Miguel Albavozpopuli autores
Miguel Alba

opinión

El futuro de Vozpópuli

Redacción de Vozpópuli
Redacción de Vozpópuli T. García

La pregunta subyacía entonces. Hace cinco años. En una estructura ajustada por la crisis, de apenas 23 personas, con supremacía de periodistas (20 de 23 trabajadores), pero cargada de retos. ¿Cuál será el futuro de Vozpópuli? Entonces, octubre de 2011, el momento de nuestro nacimiento, los grandes medios de papel no habían virado descaradamente hacia el periodismo en Internet ni el ecosistema de medios digitales era tan profuso como en la actualidad. Una superpoblación que amenaza a la esencia del periodismo, la noticia, que ha perdido su valor intrínseco para convertirse en un ‘fast food’ de las portadas digitales si no triunfa entre la audiencia. El gran titular de la mañana ya es caduco por la tarde. Y qué decir al día siguiente en el papel. Prehistoria pura.

El panorama actual de los medios digitales se asemeja a la panoplia financiera de la España agonizante de 2011. Y, como sucedió con el mundo de las antiguas cajas, la incipiente tendencia a la concentración tomará velocidad en los próximos meses. Las audiencias las dominan las versiones web del papel. Grandes medios, con sus grandes estructuras, cargados de deuda, algunos de ellos ya en manos de los bancos, pero ‘too big to fail’ (demasiado grandes para caer). En el otro extremo, pequeñas estructuras, sin audiencia ni influencia, que andan ya llamando a las puertas de redacciones mayores en busca de oxígeno, pese a que el movimiento les condena a su desaparición. Alianzas obligadas, en definitiva, ante la imposibilidad del mercado publicitario de atender la amplia amalgama de medios digitales.

Un ajuste del mercado publicitario en el que los anunciantes comienzan a cambiar de tendencia. Pese a que el volumen de usuarios únicos aún sigue siendo el primer baremo para la inversión publicitaria, cada vez cobra más importancia el perfil del usuario a la hora de captar mayores ingresos. El movimiento no es casual. Las sospechas sobre las cifras de audiencia de determinados medios digitales, millonarias en métricas pero prácticamente nulas en influencia, han puesto en solfa a los anunciantes que han comenzado a dar el paso de premiar la calidad sobre la cantidad.

El cambio de fachada es sólo la punta del iceberg de un medio volcado desde siempre a la información

La apuesta coincide con el objetivo editorial de Vozpópuli desde sus inicios. Premiar el contenido de calidad sobre el click fácil. Por ello, hemos decidido eliminar a la ‘chica’ de deportes, un contenido sobresaliente en tráfico pero que lastraba el menú informativo del resto de la sección. La revisión a este ideario se mantendrá en este nuevo Vozpópuli que se ha hecho visible hace apenas dos semanas con el cambio de diseño. El cambio de fachada es sólo la punta del iceberg de un medio volcado desde siempre a la información lo que nos ha hecho desatender, en el pasado, la parte digital del proyecto en lo relacionado a la usabilidad y experiencia del usuario. En definitiva, qué hacer para que nuestros lectores puedan llegar y consumir más fácilmente nuestros contenidos. Un error del pasado del que hemos aprendido y trabajado duro para subsanarlo.

El nuevo diseño y el cambio de gestor apenas suponen el inicio de los grandes cambios digitales de Vozpópuli. Un proceso que va más allá, con la incorporación de nuevos perfiles (desarrollador, producto y periodismo de datos), con los que inauguramos nuestro propio laboratorio con un gran objetivo: ampliar la oferta informativa con nuevos formatos más dinámicos, atractivos y aptos para cualquier tipo de dispositivo.

El fortalecimiento de la ‘pata’ digital de Vozpópuli, no frenará el crecimiento de su parte editorial. Continuará la incorporación de talento en la redacción para cimentar el gran objetivo de este medio: hacer PERIODISMO. Contar buenas historias tras chequearlas con los aludidos. Denunciando a derecha e izquierda. También al centro, sí es que realmente existe. Haciendo preguntas incómodas. Con tolerancia cero hacia los corruptos. Enfrente de quienes tienen la ensoñación de romper España. Sin pretensiones de liderar campañas contra nadie (sea político, empresa del Ibex o cualquier otro tipo de lobby) pero tampoco de favorecerlas. Separándonos del discurso oficial que sólo busca el pensamiento único. Y, por supuesto, denunciando las puertas giratorias.

El ideario tiene tres líneas rojas innegociables: ser libres, ser fiables y ser honestos. Las dos primeras aparecen sobre nuestra mancheta. Pero no son sólo un eslogan. Las tres circulan por el ADN de esta redacción. Presiones no han faltado en estos cinco años para coartarnos. Y presiones no seguirán faltando. Así es este mundo cuando te acercas con la sal a la herida. Con la noticia ante quienes están dispuestos a maniobrar hasta donde haga falta para frenar el ‘scoop’. A veces por evitar el sonrojo y otras, las que más, para tapar un escándalo.

Este medio cerró agosto, último mes de datos oficiales del auditor comScore, con una audiencia de más de 1,5 millones de usuarios únicos

Sobre esa base, este medio cerró agosto, último mes de datos oficiales del auditor comScore, con una audiencia de más de 1,5 millones de usuarios únicos. Una cifra que aspiramos a seguir creciendo en base a todos los cambios en los que venimos trabajando en los últimos meses y que se han hecho patentes en las últimas semanas. Ese 1,5 millones de usuarios únicos supone el récord de audiencia de Vozpópuli, desde su nacimiento, después de un crecimiento espectacular de más de 140% en junio pasado. Crecimiento soportado a base de un primer cambio en la versión móvil, efectuado en mayo; un cambio de estrategia en nuestra comunicación en redes sociales y ser constantes en nuestra manera de entender el periodismo. Sin más aditamentos, ni cesiones o compra de tráfico de ningún tipo.

La cifra aún está aún por detrás del valor de nuestra marca, de su verdadera influencia. Desde siempre, la apuesta ha sido la calidad por encima de la estadística. El ‘core’ de Vozpópuli sigue, y seguirá siendo el mismo, la información de calidad y exclusiva sobre política, economía, finanzas, empresas, corrupción, tribunales y medios. La NOTICIA como epicentro de este proyecto intelectual con el que aspiramos a construir una España mejor, más justa, más plural, más libre y menos corrupta desde un ideario de medio liberal y de progreso.

La pregunta subyacía entonces. Vuelve a hacerlo ahora. ¿Cuál es el futuro de Vozpópuli? En cinco años, la plantilla se ha duplicado (cerca de 50 trabajadores), manteniendo la supremacía de periodistas en la estructura, los números rojos han desaparecido en los dos últimos ejercicios financieros, por el estricto control de ingresos y costes, y sobre la mesa hay varios proyectos para continuar con nuestra expansión editorial con un único objetivo: seguir siendo un medio de referencia en el periodismo digital.

@miguelalbacar


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba