Política

El triunfo de Iceta perjudica la ‘operación Susana’ y empaña la investidura de Rajoy

La continuidad de Miquel Iceta como líder del PSC, certificada este sábado en la consulta a la militancia, es una mala noticia para Susana Díaz y la gestora que le escolta hasta la secretaría general del PSOE.

Nuria era el cambio, una oportunidad para que el partido remontara. Iceta es lo viejo, lleva dos años mandando y treinta influyendo, su etapa nos ha traído un declive permanente en votos en municipales, autonómicas y generales, ahora será mucho más difícil recuperar nuestra identidad bajo criterios claros”. Así reaccionaba anoche un estrecho colaborador de la alcaldesa de Santa Coloma, NuriaParlón, a la victoria conseguida por MiquelIcetaen las primarias celebradas en el PSC con el 54% de los votos.

Iceta y Sánchez aprovechan la ocasión para defender la participación de los militantes

La gestora que pilota el asturiano Javier Fernández es consciente de que estas primarias condicionarán negativamente el papel del PSC en la investidura de Mariano Rajoy, los equilibrios de poder en la fracturada familia socialista, así como el futuro del conflicto catalán.

Tanto el ganador, Miquel Iceta, como la perdedora, Nuria Parlón, acentuaron durante la campaña de las primarias culminada este sábado su ‘no’ a Rajoy. Sin embargo, en la gestora se opina que mientras la actitud de Iceta es inamovible, Parlón hubiera reconsiderado la suya hasta llegar a aceptar la abstención en la investidura. En la dirección provisional del PSOE no preocupa tanto la posible rebeldía de los siete diputados del PSC el día de la votación como el efecto arrastre que pueden acabar provocando en quienes apoyaron hasta el final a Pedro Sánchez, evidenciando una seria ruptura del grupo parlamentario. Es obvio que el triunfo obtenido este sábado por Iceta no deja apenas espacio para la negociación de un cambio de posición de aquí a semana y media, lo que beneficia al sector sanchista. De hecho, el exsecretario general fue uno de los primeros en felicitar al ganador, reivindicando como él una consulta que solo movilizó a poco más de la mitad de la militancia, el 50,8% de los casi 18.000 afiliados llamados a las urnas.

Por otra parte, la presidenta andaluza, Susana Díaz, tiene mucha más cercanía personal a Parlón que a Iceta, por lo que le será más difícil culminar la operación que tiene como objetivo hacerse con la secretaría general del PSOE en el congreso federal previsto para la próxima primavera después de haber conseguido desalojar a Sánchez de Ferraz.

La victoria de Iceta enturbia la investidura, el avance de Susana Díaz y complica el proceso soberanista

A la lideresa andaluza y a la gestora que le sirve de escolta le queda ahora la complicada tarea de evitar que el PSC se divorcie del PSOE, organización a la que lleva vinculada desde 1978, no solo porque esta separación obligaría a refundar el partido en Cataluña partiendo casi de cero, sino también porque perdería un granero de votos que le fue bastante provechoso en elecciones generales, al menos hasta 2003, año en el que el tripartito formado con Esquerra Republicanae Iniciativa introdujo a los socialistas catalanes en un permanente declive que le ha hecho perder desde entonces más del 70% del electorado. Ahora, el PSC tiene solo 7 diputados en el Congreso, frente a los 25 que le llegaron a representar en los buenos tiempos, y es la cuarta fuerza en el Parlamento autonómico, por detrás de ERC, la antigua Convergencia y Ciudadanos. Con el ganador de las primarias de este sábado al frente, entre el 20D y el 26J perdió más de 40.000 votos, lo que confirma que no ha parado todavía la sangría.

Por si fueran pocos los problemas a los que se enfrenta el PSOE, a su marginación como fuerza política en Cataluña se le suma haber quedado fuera de juego en Galicia y, quizás en menor medida, en el País Vasco. Iceta no ha marcado todavía una huella clara en el proceso soberanista, algo que estará obligado a hacer, según fuentes del PSC, en el congreso previsto para el mes que viene. Tanto él como Parlón coinciden en que de los cuatro años de mayoría absoluta de Rajoy ha salido una producción intensiva de independentistas a los que es necesario dar una salida, bien mediante un referéndum a la canadiense en caso de que fracase la reforma constitucional, como propone el renovado primer secretario del partido, bien a través de una consulta pactada con el Gobierno sobre un cambio constitucional que incorpore el modelo de Estado federal.

En la consulta celebrada ayer solo participó la mitad de los afiliados al PSC

La ‘declaración de Granada’ que los barones pactaron en la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba para congelar el polémico ‘derecho a decidir’ ha tenido un recorrido efímero que ahora le toca a Iceta actualizar, con un Partido Socialista que amenaza ruina y que poco o nada podrá aportar a Mariano Rajoy para encarar en el Parlamento, el trabajo de una ponencia encargada de explorar aquellas reformas que puedan contribuir a encauzar por vías institucionales el proceso soberanista. Anoche, fuentes de la gestora interpretaban la victoria de Iceta como un balón de oxígeno para los independentistas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba