PSOE Pedro Sánchez propone a Margarita Robles para la Portavocía en el Congreso

El secretario general del PSOE elige para ser su voz en la Cámara Baja a la exmagistrada, que no es militante y que fue su fichaje estrella en las elecciones del 26J

Pedro Sánchez propone a Margarita Robles para la Portavocía en el Congreso
Pedro Sánchez propone a Margarita Robles para la Portavocía en el Congreso Javier Martínez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quiere que la juez en excedencia Margarita Robles sea la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados. Según fuentes de su equipo, ésta será la propuesta que llevará mañana lunes a la primera reunión de su Ejecutiva federal en Ferraz y, después, al Grupo Parlamentario Socialista.

Finalmente, Sánchez se ha inclinado por la que fue su fichaje estrella en las elecciones del 26 de junio y, salvo cambio de última hora, será su propuesta a los diputados socialistas. Robles, que fue secretaria de Estado de Interior con Felipe González, dejó el Tribunal Supremo para volver a la política como número dos del secretario general del PSOE por Madrid.

Y desde entonces, se ha mantenido en el círculo más próximo de Sánchez. Así continuó siendo después del Comité Federal del 1 de octubre, que acabó con la dimisión del líder del partido y, después con la decisión de la Gestora de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy.

Robles, que no es militante, desoyó el mandato del Comité Federal y la directriz del Grupo Socialista y rompió la disciplina, votando 'no' a Rajoy junto a otros 14 diputados de su bancada, por lo que fue multada. Después, ha seguido siendo una voz clara a favor de Pedro Sánchez desde el Congreso de los Diputados y en los actos de la campaña que le ha llevado de nuevo a la Secretaría General.

La juez en excedencia ha estado este fin de semana en el 39 Congreso del partido, en el que la gran incógnita era quién ocuparía la portavocía en la Cámara Baja. En un principio, se barajó que ese puesto recaería en la diputada asturiana Adriana Lastra que, junto al valenciano José Luis Ábalos, coordinó la campaña de Sánchez.

Ábalos fue nombrado portavoz de manera provisional en sustitución de Antonio Hernando, que dimitió la misma noche de las primarias, y las quinielas para sustituirle de manera definitiva aparecían encabezadas por Lastra, que ha sido nombrada vicesecretaria general del PSOE.

Sin embargo, en los últimos días empezaron a tomar fuerza otros nombres, ya que Lastra prefería dedicar todos sus esfuerzos a su labor en Ferraz. En ese momento, Margarita Robles y la catalana Meritxell Batet parecían las opciones más probables. Y, finalmente, aunque hasta este domingo algunos miembros del equipo de Sánchez defendían que debía asumir ese cargo la 'número dos' del PSOE, el secretario general se lo ha ofrecido a la juez, que no será la primera independiente en ocupar este cargo. Ya lo tuvo también el exministro fallecido José Antonio Alonso, sin carnet del partido.

Por eso, y si no hay ninguna sorpresa, será su propuesta en la reunión de este lunes, la primera de su nueva dirección. Ante los 48 miembros que le acompañan en la Ejecutiva en esta nueva etapa, Sánchez presentará los nombres de la nueva dirección de su Grupo Parlamentario en el Congreso, el Senado y el Parlamento europeo.

En la Eurocámara, se da por seguro que volverá a la Portavocía Iratxe García, miembro de la dirección como secretaria ejecutiva para la Unión Europea, cartera que ya llevó en la primera etapa de Sánchez. García fue relevada como portavoz tras la dimisión de Sánchez y la llegada de la Gestora, que situó al frente de los eurodiputados socialistas al exministro Ramón Jáuregui.

Mientras tanto, en el Senado todo indica que será Ander García el portavoz. También se barajaba el nombre de María Luisa Carcedo, que ha entrado en la Ejecutiva, para sustituir al expresidente Vicente Álvarez Areces, que fue nombrado por la Gestora. Entonces, sustituyó a Óscar López, que ahora, después de haber formado parte de la candidatura de Patxi López, no tiene ninguna opción de volver.

El Congreso fue la única cámara en la que la dimisión de Sánchez no provocó cambios en la portavocía: la mantuvo Antonio Hernando, lo que significó el alejamiento definitivo con Pedro Sánchez, su antiguo amigo y compañero de años. Hernando dimitió la noche del 21 de mayo, si bien después se vio con el secretario general y acordaron que seguiría en la dirección hasta que se pongan en marcha todos los cambios.

Su marcha llevó a Ábalos a la portavocía de manera provisional, un cargo que, pese a su fecha de caducidad, tenía un encargo importante: la defensa de la posición del PSOE en el debate de la moción de censura de Podemos contra Mariano Rajoy. La intervención del ya secretario de Organización del PSOE le valió el aplauso unánime de todos los diputados de su grupo, lo que hizo que algunos defendieran que debería continuar en el puesto.

Los cambios en las direcciones será más amplios. Por ejemplo, se da por seguro el relevo del 'número dos' en el Congreso, el malagueño Miguel Angel Heredia. En plena campaña, se hizo pública una conversación con militantes en la que, entre a otras personas, criticaba a Margarita Robles.

La formalidad de estos nombramientos hace que primero Sánchez tenga que llevarlo a su Ejecutiva y después al Grupo Parlamentario. Tal y como han reiterado en los últimos días algunos diputados socialistas, "Ferraz propone y el Grupo dispone".  

Los diputados alejados del 'pedrismo' esperaban un perfil "moderado" para la portavocía. Por eso, no les gustaba la idea de que recayera en Adriana Lastra, ya que creen que tiene más vehemencia que mano izquierda. Y apuntaban a Meritxell Batet -que fue la 'número dos' de Sánchez en las elecciones del 20 de diciembre- como la persona que podía generar más consenso. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba