Cataluña Puigdemont se enfrenta al Rey y eleva el tono del desafío independentista

El presidente de la Generalitat reprocha al monarca "haber decepcionado a mucha gente en Cataluña" y asegura que su propósito de llevar al pueblo catalán a la independencia "hoy está mas cerca que ayer".

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha reprochado al rey Felipe VI haber "perdido la oportunidad de dirigirse a todos los ciudadanos a quien debe la Corona" en su discurso de este martes. "Así no", le ha espetado en un pronunciamiento institucional emitido en televisión desde el Palau de la Generalitat. "Con su decisión de ayer usted decepcionó a mucha gente en Cataluña que le aprecia", ha dicho dirigiéndose directamente al monarca.

Lo ha hecho justo 24 horas después de que Felipe VI pronunciase la primera alocución extraordinaria de su reinado ante la gravedad alcanzada por la crisis catalana. En ella acusó al Govern de haber adoptado una "deslealtad inadmisible" y una "conducta irresponsable". Por su parte, el mandatario catalán le ha afeado que haya "aceptado asumir un rol inadecuado que busca allanar las decisiones del Gobierno Rajoy, catastróficas para Cataluña".

En su arenga contra el Felipe VI también le ha echado en cara que haya dejado de lado su "papel moderador" para "ignorar deliberadamente a los que han sido victimas de una violencia policial que ha sobrecogido los corazones de medio mundo". "Una represión sin precedentes", ha clamado en relación a las cargas policiales llevadas a cabo el pasado domingo para impedir la celebración del referéndum ilegal convocado por el propio Puigdemont.

El jefe del Ejecutivo catalán ha insistido en mostrar su disposición a "emprender un proceso de mediación" para solucionar el conflicto abierto, al que se ya ha sumado Pablo Iglesias. Un apoyo frente al Gobierno buscado también en la Unión Europa y hasta en la Iglesia. 

Acto seguido ha cambiado el tono conciliador para mantener encendida unos días más la llama que ha prendido en la calle. "Lo que vamos a hacer es algo que otros muchos pueblos ya han hecho" ha dicho para asegurar después que "hoy tenemos más cerca que ayer nuestro deseo histórico". Todo ello en una escenografía sobria pero en la que se podía adivinar una puerta abierta al fondo.

"Ayer dimos un ejemplo con el seguimiento del paro general y en los siguientes días enseñaremos la mejor cara de nuestro país cuando las instituciones catalanes tengan que aplicar el resultado del referéndum", ha enfatizado el mismo día en el que se ha fijado la fecha del pleno en el que la CUP quiere que declare la independencia unilateral de Cataluña.

"No sabéis la admiración que como pueblo estamos recogiendo en todo el mundo", ha dicho Puigdemont en un discurso de ocho minutos en el que, a diferencia del rey, ha pronunciado unas cuantas frases en castellano. En ellas ha reclamado a las autoridades españolas que expliquen "mejor lo que ocurre en Cataluña, con visiones más ponderadas para entender un problema político complejo".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba