Análisis

Disparen contra el aznarismo

Una lluvia de lodo y metralla cae estos días sobre aquello que se conoció como aznarismo. Uno de sus primigenios representantes, Rodrigo Rato, ha tenido que dejar el barco. Ahora apuntan contra Acebes, el último lugarteniente.

Los flecos de los'papeles de Bárcenas'alcanzaron ayer a Ángel Acebes, quien fuera el fiel, leal y honesto lugarteniente del presidente Aznar en los tiempos de terror, venganza y furia del atentado del 11-M. Goterón a goterón, las salpicaduras de la sospecha que van cayendo sobre los tejados del PP se deslizan, mansamente hacia los territorios del pasado.

Gürtel señaló el camino, con la financiación 'regalo' de la boda de El Escorial. Los papeles de Bárcenas, que le señalaban como receptor de tres entregas como 'gastos de representación' cuando ya era presidente del Gobierno, colmó el vaso de la paciencia. Aznar y Rajoy, para entonces, mantenían ya una relación gélida. Y, por momentos, enconada.

Una década desde el relevo

Hace más de diez años que Aznar designó a Rajoy como su heredero. Diez años en los que el aznarismo ha desaparecido prácticamente del PP. Más bien, ha sido borrado, laminado, dinamitado. Lo normal. El último en caer fue Mayor Oreja, que renunció por aburrimiento y abatimiento. Ana Botella ha anunciado que tira la toallaal final de la legislatura. Y así, uno tras otro. En esta década, Rajoy ha dado puerta a todo cuanto oliera a su predecesor, desde concejales a eurodiputados, pasando por barones regionales o miembros del Gobierno. Quedan algunas reminiscencias, pero sin mando en plaza ni apenas visibilidad.

Quizás sea Madrid la última plaza que le queda por conquistar al marianismo. Pero ya está en ello. Esperanza Aguirre ha tomado ya buena nota.Con la tormenta de corrupción que golpea el edificio de Génova, la estrategia es endiablada pero sencilla. Rodrigo Rato y Ángel Acebes han sido los últimos en probar la medicina. Todo cuanto está ocurriendo es consecuencia de la anterior etapa, de la época de Aznar. Cierto que cuando ocurrieron determinados episodios, Rajoy ya estaba al frente.Pero quiere la casualidad que quienes aparecen en el retrato son hombres del aznarismo. Como ayer Acebes, señalado sesgadamente en los episodios de Bárcenas. Hace ya tiempo que se abrió la veda: disparen sobre el azanarismo. Es fácil mirar hacia atrás con ira. Cosas de la política.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba