¿Opinas o trabajas?

¿Y qué tal un poco de racionalidad?

En pleno agosto, con medio país de vacaciones o si no al menos a medio gas, y aun con unos días de aparente tranquilidad, aprovechemos para reflexionar y proponer algunas ideas. Quizás ninguna sea nueva, pero conviene de vez en cuando recordarlas. Aplicar un poco de racionalidad, esa puede que sea parte de la solución a los muchos males que aquejan al sector del transporte ferroviario español. Algunas medidas racionales podrían ser:

  • Separar en distintas empresas las prestadoras de servicio público (como por ejemplo los de cercanías) de las que necesariamente deben competir libremente en el mercado (alta velocidad, mantenimiento)
  • Eliminar subvenciones
  • Que Adif ofrezca acuerdos de nivel de servicio a las operadoras
  • Flexibilizar la asignación de surcos siguiendo un modelo más parecido al aéreo
  • Implantar sistemas retributivos con fuerte componente variable a resultados
  • Aplicar (al igual que lo hace el resto de sectores) la movilidad funcional y geográfica

Hay muchas más pero sirvan estas como muestra. Desde luego lo que es imprescindible es actuar con decisión y firmeza, y por supuesto de inmediato. Que no caigan en lo de siempre, crear comisiones que se sienten a estudiar y discutir las medidas a aplicar. Esto no quiere decir que no se deba buscar el consenso. Porque como ya dijo Napoleón hace doscientos años, “si quieres que algo se demore eternamente, nombra una comisión”. Un poco de racionalidad es eso a lo que estamos tan poco acostumbrados. Cuando algo es racional enseguida se entiende aunque no se comparta. Lo contrario es aquello que no se entiende, luego por defecto no se comparte y es rechazado.

¿Es racional que servicios de transporte que funcionan en un mercado liberalizado, o resultan rentables para sus dueños o si no se echa el cierre? Parece que sí, aunque haya quien no esté de acuerdo, es normal. Desde luego los que sí estarán de acuerdo son los que se juegan su dinero (se llaman accionistas) y si sale bien ganan, si sale mal pierden y la empresa se cierra. En las empresas públicas, el accionista es el Estado u otra Administración Pública, es decir, todos los españoles que lo sostenemos con los impuestos. Por qué entonces no podemos decidir, ni siquiera opinar sin que nos tachen algunos de cualquier cosa menos bonitos.

¿Privatizar? Parte de la solución

¿Privatizar? no creo que esa sea la solución mágica a los males del sector. Aunque sí puede ser parte de ella. Más importante y eficaz sería implantar modelos de gestión de éxito (y estos no llevan etiquetas de si público o privado, solo la etiqueta “de éxito”) esa sí es la solución. Aunque creo que para algunos una cosa y la otra son igual de demoníacas.

Lo que está ocurriendo y lleva siendo así desde siempre es que hay una fuerte resistencia al cambio. ¿Qué puede pasar cuando nos negamos sistemática y tozudamente a cualquier posibilidad de evolucionar? Hay un ejemplo que lo ilustra a la perfección, la rana. Si sumergimos una rana viva en una cacerola con agua del tiempo y luego ponemos al fuego la cacerola, la rana se cocerá y morirá, sin ofrecer más resistencia. Si primero calentamos mucho el agua y luego echamos la rana, de un salto se escapará de allí. Somos las ranas en la cacerola en la que se está calentando el agua. Pero no nos moveremos por creer que podemos y debemos aguantar. Cuidado, al final seremos rana cocida.

Estas situaciones las recogió Spencer Johnson de una forma divertida en su libro “Quién se ha llevado mi queso” donde retrata en tono de parábola cómo afrontar el cambio en el trabajo y en la vida. Ilustra perfectamente las cuatro reacciones típicas: resistirse al cambio por miedo a algo peor, aprender a adaptarse cuando se comprende que el cambio puede conducir a algo mejor, detectar pronto el cambio y apresurarse hacia la acción.

Seamos racionales, por contraposición a dogmáticos, y actuemos en consecuencia y con responsabilidad social. Hay que moverse, acertaremos o fallaremos, sin movimiento el resultado siempre es fatal. La rana.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba