Análisis

El Fiscal denuncia como irregular lo ordinario

El Fiscal Anticorrupción acusa al juez Castro de recurrir a "teorías conspiratorias" por discrepar de Hacienda. Los magistrados se separan del criterio de la Agencia Tributaria en el 20% de los casos. 

El Fiscal Anticorrupción critica al juez del caso Noos
El Fiscal Anticorrupción critica al juez del caso Noos EFE

La Fiscalía ha vuelto a sorprender a las partes, grupos políticos y el propio juez del 'caso Nóos' con sus escritos. Oficialmente no ha recurrido la imputación de la infanta, siguiendo el mismo criterio que Zarzuela ha indicado a la defensa de la hija del Rey. Pero al mismo tiempo ha hecho público un escrito difundido por el Fiscal General del Estado en el que acusa al juez de recurrir a “teorías conspirativas” para interrogar a Doña Cristina y en el que desacredita la instrucción judicial.

Más allá de las formas del Ministerio Público que, por segunda vez, publica un escrito contra el juez al margen del que requería el procedimiento en ese momento, Pedro Horrach incurre en una seria acusación de fondo: en su escrito afirma que Castro viola la ley por contradecir el dictamen de Hacienda.

La acusación del Fiscal no es sólo improcedente –si el Ministerio Público considera que hay una irregularidad en el proceso, el Estatuto de la Fiscalía le obliga a darle traslado, es decir, a denunciar a Castro y pedir su recusación— sino que, además, es falsa. Discrepar de la Agencia Tributaria en los tribunales no sólo es legítimo sino que es, además, práctica común en infinidad de procedimientos. Los técnicos de Hacienda (Gestha) cifran en un 20% los casos en los que –según su experiencia— un magistrado se separa del criterio de la Agencia Tributaria. La discrepancia es tan común que el propio Tribunal Supremo desestima las causas que Hacienda lleva hasta ese tribunal en una de cada cuatro ocasiones, según esas mismas estadísticas.

Por ese motivo, el escrito de la Fiscalía Anticorrupción y que ha distribuido el Fiscal General del Estado parece buscar algo diferente a la denuncia de lo ordinario. Busca más bien desacreditar la labor judicial y defender a la infanta de una acusación que no se ha formulado. Busca defender a Hacienda por aplicar a la hija del Rey unos criterios que chocan que los que rigen para el resto de contribuyentes pidiendo “dotar de amparo a los funcionarios (…) que han sido objeto de imputaciones e insinuaciones relativas al encubrimiento de intereses espurios”. Y, sobre todo, busca defenderse a sí mismo tras ser cuestionado en su papel hasta por el propio instructor de la causa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba