Análisis

Un 'sorayo' belicoso para despertar a un gobierno adormecido

Entra un político, y del partido, en el Ejecutivo del PP. Alfonso Alonso, 45 años, es un fiel escudero de Soraya Sáenz de Santamaría pero no es abogado del Estado. Es licenciado en Derecho y en Filología. Es un 'sorayo' diferente, con trayectoria en el partido y con neto perfil político.

Alfonso Alonso
Alfonso Alonso Europa Press

Alfonso Alonso es un hombre de partido, donde ha desarrollado toda su labor política, desde su Álava natal hasta la portavocía de su grupo en el Congreso. Las últimas incorporaciones al Gobierno de Rajoy han sido dos técnicos. Isabel García Tejerina en Agricultura y Rafael Catalá en Justicia. Ambos sustituyeron a Arias Cañete y a Ruiz Gallardón respectivamente, dos políticos de peso en el PP. El partido se quejaba con insistencia de que Rajoy no les daba cancha. Demasiados ministros sin carnet de la formación, como De Guindos, Morenés, Wert y las dos últimas incorporaciones.

El presidente del Gobierno ha querido dirigir un guiño al PP en vísperas de un año electoral y decisivo. Ha incorporado a Alonso, un político joven pero de larga trayectoria, vinculado esrechamente a la vicepresidenta pero con un intenso pasado en el partido. Un detalle a tener en consideración ya que ahora de lo que se trata es de movilizar a una formación que estaba en sus horas más bajas. El PP precisa devolver el entusiasmo a sus votantes más remisos, a quienes le han abandonado a la hora del voto y a quienes se quedaron en casa en las europeas. Alonso llega a una cartera, la de Sanidad, donde no quedan demasiados proyectos pendientes. Alonso se suma al Ejecutivo con su perfil netamente político y, sin duda, con ganas y voluntad de activar un equipo que parecía adormecido. Sáenz de Santamaría amplía su influencia en el Consejo de Ministros, donde cuenta ya con algunos fieles, como Montoro, Báñez o Catalá, pero el PP también se ve algo más representado.

El presidente confía en él y está enormemente satisfecho de su labor. Le ha felicitado en público en diversas ocasiones, en especial en el trámite parlamentario de las iniciativas contra la corrupción presentadas por el Gobierno hace unos días. Su labor al frente del grupo parlamentario popular ha sido encomiable y beligerante.

En el comité ejecutivo nacional Rajoy encomendó a sus ministros y a sus principales dirigentes el encargo de moverse más, de comparecer con más frecuencia en los foros públicos, de no ocultarse. Hay ministros que en los últimos tiempos han optado por ponerse de perfil, totalmente ajenos a cuanto ocurre a su alrededor. Alonso no es de esos. Es un luchador, con buena relación con los medios, muy activo y laborioso. Mantiene unas relaciones frías y distantes con Dolores Cospedal a quien le disputó, en un pulso todavía no cerrado, la designación de la presidencia del PP vasco. Alonso perdió pero no lo ha olvidado.

Miembro de una notable familia alavesa, nieto de un presidente de la Diputación, Alfonso Alonso tiene enorme experiencia tanto política como ejecutiva ya que ha sido concejal y alcalde de Vitoria, diputado en el Congreso, presidente del PP de Álava, y ocupaba el cargo de portavoz del PP en el Congreso de los Diputados.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba