El equipo responsable del proyecto, con Mikel Baztán en el centro
El equipo responsable del proyecto, con Mikel Baztán en el centro Pamplonetario

ENTREVISTA

Así trabajan los jardineros de la galaxia

Mikel Baztán, responsable de los Jardines de Pamplona, está construyendo el Jardín de la Galaxia, una reproducción a escala de la Vía Láctea que dará a los visitantes una idea de nuestro lugar en el universo. Hablamos con él para que nos dé la receta.

¿Cómo se construye una galaxia? Mikel Baztán, director técnico de jardines del Ayuntamiento de Pamplona, ha empezado por dos de los brazos exteriores de la Vía Láctea, los de Perseo y Orión, donde se encuentra nuestro Sistema Solar. De momento, él y su equipo han colocado la malla antihierba que cubre todo el terreno, han cerrado el perímetro con seto de laurel noble y han comenzado a plantar los primeros arbustos que compondrán la espiral de nuestra galaxia a escala. Calculan que para mayo de 2017 habrán terminado de construir un jardín que reproducirá la estructura de la Vía Láctea y permitirá a los visitantes tener una imagen muy intuitiva de las dimensiones de nuestro Sistema Solar respecto a la espiral en la que se encuentra.

"Para hacernos una idea", explica Baztán a Next, "va haber más o menos unos doscientos arbustos, cada uno de 1 metro de ancho, que equivaldría a 3.300 años luz. Dentro de uno de estos arbustos, nuestro Sistema Solar tendría el tamaño de la célula de una de las hojas y nuestro planeta sería del tamaño de un átomo de esa célula". El jardín tendrá unos 30 metros de diámetro y se está plantando junto al Planetario de Pamplona (Pamplonetario), de modo que será una experiencia adicional para los visitantes y una referencia astronómica a nivel mundial. En el futuro se prevé construir una atalaya para tener una vista cenital del conjunto. "Porque uno de los elementos principales de este jardín", asegura Baztán, "es que nos demos cuenta de nuestra pequeñez".

Aspecto del Jardín de la Galaxia en Hawái
Aspecto del Jardín de la Galaxia en Hawái

El proyecto es una réplica del "Jardín de la Galaxia" construido hace unos años por el artista y divulgador Jon Lomberg en su casa de Hawái. En 2016 Lomberg dio una charla en el Pamplonetario explicando los detalles  de este jardín que permite a los visitantes pasear entre plantas y flores que representan diferentes partes de la Vía Láctea y en el que una pequeña bolita, situada en una de las hojas de un arbusto muy concreto, señala nuestra posición en el Cosmos. Aquel día Lomberg explicó que andaba buscando ciudades donde se construyeran otros jardines como el suyo y resultó que Baztán, recién nombrado responsable de jardines de Pamplona, estaba entre el público.

"Lo más trabajoso ha sido encontrar las plantas que sustituyan a las del proyecto original, por el clima"

"El ayuntamiento compró los derechos del proyecto y estamos siguiendo las instrucciones del manual de instalación", explica Baztán. Lo primero fue cuadricular la zona y diseñar el esquema de la galaxia, y ahora han empezado la plantación de arbustos que serán apadrinados por distintas instituciones. "Como tal, el proyecto no tiene mucha dificultad", explica su responsable, "lo más trabajoso ha sido encontrar las plantas que sustituyan a las que hay en el proyecto original, porque el clima de Pamplona es diferente al de la isla de Hawái".

Aspecto general de la construcción del Jardín de la Galaxia en Pamplona
Aspecto general de la construcción del Jardín de la Galaxia en Pamplona Pamplonetario

En el jardín original de Hawái Lomberg utilizó una planta, el croton, cuyas hojas moteadas recuerdan al fondo estrellado de la Vía Láctea, pero esta variedad no sobrevivía en el exterior en una ciudad como Pamplona por los duros inviernos, así que Baztán y su equipo han elegido otras dos plantas para componer el grueso del jardín galactico: Aucuba japónica y Elaeagnus ebbingei. "Se trata de plantas perennes", explica el jardinero. "La aucuba es de un verde más claro y el ebbinbgei un verde más oscuro y con unas motas más grandes que representan el fondo estrellado". Para simular las nebulosas, en Hawái usan un ibisco y en Pamplona han elegido el rosal de Siria (Hibiscus siriacus) que se distribuirá heterogéneamente por los brazos.

Aucuba japonica y Ebbengei, las dos plantas que poblarán el jardín galáctico
Aucuba japonica y Ebbengei, las dos plantas que poblarán el jardín galáctico Feen (Wikimedia Commmons)

El equipo está buscando ahora las plantas querepresentarán las nubes de polvo y gas situadas en distintos puntos de los brazos de la galaxia, para lo que utilizarán un sauce de tres colores (Salix hakuro nishiki). Para representar los cúmulos globulares, explica Baztán, "vamos a usar una planta llamada Codyline indivisa que estará en diez sitios diferentes y va a sobresalir de las demás. Si los arbustos del jardín tienen alrededor de metro y medio de altura, estos 'cúmulos' tendrán entre dos metros y tres metros y se distribuyen por la galaxia sobresaliendo como un fuego cuando explota". La parte de materia oscura y las estrellas rojas y en decadencia va a estar representada por una gravilla oscura sobre la que caminarán los visitantes y en el centro se ha empezado a construir ya una fuente que representa el centro galáctico y sus agujeros negros supermasivos.

Para Mikerl Baztán es "un lujo" poder participar en un proyecto como éste, por lo que puede representar para Pamplona como ciudad y por el hecho de que la jardinería no sea solo un elemento paisajista, sino que también aporte cultura y educación. "Ojalá sirva para darnos cuenta de lo insignificantes que somos a escala cósmica", concluye, "para entender que siendo tan pequeños debemos pensar en clave de unidad o ir todos juntos o el futuro va a ser muy negro".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba