Paridad en Acción

Por qué hay 11 jugadores en un equipo de fútbol

¿Alguien sabe por qué hay 11 jugadores en un equipo de fútbol? Los primeros equipos de fútbol estaban compuestos por 15 o 19 hombres. Un cambió se realizó a partir del año 1870, cuando la Asociación Inglesa de Fútbol estableció las primeras reglas de fútbol. Desde entonces un equipo consta de 11 jugadores.

Según el Código de Buen Gobierno de las sociedades cotizadas afecta el número de miembros del Consejo a su eficacia

Parece que se desconocen los motivos. Los ingleses atribuyen esa regla a la del cricket, cuyo equipo está integrado por el mismo número de jugadores, sin dar más explicaciones. Otros creen que el número 11 se debe al número de los alumnos en los dormitorios de los internados ingleses. Es decir que cada habitación tenía su equipo de 11 alumnos (o 10 alumnos y un profesor) que jugaba contra las otras instancias. Los alemanes creen que se generó más orden, interactuación y entendimiento en el equipo con 11 personas y que era suficiente para cubrir el campo de juego.

Los miembros de un consejo de administración no juegan en un campo de fútbol, pero al igual que los futbolistas tienen que interactuar, colaborar y complementar un equipo que lidera una empresa. Y su objetivo es la obtención de los mejores resultados económicos.

Según el Código de Buen Gobierno de las sociedades cotizadas (en su versión actual de junio de 2013) afecta el número de miembros del Consejo “a su eficacia e influye sobre la calidad de sus decisiones. Un mínimo suficiente de participantes le otorga capacidad de deliberación y  riqueza de puntos de vista. Pero un número excesivo de miembros puede favorecer la inhibición de los consejeros e ir en detrimento de la efectividad e incluso de la cohesión del Consejo.” Por ello recomiendan (número 9) un tamaño que no sea inferior a cinco ni superior a quince miembros. Son 25 de las empresas que cotizan en el Ibex 35 que cumplen con dicha recomendación.

El buen funcionamiento de un órgano de administración requiere miembros con una diversidad de género, de edad y de origen

Otro punto de vista es el del Sr. David Walker, que en el año 2009 publicó sus recomendaciones sobre el Gobierno Corporativo en los bancos y otras entidades financieras del Reino Unido, para el primer ministro inglés. En el anexo 4 de sus recomendaciones manifiesta –sorprendentemente– que “el tamaño óptimo para un órgano de administración está dentro del intervalo de 8 a 12 personas. Cuando los órganos de administración se componen de más de 12 personas se ven comprometidos una serie de fenómenos psicológicos, a saber, el período de atención, la capacidad de hacer frente a la complejidad, la capacidad de mantener las relaciones y la motivación interpersonales efectivas”. Sólo 15 cotizadas en el Ibex 35 cumplen con dicha recomendación del Sr. Walker.

Lamentablemente, el tamaño de un consejo no se ve influido por presencia femenina, según un informe de Lord Davies of Abersoch, CBE. Aunque todos sabemos que para el buen funcionamiento de un órgano de administración se necesitan miembros con una diversidad de género, de edad y de origen, todavía estamos lejos de ella. Quizás deberíamos aprender del fútbol, donde un equipo no supera el número 11 y que se compone tanto de mujeres como de hombres futbolistas que se complementan dentro y fuera del terreno de juego.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba