Política

Las cuatro mentiras de Monedero en la comisión de investigación del Senado

El cofundador de Podemos esgrime que sólo trabajó seis meses para el Gobierno de Venezuela cuando, en realidad, lo hizo por un periodo de al menos nueve años 

Juan Carlos Monedero, exsecretario de Programa de Podemos, en el Senado.
Juan Carlos Monedero, exsecretario de Programa de Podemos, en el Senado. EFE

El cofundador y exsecretario de Programa de Podemos, Juan Carlos Monedero, estaba obligado por ley a decir la verdad en la comisión de investigación de este lunes en el Senado. Sin embargo, el profesor de Ciencia Política ha realizado diversas manifestaciones que no se ajustan en absoluto a la realidad. En el PP, según fuentes parlamentarias, ya estudian al detalle las actas taquigráficas para comprobar si Monedero ha incurrido en delito de falso testimonio, conforme a lo cual emprenderían las acciones legales oportunas ante la Fiscalía. El exdirigente de Podemos y todavía asesor de Pablo Iglesias ha caído en al menos cuatro mentiras, según ha podido contrastar este diario.

1.-Trabajó como mínimo nueve años para el Gobierno de Venezuela. A pregunta del portavoz del PP, Luis Aznar, sobre cuánto tiempo trabajó para el Ejecutivo bolivariano, Monedero ha contestado que sólo recibió remuneración de Caracas "tres meses en 2004" y luego otros tres meses en 2005 "a través de un acuerdo con Naciones Unidas donde había un contrato de colaboración". El resto, ha dicho, fueron "colaboraciones gratuitas", en las que el Gobierno venezolano pagaba sus gastos y dietas, pagos que recibía a través de la empresa Caja de Resistencia Motiva 2 que él había creado.

Así, ha negado que estuviera al servicio de Venezuela durante nueve años. "Después, el grueso de las colaboraciones no eran contractuales. Entiendo que se le pueda hacer extraño que la gente quiera colaborar con proyectos políticos en los cuales uno cree, pero muchas veces la gente hace eso, colabora gratuitamente", ha manifestado.

Sin embargo, en una entrevista en el diario El País en marzo de 2013, Monedero es presentado como "asesor político" del expresidente venezolano Hugo Chávez "desde el año 2004". De esta entrevista se hizo eco tal cual la embajada de Venezuela en España a través de su página web.

Monedero se ha referido con esos "tres meses de 2004" al tiempo que estuvo despachando desde el mismo Palacio de Miraflores, sede de la Presidencia venezolana, según declaró Víctor Álvarez, exministro de Industria, al diario El Nacional en 2015.  Pero poco después, Monedero también participó en la creación del Centro Internacional Miranda (CIM), laboratorio de ideas controlado por el Gobierno bolivariano que inició su actividad en enero de 2005.

Tal y como publicó El Nacional, en la memoria y cuenta del CIM de 2008 y 2010 aparece Monedero como "unidad ejecutora o responsable" de tres registros presupuestarios que revelan el uso de 10.542.730 bolívares para este programa, 3.485.052 dólares al cambio oficial de cada año; 2,15 en 2008 y 4,30 en 2010. Un 51,3% se ejecutó para "gastos de personal", un 8,7% para "materiales, suministros y mercancía", un 38,6% para "servicios no personales" y un 1,3% para otros gastos, recogió el rotativo.

Según el currículum que aparece en la página web oficial de Juan Carlos Monedero, ha sido "responsable de Formación del Centro Internacional Miranda de Caracas", donde dirigía el "Diploma de Gobierno y Poder Ciudadano de formación de cuadros técnicos y políticos, con vistas a aumentar la capacidad institucional y política de los servidores públicos en Venezuela y Ecuador".

Monedero trató este lunes de desvincular su trabajo para el CIM del que realizó para la Presidencia venezolana. En realidad, dicho centro también estaba al servicio del Ejecutivo bolivariano, que lo financiaba con dinero público. El CIM quedó oficialmente establecido mediante Decreto Presidencial Nº 3.818, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 38.245 de fecha 8 de agosto de 2005, adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior.

2.-Fue asesor presidencial de Hugo Chávez. Monedero ha negado que trabajara directamente para Chávez y sólo ha admitido haberlo hecho para el Gobierno venezolano durante seis meses. Sin embargo, el diario El Nacional también publicó como el exministro de Industria Victor Álvarez, en declaraciones a dicho periódico, indicó que Monedero "era esclavo del trabajo y no tenía mucho tiempo para entretenerse, tanto que terminó con remordimiento por no haber ido más al interior del país. Haiman el Troudi (luego ministro de Transporte Terrestre) dirigía el Despacho de la Presidencia y servía de interlocutor entre Chávez y el equipo de Monedero. Cualquier apoyo que necesitara, el presidente lo pedía a través de él”, reveló Álvarez.

Este asesoramiento directo a Chávez habría sido compatibilizado con su labor en la Centro Internacional Miranda entre 2005 y 2010. Este último año, tal y como publicó Abc en 2015, Monedero sacó de Venezuela 35.000 euros al cambio (unos 250.000 bolívares) como "remisión de honorarios profesionales a mi país de origen, producto de las asesorías realizadas bajo la dirección del Gobierno Nacional".

3.-Quiso comprar Canal 33 por 200.000 euros. Monedero también ha negado que tratara de comprar con dinero procedente de Venezuela el Canal 33 de Madrid, en el que junto al ahora secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, comenzó a emitir el programa de La Tuerka en 2012. "Ojalá pudiera comprar yo un canal", ha asegurado Monedero, quien ha explicado que lo que Iglesias y él buscaban cuando el director del Canal 33, Enrique Riobóo, les dijo que quería vender el canal, era "ganar tiempo" para poder seguir emitiendo su programa.

El confundador de Podemos ha sostenido que de ahí, de hablar con Riobóo sobre el hecho que el canal estaba a venta, a querer comprarlo formalmente había un abismo. Según Monedero, nunca hablaron de formalizar "ningún tipo de compra". Sin embargo, el propio Riobóo, que ha comparecido en la Comisión antes que Monedero, ha declarado que él hizo una tasación de Canal 33 en 1,2 millones de euros y que les planteó esa cifra a Iglesias y Monedero. Riobóo, que conserva correos electrónicos de aquella época, ha manifestado en sede parlamentaria (obligado, por tanto, a decir la verdad) que Monedero viajó entonces a Venezuela en busca de dinero y que el Gobierno bolivariano "sólo le prometía 200.000 euros". "Les dije que con esto no podíamos realizar la operación y que intentaran conseguir patrocinio", ha apuntado el director y propietario del Canal 33, que mantuvo multitud de reuniones con Iglesias y Monedero. Fue entonces cuando, según su relato, el actual líder de Podemos consiguió el patrocinio de Hispan TV, de canal iraní.

4.-Monedero es dinamizador del Celag. El compareciente ha tratado de desvincularse del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), el laboratorio heredero del Centro de Estudios Políticos y Sociales (Ceps), fundación a la que el Ejecutivo de Venezuelapagó 7,2 millones de euros para promover en España "cambios afines al Gobierno bolivariano". 

"Sé que consto en un comité honorífico", pero "no tengo ningún trabajo con el Celag", ha afirmado el cofundador de Podemos en la comisión de investigación del Senado. Sin embargo, Monedero sí que realiza un trabajo no remunerado de dinamizador de este centro. El pasado mayo, sin ir más lejos, invitaba en las redes sociales a participar en un seminario virtual organizado por el Celag con el título "Mirar la coyuntura latinoamericana: herramientas de análisis político". Monedero hizo tal emplazamiento en un vídeo grabado exclusivamente para este centro, que se encargó de difundirlo a través de sus cuentas oficiales.

En noviembre de 2015, el Gobierno de Nicolás Maduro, a través de la Escuela de Planificación (EVP), recurrió al Celag con el propósito de poner en marcha un 'Observatorio político' para frenar a la "nueva derecha" en Latinoamérica.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba