Análisis

Los médicos se salvan de una sentencia previsible

   

El responsable del equipo médico en la tragedia del Madrid Arena, Simón Viñals (i), y su hijo Carlos Viñals, este martes en Madrid.
El responsable del equipo médico en la tragedia del Madrid Arena, Simón Viñals (i), y su hijo Carlos Viñals, este martes en Madrid. EFE

La noche de Halloween en el Madrid Arena todo lo que tenía que funcionar bien para pasar una jornada inolvidable se torció y todo, absolutamente todo, salió mal. La consecuencia fue la terrible muerte por aplastamiento de cinco jóvenes y las heridas de otras treinta.

Pocos minutos después del desastre, como siempre ocurre cuando hay una tragedia, se comenzaron a conocer deficiencias y errores de todo tipo. La sentencia castiga a Miguel Angel Flores, el hombre que había cambiado la noche madrileña. Ha sido la mayor posible: cuatro años. La sociedad le había condenado ya. Y tal y como se desarrolló el juicio se veía venir que la Justicia lo hiciera también.

Pero también castiga muy duramente a dos de las personas que eran fundamentales en la fiesta: el coordinador de Madridec, la empresa municipal del Ayuntamiento de Madrid, dueño del local, y el director de Diviertt, la empresa de Flores. Cada uno es condenado a tres años de cárcel.

Este contratado del Ayuntamiento va a pagar, salvo fallo en contrario del recurso, todas las irregularidades públicas cometidas por la Administración a lo largo de los años

La sentencia, contundente, habla de que Flores fue quien creo la situación de riesgo producida por el sobreaforo para conseguir un mayor beneficio económico. Valora su dilatada experiencia en el sector para saber que se podía producir una situación de riesgo. Y además le acusa de incrementar la posibilidad de que el suceso se produjera. Las declaraciones del juicio, en el que cada uno iba a salvarse, apuntaban siempre a Flores y su gente. Y la sentencia, de cerca de setecientos folios, así lo concreta.

Si es grave que un suceso así se pueda producir en una ciudad como Madrid, lo es más en cuanto que se produce en un local municipal. Uno siempre piensa que lo público cumplirá mejor la Ley. Pues no. Este local nació mal porque se hizo para una olimpiada que nunca íbamos a organizar, sin licencia, sin los exigentes papeles porque la Administración dice que ellos no necesitan licencias. De la actuación de los responsables políticos mejor no hablar. Ninguno condenado porque no fueron imputados a pesar de que fabricaron las condiciones para la tragedia.

Francisco del Amo, coordinador de Madridec, empresa propiedad del Ayuntamiento de Madrid, ha sido condenado a tres años. Era el máximo representante de lo público y "debía controlar que se desarrollara conforme a lo aprobado y a la legalidad vigente, pese a lo cual toleró el sobreaforo y participó decisivamente en las actuaciones que provocaron la aglomeración en el vomitorio en el que se produjeron los hechos, omitiendo cualquier actuación para impedirlo, se estima ajustado imponerle la pena de tres años de prisión".

Es decir, este contratado del Ayuntamiento va a pagar, salvo fallo en contrario del recurso, todas las irregularidades públicas cometidas por la Administración a lo largo de los años y que terminaron con la muerte de cinco personas ¿O no es una irregularidad que este pabellón no tenga licencia por mucho que lo digan las normas?

Un carrusel de irregularidades

¿No es irregular que no se obligue al empresario a compartimentar los niveles para que no se produjera el caos de los que subían y bajaban? Lo que pasó no fue nada de lo que podía haber ocurrido.

¿No es una irregularidad que un pabellón que se sabe que no tiene las salidas de emergencia necesarias se use con otros fines que el de un partido de baloncesto? Jorge Murtra, que fue director de Protección Civil, cargó en el juicio contra las numerosas irregularidades del pabellón, pero la Justicia sólo ha juzgado la muerte de las cinco niñas por un cúmulo de imprudencias, no ha ido más allá.

¿Por qué no se hizo una inspección al Madrid Arena esa noche? ¿Por qué la policía no revisó otros festivales del madrid Arena?

¿No es irregular que después del Madrid Arena se hayan multiplicado las inspecciones a locales? ¿Por qué no se hizo una inspección al Madrid Arena esa noche? ¿Por qué la policía no revisó otros festivales del madrid Arena? La absolución del jefe de Policía, Emilio Monteagudo, se veía venir. No hizo otra cosa que lo que le mandaron sus jefes políticos: ahorrar en seguridad. Tiene una pieza separada por presunta falsificación de documentos del Madrid Arena aún pendiente y que le puede proporcionar un disgusto.

¿Y los médicos? Los testimonios de los testigos y de sus compañeros hicieron que fueran condenados socialmente. Los doctores Viñals se van absueltos. Los jueces dicen que no tuvieron que ver con la tragedia y que las niñas estaban muy graves.

La sentencia entiende acreditada su negligencia, pero no está probado que si hubieran actuado correctamente pudieran haber evitado que las jóvenes fallecieran dado el tiempo que las víctimas estuvieron atrapadas. El Madrid Arena fue sentenciado por la opinión pública antes de empezar el juicio y los dos médicos han sido los únicos que se han salvado, pero siempre tendrán sobre ellos la sombra de esa noche de tragedia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba