Podemos Iglesias-Fachin: una estrategia enfrentada de alianzas para el 21-D en Cataluña

El líder catalán quiere dialogar con los independentistas aunque estos no tienen nada cerrado a una semana de presentar las coaliciones. Iglesias sólo contempla presentarse con los 'comunes' de Colau

Iglesias junto a Fachin en un acto político.
Iglesias junto a Fachin en un acto político. EFE

El malestar entre Pablo Iglesias y Albano Dante Fachin lleva meses incrementándose, después de que la pasada primavera el líder de Podemos en Cataluña convocase una consulta a las bases para rechazar su integración en el partido impulsado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau y el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech.

Fachin agrandó la brecha en septiembre al organizar otra consulta a los inscritos sobre la participación en referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña, en contra de la consigna marcada por el secretario general. Su militancia validó ampliamente participar en la consulta aunque fuera como una movilización ciudadana.

Ahora, su postura para concurrir a las elecciones anticipadas del 21 de diciembre en Cataluña ha terminado de reventar las costuras de la difícil relación entre la dirección nacional de Podemos y la secretaría general del partido en ese territorio. Mientras que Pablo Iglesias veta de cualquier negociación al PDeCAT -la formación de Carles Puigdemont-, Albano Dante Fachin se ha empeñado de forma unilateral en abrir una ronda de contactos con todas las formaciones independentistas para explorar una posible coalición preelectoral.

Este hecho llevó el pasado domingo a la intervención de la marca por parte de la dirección estatal mediante una consulta a las bases sobre si deben concurrir junto a Catalunya en Comú. Este es el único escenario posible para el secretario general de la formación morada. Los últimos sondeos otorgan a esa formación un papel decisivo a la hora de inclinar la balanza hacia el bloque independentista o el constitucioanlista tras los comicios convocados por el presidente del Gobierno Mariano Rajoy en aplicación del artículo 155 de la Constitución. 

En cambio, el secretario general de Podem ya rechazó integrarse en el partido puesto en marcha por la primera edil de la ciudad condal ante "la falta de garantías" y el miedo a que su cuota de poder se viese diluida dentro de la nueva organización. Ahora, Fachin insiste en que desconoce si habrá primarias o si se producirá un acercamiento al PSC. "¿Mantendrá Barcelona en Comú su pacto con Miquel Iceta que hace 48 horas se fotografiaba con Enric Millo, responsable de la represión?", reprochaba en una rueda de prensa este mismo martes.

El tripartito

Precisamente, Iglesias había deslizado horas antes la posibilidad de conformar un tripartito con los republicanos de ERC y con el PSC de Iceta, tras los comicios electorales. Descartaba, eso sí, cualquier posible pacto con Ciudadanos o el con el PP. "Si hay compañeros que están políticamente más cerca de la CUP o ERC, creo que tienen que seguir su propio camino, pero este no es el camino de Podemos", le recriminaba Iglesias a Fachin, dejando su futuro pendiendo de un hilo. 

El secretario general de Podem justifica su hoja de ruta ante "la represión y la situación de excepcionalidad y persecución política y conculcación de derechos humanos en Cataluña" que se da a su juicio en estos momentos. Así, la única opción para él es conformar "un frente democrático todo lo amplio posible" de cara a las elecciones para "enterrar" el 155.

En cualquier caso, la opción barajada por Podemos se topa con la determinación de los socialistas catalanes de no sumarse a ningún proyecto que contemple la escisión de España. Algo que, a su entender, no dejarán de lado los republicanos del exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras. En este sentido, el PSC es claro sobre el referéndum pactado que defiende Iglesias. Únicamente contempla -al igual que el PSOE- una reforma de la Constitución que no divida a la sociedad. 

La opción del tripartito que sugirió Igleisas sólo podría darse si no se repite la coalición de Junts pel Sí

Además, la opción sugerida por el secretario general de la formación morada y contemplada también por los 'comunes' sólo se podría dar en caso de que no se repitiese la coalición de Junts Pel Sí. Una opción que, a priori, descartan los republicanos. Pero todo se vuelve una verdadera incógnita a la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Sin embargo, apenas queda margen de tiempo, pues el plazo para presentar las coaliciones concluye el 7 de noviembre. 

Ese mismo día termina también la consulta a las bases de Podem para decidir si finalmente se presentan junto a la formación que encabezará Domènech. Dentro de Catalunya en Comú conviven ICV, Barcelona en Comú, Equo y EUiA, pero también críticos de Podem como Jèssica Albiach, Marc Bertomeu o Vicenç Navarro, que están integrados en la comisión ejecutiva del partido catalán. Por su parte, desde la dirección de Podemos confían en que la alta participación y un resultado positivo obliguen a Fachin a dar un paso al costado. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba