Paridad en Acción

Compromisos voluntarios: ¿y qué más da?

Hoy, nos dedicamos a los compromisos voluntarios. Últimamente, en nuestro país se celebran muchos de ellos, respecto a la responsabilidad social corporativa, precisamente en relación con la diversidad en la empresa. Empezando con los acuerdos voluntarios para aumentar la presencia de mujeres en puestos directivos, firmados a finales de enero de 2014 entre la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, y una treintena de las principales empresas españolas. Doce de ellas están en el IBEX 35 y 17 cuentan ya con el distintivo 'Igualdad en la Empresa'.

El 13 de febrero de 2014, se celebró un acto de firma para la adhesión al Charter de la Diversidad en la Secretaría de Estado, Servicios Sociales e Igualdad. Según la Comisión Europea, los charters de diversidad son unas de las muchas iniciativas voluntarias para promover la diversidad con el objetivo de animar a las empresas a desarrollar e implantar una política de diversidad adecuada.

Diversidad a la francesa

Hace ya 10 años, Francia era el primer país comunitario en lanzar un charter de diversidad. Esta disciplina tuvo su origen cuando el Instituto francés de Montaigne publicó un artículo redactado por Yazid Sabeg (de origen argelino y excomisario de Diversidad e Igualdad de Oportunidades) y Laurence Méhaignerie (actual presidenta de Citizen Capital) con el título Les oubliés de l’égalité des chances (Los olvidados de la igualdad de oportunidades). La coordinadora del primer charter de diversidad fue Laurence Méhaignerie y se creó una Secretaría General del Charter de Diversidad.

¿Las empresas alemanas optan por la Diversidad?

Dos años más tarde, en el 2006, las empresas BP Europe SE, Daimler, Deutsche Bank y Deutsche Telekom adaptaron la iniciativa del vecino francés y en el 2007 se lanzó el Charter de Diversidad para el mercado alemán. En el 2010 se constituyó una asociación alemana de diversidad, un organismo sin ánimo de lucro, y actualmente hay 1.700 firmantes de la versión alemana del charter, entre ellos empresas grandes, PYMES, autónomos, entidades públicas, asociación, federaciones y fundaciones.

¿Quién da más?

En España, el charter de diversidad fue promovido por el proyecto DELPHI del Instituto Europeo para la Gestión de la Diversidad, invitando a 96 expertos para participar en la definición y contenido de la misma. Su presentación tuvo lugar a finales de dicimebre de 2008en el Congreso del proyecto PROGRESS: The Business Case of Diversity que se celebró en Bruselas, como parte del informe final de este proyecto financiado por la Comisión Europea.

La Fundación Diversidad, promovida por la Fundación Alares (que es una Fundación privada e independiente de ámbito nacional, e inscrita en el Registro de Fundaciones Asistenciales del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales el 30 de marzo de 2006),describe el contenido de un Charter de la siguiente manera: “El Charter de Diversidad es una carta/código de compromiso que firman con carácter voluntario las empresas e instituciones de un mismo país, independientemente de su tamaño, para fomentar su compromiso hacia:

  • Principios fundamentales de igualdad
  • Comportamiento de respeto al derecho de la inclusión de todas las personas independientemente de sus perfiles diversos, en el entorno laboral y en la sociedad.
  • Reconocimiento de los beneficios que brinda la inclusión de la diversidad cultural, demográfica  y social en su organización
  • Implementación de políticas concretas para favorecer un entorno laboral libre de prejuicios en materia de empleo, formación y promoción
  • Fomento de programas de no-discriminación hacia grupos desfavorecidos”

¡Bienvenidos a la triste realidad!

Respecto a la igualdad de género, Francia se ha dado cuenta que, solamente en base del carácter voluntario, no se aumentaba la presencia femenina en el gobierno corporativo de las empresas francesas. Por ello y a principios de 2011, Francia ha introducido una regulación de cuota por ley bajo un gobierno conservador (de Nicolás Sarkozy) en ese momento. La ley establece que a partir del 1 de enero de 2014 los gobiernos corporativos de todas las grandes empresas francesas, que cotizan en bolsa, tanto empresas privadas como públicas, deben ocupar al menos el 20% con ambos sexos. El 1 de enero de 2017 deberá aumentar hasta un 40%. En Alemania está pasando lo mismo. El Gobierno alemán, forzado por su nueva coalición entre CDU y SPD, ha comprobado que tampoco en Alemania se llegaba a más presencia femenina en los gobiernos corporativos. Pocas de las empresas iniciadoras del Charter de Diversidad estaban cumpliendo su propio compromiso voluntario. Estamos hablando por ejemplo del Deutsche Bank, que actualmente no tiene a ninguna mujer en su junta directiva (Vorstand). Por lo menos, hay siete mujeres entre los veinte miembros que conforman el consejo de supervisión (Aufsichtsrat). Una de las empresas españolas que se ha comprometido voluntariamente a la diversidad es el Grupo Compañía Logística de Hidrocarburos CLH. En su informe anual de Gobierno Corporativo de 2012, no se dan explicaciones respecto a la diversidad. El consejo de administración está formado actualmente por dos mujeres y diecinueve hombres.

Esperamos que los actores españoles cumplan con sus compromisos voluntarios. Francia y Alemania ya han cambiado el rumbo y vuelven al sistema sancionador. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba