpabilizar hipócritamente a quienes han decidido cumplir la ley". 

Pero, por encima de esto, subrayan que este bloque está "más pendiente de preparar las cercanas elecciones" en Cataluña que "de buscar una salida democrática, razonable, justa y digna a las legítimas aspiraciones de gran parte de la sociedad catalana".

Buscar una salida

Por su parte, los regidores socialistas aseguran que no se van a callar ante los independentistas y que van a seguir buscando una salida al problema de fondo a través del proyecto político que defiende su partido, y qué se basa en "el diálogo, la negociación y el pacto para superar la crisis institucional", y que lo harán "garantizando la seguridad y la libertad de los municipios y gobernando democráticamente, con responsabilidad y rigor", convencidos de que la catalana es una "sociedad plural".

Su objetivo es seguir luchando "dentro de las instituciones" para cambiar las leyes, para echar democráticamente al PP del Gobierno de España y para transformarla en un Estado federal que reconozca su plurinacionalidad", a través de una reforma constitucional que haga posible "un encaje justo y generoso para la nación catalana y que garantice solidariamente la fiscalidad, las inversiones y los servicios que aseguren el progreso de Cataluña y el bienestar y la justicia social". 

Después de oponerse en el Parlament a la aprobación de las leyes con la que los independentistas pretenden dar cobertura al referéndum, y que ya han sido anuladas por el Tribunal Constitucional, el PSC se ha centrado en avisar a los catalanes de que esa votación no es legal ni tiene ninguna garantía, mientras se mantiene firme en su negativa a colaborar con el 1-O. En ambas cosas tiene todo el apoyo del PSOE.

Así lo ha vuelto a dejar claro este martes su secretario general, que ha vuelto a mostrar una total sintonía con el PSC. Ante él, la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlón, y el teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, han reiterado que van a defender a las instituciones y han denunciado las coacciones de los independentistas. "Hemos llegado allí donde el Govern no ha querido llegar durante la crisis. No merecemos esta presión por no romper con la ley", ha denunciado Parlon. 

"Ya tenemos pintadas y amenazas"

Y también lo ha denunciado Iceta, que ha cargado contra Puigdemont por "inconsciente, temerario e irresponsable" por alentar esos insultos y presiones que están sufriendo, ha dicho, muchos socialistas. "Dejad en paz a los alcaldes", ha clamado.

El líder el PSC ha denunciado que ya se están produciendo "pintadas, insultos y amenazas" contra ayuntamientos y sedes socialistas, muchos a través de las redes sociales, y de los que ya tienen toda una "colección".

"Intentos de intimación" en Mataró; fotos de concejales socialistas "con una soga para colgarlos" en Tarragona; amenazas con "palizas" en Bagà (Barcelona) y tuits muy ofensivos, como el que ha leído que recibió la alcaldesa de Santa Coloma, llamándola "charnega de mierda" y pidiéndole que se fuera de Cataluña, porque no quieren "muertos de hambre". "De estos polvos estos lodos, no es aceptable. No lo permitiremos de ninguna de las maneras", ha avisado.

Iceta ha recalcado que los alcaldes del PSC "no han cometido ningún delito, trabajan para los ciudadanos y no merecen insultos" como los que están recibiendo: "Nada justifica la amenaza a un cargo electo y menos si ha sido azuzada por el presidente de Cataluña".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba