Independencia de Cataluña

Moncloa responderá con firmeza al 'chantaje ' de Puigdemont

Rajoy evitó responder a la oferta-chantaje de diálogo lanzado por Puigdemont en una jornada que se pretendía histórica y concluyó en galimatías.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una entrevista reciente con la agencia Efe.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una entrevista reciente con la agencia Efe. EFE

“Puigdemont ha sumido a su comunidad en el mayor nivel de incertidumbre”, señaló la vicepresidenta del Gobierno en la valoración de la jornada vivida este martes en el Parlament. Su tono sonó a enormemente firme. Anuncio quizás de la adopción de medidas drásticas, como el artículo 155.

“Puigdemont actúa como alguien quien no sabe donde está, ni lo que hacer, ni donde quiere ir”. Añadió luego que “no puede dar validez a la ley del Referéndum. La Generalitat no puede asumir el 1-O. No es aceptable que en el Parlament se constate que los catalanes desean un estado independiente en forma de república”.

Despojó de todo tipo de validez a lo anunciado por el ‘president’. “Puigdemont no puede sacar consecuencias de una ley de referéndum que no existe y de una consulta que no ha existido. Puigdemont no puede pretender tampoco imponer condiciones. El dialogo entre demócratas se hace dentro de la ley”.

Deslizó luego que Rajoy mantiene encuentros con líderes políticos para adoptar las decisiones que se crean convenientes. No hubo preguntas ni se entró en detalles. El presidente quiere el “máximo consenso” para adoptar esas medidas.

El presidente guarda silencio

Rajoy no compareció tras el ‘DUI ‘interruptus’ lanzado por Puigdemont en una jornada que se pensaba histórica. Lo hará posiblemente este miércoles en el Congreso. Ha convocado consejo de ministros extraordinario para esta mañana. Quizás se adopten medidas drásticas, y se hablaba de nuevo del artículo 155. Rajoy ecibió a Pedro Sánchez en Moncloa, convertido en su fiel aliado. Compareció en su lugar la vicepresidenta Sáenz de Santamaría quien respondió al chantaje de la Generalitat.

Firmeza y serenidad eran las palabras que más se escuchaban en círculo de Moncloa tras la singular intervención de Puigdemont. Algunas versiones menos amables hablaban de ‘tomadura de pelo’ por parte del ‘president’, que ha secuestrado a un Parlamento, a todas las fuerzas políticas y al pueblo español. “Locura, disparate y despropósito”, se ha calificado también la burla de esta sesión que se pretendía histórica y que ha concluido en enormes interrogantes. Declaración de independencia ha habido pero sin concretarse luego en nada concreto, tan sólo un lapso de ‘unas semanas’ a la espera de intermediación. “Puigdemont ha esquivado el 155”, señalaban estas fuentes

Alivio tras las largas jornadas de tensión y de angustia se respira en círculos del Gobierno. La Justicia sigue su actuación sobre todo lo que ha ocurrido en Cataluña en los últimos días. El ministro de Justicia hablaba en la tarde del martes de ‘no declaración’ de independencia basada en una ‘no ley del referéndum’ y en una ‘no consulta’.

Los efectos de la singular sesión parlamentaria y del sinuoso discurso del ‘president’ han sido, por el momento, de una firmeza algo impostada, a la espera de medidas concretas por parte del Ejecutivo. Algunas versiones no oficiales hablaban de que la ‘paciencia’ de Rajoy ha conseguido, de momento, evitar el gran órdago secesionista.  “El presidente de la Generalitat se cree hoy el más listo de todos”, decía Andrea Levy, quien aseguraba que “desde el gobierno de España habrá una reacción a la medida de lo que ha sucedido” .

Tras escuchar al 'president', en Moncloa se anunciaba una reacción  de firmeza. "Ha sido una declaración implícita que luego se deja en suspenso en forma explícita", señalan estas fuentes. El desafío de Puigdemont se considera un chantaje inadmisible, una imposición de diálogo sin sentido. "Nada hay que negociar con quien está fuera de la ley", repiten en fuentes del Gobierno.

Por su parte, según fuentes del PSOE Pedro Sánchez ha salido para Moncloa a las 21.45 tras haber sido convocado de urgencia por el Gobierno.

Rajoy está decidido a asistir al desfile del 12 de Octubre sin miedo a ser acusado de 'traidor' o de 'cobarde'. Puigdemont, de momento, no ha llegado hasta el final. Ha proclamado la independencia en la Cámara de Cataluña, lo que jurídicamente puede acarrear consecuencias, según estas fuentes. "Quienes de verdad están enojados son los más radicales, incendian las redes, la CUP no ha aplaudido la intervención de Puigdemont y sus juventudes se han revuelto contra la Generalitat", mencionan estas fuentes. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba