Artículo 155 Soraya Sáenz de Santamaría, ‘presidenta’ interina de Cataluña

La vicepresidenta de Gobierno va a concentrar la coordinación de todas las competencias de las consejerías catalanas repartidas ahora por los ministerios.

La vicepresidenta de Gobierno, Soraya Sánz de Santamaría, en el Senado.
La vicepresidenta de Gobierno, Soraya Sánz de Santamaría, en el Senado. EFE

Durante los próximos 54 días, hasta las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña, y el tiempo que luego se tarde en constituir el futuro gobierno de la Generalitat, la presidenta interina será Soraya Sáenz de Santamaría.

Así se desprende de los decretos de ceses de Carles Puigdemont y su gobierno, y reparto provisional de funciones, que publica este sábado el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El boletín da cuenta, además, de una decisión de la que este viernes no informó el presidente Mariano Rajoy en la rueda de prensa: la supresión de la Comisión especial sobre la violación de derechos fundamentales en Cataluña, organismo creado por el Parlament de mayoría secesionista ahora disuelto, para investigar las cargas policiales en el referéndum ilegal del 1 de octubre que acabaron con cientos de heridos.

La creación de esta Comisión ya había sido impugnada el Consejo de Ministros del pasado día 20, lo que hace ahora es no esperar a la decisión del Tribunal Constitucional, sino suprimirla directamente.

Por su parte, Sáenz de Santamaría va a concentrar la coordinación de todas las competencias de las consejerías catalanas repartidas ahora por los ministerios. Aunque formalmente Rajoy asume las funciones de Puigdemont, delega así en la vicepresidenta del Gobierno todo el poder autonómico tras tomar la decisión trascendental de convocar a las urnas en esa comunidad el 21-D.

Y una de esas funciones es la de controlar el ya famoso Cesicat, organismo de control de seguridad creado por Puigdemont para desarrollar la ilegal República catalana.

Gran parte de ese poder paralelo al propiamente autonómico ya ha 'caído' porque los decretos publicados esta madrugada en el BOE disponen la extinción de Diplocat. Esta era la red creada por el exconseller de Exteriores, Raül Romeva, para buscar apoyos a la declaración de independencia; y se ha cesado a los delegados del Govern en Madrid, Ferran Mascarell, y Bruselas, Amadeu Altafaj.

A partir de ahora, cada ministro se hará cargo de las funciones del que era consejero del ramo. Un ejemplo: Cristóbal Montoro será quien lleve la Hacienda Catalana y Juan Ignacio Zoido, además de responsable de los Mossos d'Esquadra -esta madrugada ha destituido al Major Josep Lluís Trapero- va a ser quien organice la jornada electoral del 21-D.

Será, además, el Consejo de Ministros el Consell de Govern provisional de Cataluña. Según el decreto, el Ejecutivo provisional catalán está obligado a gobernar “asegurando la neutralidad institucional, de forma que el interés general de los catalanes sea, en todo caso, el principio rector de sus responsables públicos por encima de los intereses políticos”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba