Antonio Miguel Carmonavozpopuli autores
Antonio Miguel Carmona

Opinión

El futuro del PSOE

Pedro Sánchez, a su salida de Ferraz tras la dimisión de 17 miembros de su ejecutiva
Pedro Sánchez, a su salida de Ferraz tras la dimisión de 17 miembros de su ejecutiva EFE

Cuando Clement Atlee ganó las elecciones generales en el Reino Unido en el año 1945 lo hizo en una Gran Bretaña unida y con un Partido Laborista unido. Se iniciaron entonces las más importantes transformaciones políticas y económicas del Reino Unido en lo que se ha venido en llamar el espíritu del 45.

El Partido Socialista Obrero Español ha sufrido durante estos últimos años enfrentamientos internos entre sus militantes y disenso evidente con sus electores. Un doble distanciamiento agravado por los errores de una Ejecutiva Federal que concibió la organización desde el punto de vista bonapartista frente a otros que concebimos un partido enteramente democrático.

El PSOE ha sufrido durante estos últimos años enfrentamientos internos entre sus militantes y disenso evidente con sus electores

El enfrentamiento de la dirección de Pedro Sánchez con los secretarios generales de las regiones -elegidos democráticamente por sus militantes-, el evidente disenso con los presidentes socialistas de casi todas las comunidades autónomas -elegidos democráticamente por los electores-, las diferencias con su propio grupo parlamentario y, sobre todo, el distanciamiento con nuestros votantes de derrota en derrota, ha llevado el Partido Socialista a uno de sus peores momentos de su historia.

Es el momento de asumir responsabilidades políticas y de devolver el partido a sus militantes. Responsabilidades políticas que han asumido pues la mitad más uno de su dirección, motivo por el cual, ineludiblemente el control de todo el partido pasa a manos de sus afiliados representados democráticamente en el órgano que los representa: el Comité Federal.

Me llenó de dolor escuchar al presidente Felipe González reconocer que Pedro Sánchez le había confesado que lo mejor era abstenerse para favorecer un gobierno de Rajoy, mientras otros, a pecho descubierto, defendíamos el no a las políticas del PP en todos los medios de comunicación.

Momentos tristes observando cómo a uno de nuestros mejores alcaldes, a un excelente diputado, Antonio Pradas, se le impedía el paso a la Casa del Pueblo, lugar donde vivió Pablo Iglesias, sede de nuestros honroso partido.

Son momentos de hacer un nuevo partido donde los militantes y los afiliados puedan participar libremente

Son ahora momentos de reconstruir nuestra organización, de hacer un nuevo partido donde los militantes y los afiliados puedan participar libremente, y no en un congreso express ideado como gran chapuza bonapartista con el fin de que hubiera una sola voz y acallar la participación de los afiliados.

Vamos a hacer entre todos una organización donde participen los militantes y los afiliados, en la que la unidad y la integración sean columna básica de nuestro acervo, devolver a los socialistas a la calle, la democracia participativa, la lucha contra la pobreza, el triunfo de la inteligencia, la apuesta por la prosperidad.

Recuperaremos un partido socialista unido que recuerde aquel espíritu del 45 de Clement Atlee, que forme parte de nuestra historia, que mire al futuro con la esperanza de seguir transformando un país con el que soñamos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba