No es peligroso asomarse al Exterior

Ilegitimidad de Kosovo como Estado soberano

El pasado 19 de abril, Serbia y Kosovo firmaron un acuerdo de principios para la normalización de sus relaciones, bajo los auspicios de Catherine Ashton, alta representante de la UE. Herman van Rompuy calificó de “histórico” un acuerdo que permitirá a la UE celebrar negociaciones con Serbia para su adhesión a la Unión Europea y con Kosovo para la conclusión de un acuerdo de estabilización y de asociación.

Intervención de la OTAN en Kosovo

Kosovo -situado en los Balcanes- tiene una extensión de 10.887 km cuadrados y una población de 1,8 millones de habitantes, en su gran mayoría de origen albanés. Serbia lo considera parte de su patrimonio cultural y religioso, aunque fue conquistado por los otomanos en 1389 y ulteriormente islamizado. Tras la desintegración del Imperio Turco, se integró como región autónoma de Serbia en la República Federativa de Yugoslavia (RFY), de la que formaban parte, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia y Montenegro. Aunque en 1945 predominara la población de origen serbio, la inmigración albanesa hizo que esta población resultara mayoritaria a finales de siglo. En 1979, el mariscal Tito le concedió un mayor grado de autonomía y, a su muerte en 1980, Kosovo pretendió sin éxito convertirse en el séptimo Estado de la Federación. En 1988, el primer ministro de Serbia, Slobodan Milosevic, privó a Kosovo de su autonomía y los albano-kosovares crearon el Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) y se alzaron en armas contra el Gobierno serbio, que reprimió la sublevación de forma brutal, lo que provocó la huida de unos 850.000 ciudadanos. En 1999 se celebró una conferencia en Rambouillet, en la que se acordó un alto el fuego, la concesión de un estatuto de autonomía a Kosovo y la presencia de tropas de la OTAN en su territorio, pero Serbia no firmó el acuerdo y Milosevic aumentó su política genocida de limpieza étnica. El caso se llevó a la ONU y -ante el temor de que Rusia vetara en el Consejo de Seguridad (CS) una posible intervención en Kosovo- Estados Unidos y sus aliados de la OTAN decidieron actuar sin el respaldo de la ONU. El 24 de marzo de 1999 iniciaron los bombardeos sobre Kosovo y otras partes de la RFY.

Yo mismo –que a la sazón ejercía como embajador en Moscú- sufrí las consecuencias de estos actos. Para el día 25 tenía previsto un almuerzo con los colegas de la UE al que había invitado al ministro de Justicia, Sergei Stepashin, pero –tras el inicio de los bombardeos- el ministro excusó su asistencia, y –en su lugar- acudieron unos pocos manifestantes, que –en señal de protesta- lanzaron toda clase de objetos no letales contra las ventanas de la residencia, situada junto a la de Estados Unidos. La OTAN encontró más resistencia de la esperada y los bombardeos continuaron hasta junio, cuando Milosevic capituló y retiró sus tropas de Kosovo. El vacío fue ocupado por el ELK, que se instaló en todo el país y practicó una política similar de genocidio y limpieza étnica, que provocó el exilio de unos 200.000 serbo-kosovares.

Resolución 1244(1999) del Consejo de Seguridad

Por la resolución 1244(1999), de 10 de Junio, el CS decidió desplegar en Kosovo, bajo los auspicios de la ONU, una presencia internacional militar con la participación de la OTAN –KFOR- y una administración civil internacional interina –UNMIK- que permitiera al pueblo kosovar “gozar de una autonomía sustancial en la RFY” (párrafo 10). En el preámbulo se reafirmaba “la adhesión de todos los Estados miembros al principio de la soberanía e integridad territorial de la RFY” y se hacía un llamamiento a favor de “una autonomía sustancial y verdadera administración propia para Kosovo”. Y en los anexos I y II se afirmaba que este proceso político debería tener plenamente en cuenta “los principios de integridad territorial y soberanía de la RFY”. Ese mismo año, el ELK –que se había apoyado en las mafias albanesas y financiado gracias al tráfico de drogas, de armas y de órganos humanos- se transformó por arte de magia en el Partido Democrático de Kosovo (PDK), con el respaldo de Estados Unidos, que hasta entonces lo había considerado un movimiento terrorista. Esta milicia liquidó a muchos serbo-kosovares e hizo una purga de los dirigentes de la Liga Nacionalista Democrática liderada por el anterior primer ministro, el moderado Ibrahim Rugova.

Bajo la supervisión del Representante Especial del Secretario General de la ONU, Martti Ahtisaari, se iniciaron las negociaciones entre los Gobiernos serbio y kosovar sobre el futuro del territorio, que no dieron fruto por exigir éste de la independencia de Kosovo y negarse aquél a renunciar a la soberanía sobre una parte de su territorio. En marzo de 2007, Ahtisaari presentó un informe que se pronunciaba por establecer estructuras que sirvieran de base a un futuro Kosovo independiente, lo que fue rechazado por Serbia. El mediador estimó que no se podía lograr un acuerdo negociado y envió su informe al CS, que tampoco lo avaló por la oposición de Rusia y China.

Declaración unilateral de independencia

En noviembre de ese año se celebraron elecciones parlamentarias, que fueron ganadas por el PDK y su presidente, Hashim Thaci 'Serpiente', pasó de líder terrorista a presidente del Gobierno. En contra de las recomendaciones de ONU, OTAN y UE, la Asamblea kosovar declaró unilateralmente la independencia de Kosovo el 17 de Febrero de 2008, pese a lo dispuesto en la resolución del CS. El nuevo Estado fue inmediatamente reconocido por Estados Unidos y la mayoría de los Estados miembros de la UE, salvo España, Chipre, Eslovaquia, Grecia y Rumanía. Asimismo rechazaron el reconocimiento Estados importantes como Brasil, China, India o Rusia. Kosovo ha sido reconocido por más de 69 Estados, pero no ha sido admitido en la ONU, aunque sí en el FMI y en el Banco Mundial. El Gobierno serbio pidió al Tribunal Internacional de Justicia (TIJ) que se pronunciara sobre si la unilateral declaración de independencia de Kosovo violaba el Derecho Internacional. En una malhadada Opinión Consultiva de 22 de julio de 2010, el Tribunal dio una respuesta negativa a la pregunta, en base a que el Derecho Internacional no prohíbe las declaraciones unilaterales de independencia y que la Asamblea de Kosovo tenía derecho a hacerla. Señaló que la resolución 1244 sólo había establecido un régimen interino de administración internacional sobre Kosovo y no se había pronunciado sobre su futuro, y que la RFY había sido disuelta en 2006 tras la independencia de Montenegro, por lo que los pronunciamientos sobre el respeto de su integridad territorial habían quedado sin contenido. EL TIJ eludió pronunciarse sobre la cuestión fundamental de si Kosovo tenía derecho a separarse de Serbia, y de si el derecho a la libre determinación del pueblo kosovar prevalecía sobre el derecho a la integridad territorial de Serbia, como se mantenía en la resolución 1244, de conformidad con lo dispuesto en la Carta de la Descolonización de 1960 de que “todo intento encaminado a quebrar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de la ONU” (párrafo 7). Según Dick Leerdijk, este sorprendente dictamen puede crear situaciones políticamente delicadas en otras partes del mundo con ansias soberanistas.

La UE está presionando irresponsablemente a Serbia para que reconozca a Kosovo en contra de los intereses vitales de algunos de sus miembros, y lady Ashton ha propiciado el acuerdo de 2013, que regula la creación de una Asociación de Municipios de mayoría serbia y la actuación de la Policía y la justicia en relación con los serbio-kosovares. El presidente serbio Ivica Dacik ha dicho que el acuerdo -“que no tuvo más remedio que firmar”- no supone un reconocimiento de Kosovo, pero es un primer paso. Según Van Rompuy, las partes se han comprometido a trabajar conjuntamente por un futuro en la UE, que tiene un programa ambicioso al respecto. El Gobierno español debe estar vigilante, mantener su negativa a reconocer a Kosovo y oponerse a su integración en la Unión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba