Independencia de Cataluña JxSí apunta a la independencia de Cataluña este viernes en el Parlament

El grupo que sostiene al Govern dice que el Parlament marcará este viernes "un nuevo rumbo para Cataluña". El PP y el PSC invitaron a Puigdemont a acudir al Senado a las 10 de la mañana. El 'president' decidió no intervenir en el debate la tarde de este jueves.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont (d) y el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras .
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont (d) y el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras . EFE

"Mañana (este viernes) acabaremos fijando el rumbo de nuestro país ante el 155, una agresión al pueblo de Cataluña del Gobierno, que quiere imponer su Constitución y la unidad de España con sangre y miedo". Son las palabras pronunciadas por el portavoz de la coalición electoral de JxSí, Lluís Corominas, apenas una hora después de que el presidente Carles Puigdemont anunciase su renuncia a convocar elecciones anticipadas en Cataluña y que dejaba en manos del Parlament la declaración de independencia.

De esta forma, dijo Corominas, se dará continuidad "al mandato del pueblo de Cataluña" en la consulta ilegal del 1 de octubre. Fue precisamente el diputado independentista el que abrió y cerró el turno de intervenciones en el pleno monográfico convocado este jueves para debatir las consecuencias políticas de la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Ejecutivo y en el que Puigdemont decidió no hacer uso de la palabra. 

Nadie es capaz de asegurar qué ocurrirá este viernes en la Camara catalana. Por lo pronto, los grupos políticos podrán presentar las propuestas de resolución hasta las 10:30 horas y las transaccionales hasta las 11:15 horas. JxSí y la CUP plantearon anoche que hubiese varias propuestas, aunque está en el aire si estas deben incluir una declaración formal o deben servir únicamente para levantar la suspensión de la que pronunció Puigdemont el pasado día 10.

En cualquier caso, al mediodía se retomará la sesión plenaria y, a partir de ahí, se votarán las propuestas en una jornada que se antoja larga. Con toda probabilidad, los grupos de la oposición intentarán frenar esos textos como ocurrió en las sesiones del 6 y 7 de septiembre.

Una de las posibilidades es que el voto de las resoluciones sea secreto para intentar evitar las consecuencias penales. No hay que perder de vista que cuatro, cinco o hasta seis diputados de JxSí no estarían dispuestos a votar una declaración unilateral de independencia (DUI), aunque un par de ellos de Catalunya Sí que es Pot (CSQP) podrían votar a favor. Así las cosas, el bloque independentista obtendría más votos que el constitucionalista.

Por su parte,la presidenta Carme Forcadell tampoco es partidaria de una votación que pueda traer más problemas legales, a los que ya tiene planteados. Corominas, el portavoz de JxSí, concluyó su intervención de anoche pidiendo, en cualquier caso, que "el Parlament rechace el 155 para cumplir el mandato del 1-O y empezar un proceso constituyente", lo cual deja todas las opciones abiertas. 

Todo ello se hará en paralelo a la sesión del Senado que comienza a las diez de la mañana y que debe autorizar de forma definitiva el 155. Por lo pronto, el Parque de la Ciutadella ya está acordonado por los Mossos d'Esquadra y las entidades soberanistas han llamado a concentrase en los alrededores.

Iceta con Puigdemont al Senado

"Evitar la aplicación del artículo 155 está en sus manos", le insistió al presidente Puigdemont el portavoz del PSC, Miquel Iceta. El líder de los socialistas catalanes -que al acabar el pleno se fue directo al despacho de Puigdemont en el Parlament- también se ofreció a acompañar al jefe del Ejecutivo catalána la Cámara Alta este mismo viernes. "Si usted decidiera ir, yo le acompañaría, sabiendo que probablemente su discurso no me gustaría. Pero si quisiera ir al Senado a pedir y ofrecer diálogo político me encontraría a su lado", le sugirió Iceta. 

"Yo también estoy dispuesto a acompañarle como el señor Iceta, pero le garantizo que durante el viaje no pararé de pediré que vuelva a la legalidad", ironizó durante su intervención el portavoz de los populares, Xavier García Albiol. "Tiene una última oportunidad. Preséntese a las diez horas en la sesión plenaria del Senado y explique sus argumentos", le exigió el líder del PPC después de calificarle como "un liante profesional instalado en la confusión y en la mentira permanente". 

Inés Arrimadas (C's)
Inés Arrimadas (C's) EFE

Por su parte, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, dijo al presidente de la Generalitat que "todavía está a tiempo" de convocar elecciones; un extremo en el que la diputada de la formación naranja no confía en absoluto. "No le gusta dialogar ni debatir. Si le quedaba alguna legitimidad, la ha perdido. Volver a la legalidad y convocar elecciones era una salida digna", le recriminó Arrimadas.

Por su parte, la diputada de la CUP Anna Gabriel alertó del "tsunami de detenciones y de suspensiones" que puede suponer la aplicación del 155. Por eso llamó a plantar cara y ha recriminado que el Estado "abra la caja de Pandora de la recentralización". También lamentó que la aplicación del precepto constitucional se hace "al margen de las leyes del Estado, sin límites ni control democrático y buscando la venganza y la humillación". 

"La DUI sería puramente retórica y sin efectos reales. Comprendería la activación del 155 y se acompañaría seguramente de acciones penales", recalcó el presidente del grupo parlamentario de CSQP, Lluís Rabell al tiempo que pidió a Puigdemont que dé marcha atrás en sus planes. "¿De verdad alguien cree que aplicando este artículo de la Constitución desaparecerán dos millones de personas?", se preguntño a continuación Albano-Dante Fachín, el líder de Podemos en Cataluña, acusando de "irresponsables" a las fuerzas constitucionalistas por seguir adelante con la intervención de la autonomía.

Libertad para 'los Jordis'

Las primeras palabras del discurso de Corominas fueron dirigidas a los presidentes de las entidades soberanistas ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, respectivamente, para los que la Audiencia Nacional decretó la semana pasada prisión preventiva por un presunto delito de sedición.

Las entidades soberanistas dejaron dos sillas libres en el hemiciclo, decoradas con un lazo amarillo que reclamaba su libertad. Es mismo símbolo que portaban la presidenta Carme Forcadell y los diputados de JxSí. El presidente de la ANC animó desde la cárcel de Soto del Real de Madrid a encontrar un pacto. "Buscad acuerdo hasta el último minuto. No se lo pongamos fácil", dijo. 

El pleno en el Parlament se desarrolló al tiempo que se celebraba en el Senado el debate de la comisión conjunta sobre las medidas que se adoptarán al amparo del artículo 155 de la Constitución ante la crisis separatista de Cataluña. El dictamen resultante se votará este viernes en el Pleno y saldrá adelante con la mayoría absoluta del PP. 

Por su parte, el Consejo de Garantías Estatutarias un órgano consultivo de la Generalitat, concluyó este jueves en un informe que el Ejecutivo de Mariano Rajoy no puede cesar al Gobierno catalán en base al 155, ni restringir las funciones esenciales de la Cámara catalana; tampoco adoptar medidas generales de intervención de la administración autonómica.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba