Análisis

¿Qué cambia tras la confesión del contable? Nada para el caso Nóos, pero mucho para la infanta

La colaboración con la investigación llega cuando la investigación ya ha terminado y no aporta ninguna novedad crucial. El pacto con la Fiscalía no beneficia a la causa en general pero sí a dos personas en particular: al propio contable y a la hermana del rey.

La infanta Cristina, imputada por el juez Castro por delito fiscal y por blanqueo, deja su domicilio en Suiza
La infanta Cristina, imputada por el juez Castro por delito fiscal y por blanqueo, deja su domicilio en Suiza GTRES

Los testigos que cooperan con la Justicia en la investigación de un caso suelen ser tan cruciales que decenas de películas han retratado sus dramas. Pero el contable de Aizoon no es uno de esos protagonistas de película y su papel no es ni mucho menos clave.

Para empezar, porque su colaboración con la investigación judicial llega cuando ya se ha cerrado la investigación y el juez ha dictado un auto de paso a procedimiento abreviado. El juez Castro puede decretar una instrucción suplementaria para volver a tomarle declaración pero sería sólo para ratificar testimonios, así que sus aportaciones llegan tarde.

Para seguir, porque sus revelaciones no son tales, sino que confirman lo que ya se ha incorporado al sumario, a saber:

  • Que Aizoon no operaba como una empresa sin ánimo de lucro sino como una “sociedad mercantil”, es decir, obteniendo beneficios. Tanto Hacienda, como la UDEF, como el propio juez habían cerrado ya esa conclusión. "Las facturas (...) no respondían a servicios realmente prestados, sino que era la forma en que el Sr. Torres y el Sr. Urdangarín se repartían los beneficios del Grupo Noos", confirma el contable. 
  • Que Urdangarín y Torres eran conscientes del fraude, algo que también la Agencia Tributaria ha apuntado y la Policía reforzado. De hecho, el juez imputa a ambos ocho delitos, a saber, prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude a la administración, tráfico de influencias, fraude fiscal, estafa, y dos delitos de falsedad en documento mercantil y documento oficial. "El Sr. Torres y el Sr. Urdangarín eran los auténticos jefes y líderes del Grupo Noos" remacha ahora el contable. 
  • Que la facturación a los gobiernos de la Generalitat Valenciana y de Baleares estaba inflada. La cifra que aporta el nuevo testigo clave es exactamente la cuantía que ya habían detectado los investigadores: los eventos costaron 1,7 millones de euros y se facturó por valor de 5,9 millones. "El coste real de la organización de los eventos fue notablemente inferior al importe recibido de los organismos públicos para su acometimiento", viene ahora a decir Tejeiro. 

¿Qué aporta, pues, la confesión del nuevo testigo clave al caso en general? Absolutamente nada nuevo. Pero sus ocho folios de confesión sí dejan dos ganadores o beneficiarios particulares muy claros:

Primero, él mismo. El contable se enfrenta a una petición de penas por 8 delitos de más de 20 años de cárcel. Un acuerdo con el fiscal limitaría a una décima parte esa petición de penas por lo que podría ver como la petición de condena por parte del Ministerio Público cae de forma dramática.

Y segundo, su confesión beneficia a "las dos hermanas": la hermana del contable y la hermana del rey. La confesión ni siquiera menciona a la infanta Cristina pero asegura que "Diego Torres e Iñaki Urdangarín tenían un poder de decisión absoluto y un control total en sus ámbitos laboral, fiscal, contable y financiero". Esa línea de argumentación presiona al próximo tribunal que debe revisar la causa para que exculpe a la infanta. La confesión puede ser, pues, importante ante la Audiencia Provincial de Palma a medio plazo.

Sin embargo, a corto, su impacto será menor. En el mejor de los escenarios para la infanta, el juez Castro podría dictar medidas de instrucción suplementaria y tomar declaración de nuevo al contable, aunque los hechos que aportan no supondrían la desimputación de la hermana del rey. En el peor de los casos, el pacto se quedará en ruido porque para dejar fuera de la causa a la infanta mediante un pacto es necesario contar con el consenso de todas las partes y, por el momento, las acusaciones se niegan. Manos Limpias dice "no" a firmar un pacto de conformidad que pudiera exculparla antes de que se siente en el banquillo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba