ESPACIO

Un satélite espía maniobra alrededor de la Estación Espacial Internacional

Aunque no hubo riesgo de colisión, el satélite pasó a escasos 6 km y dio dos vueltas alrededor de la ISS de forma intencionada y sin que se conozcan los motivos de la maniobra.

Un satélite espía pasa “rozando” la Estación Espacial Internacional
Un satélite espía pasa “rozando” la Estación Espacial Internacional Marco Langbroek

“¡Saludad, compis en la ISS, por si os echan fotos desde los satélites de observación militares ahora!”. La frase es una broma en Twitter del astronauta español Pedro Duque, pero hace referencia a un episodio real ocurrido hace unos días y cuyos detalles trascienden ahora. El satélite militar USA 276 (2017-022A) pasó extremadamente cerca de la Estación Espacial Internacional (ISS) y dio dos vueltas alrededor de esta el pasado 3 de junio sin que se conozcan los motivos oficiales de la aproximación.

El satélite USA 276 pertenece a la Oficina Nacional de Reconocimiento (NRO, por sus siglas en inglés), una de las principales agencias de inteligencia estadounidenses y fue lanzado el pasado 1 de mayo por la agencia Space X. Según los cálculos realizados por el observador aficionadoMarco Langbroek, que trabaja en la Universidad de Leiden, el satélite estadounidense pasó a unos 6,4 km de distancia (con una margen de error de ±2 km) y se mantuvo fuera del perímetro de seguridad de 4 x 4 x 10 km en el que la entrada de cualquier objeto pone en marcha un plan de emergencia de la ISS.

El extraño baile alrededor de la Estación Espacial Internacional se produjo sobre el Atlántico sur, al norte de las islas Malvinas, y en dos pasadas, una lateral y otra transversal. “A esa distancia, en órbita, se puede considerar un encuentro cercano”, explica el astrofísico Daniel Marín, experto en la carrera espacial. “También se puede descartar que fuera algo fortuito, porque se sabe que el satélite maniobró, y eso significa intencionalidad”. De hecho, a tan pocos días de su lanzamiento, parece claro que se buscó esa órbita junto a la ISS, pues estas trayectorias se calculan con gran precisión y antelación.

“Se sabe que el satélite maniobró, y eso significa intencionalidad”

Según Marín, nadie sabe para que sirve este satélite secreto militar, aunque se rumoreó que era un satélite espía de bajo coste, como los comerciales que usa Google para tener imágenes del planeta, por la empresa que lo fabricó. ¿Para qué pudo servir este acercamiento a la ISS, que no tiene precedentes hasta ahora en la historia de la estación? “No se sabe”, apunta Marín, “pero sí que es verdad que hace poco se instaló en la ISS un módulo llamado Raven que sirve para observar naves que se acercan a la ISS. Podrían estar probando algún tipo de tecnología militar”. Por otro lado, llama la atención la falta de discreción por parte de la NRO. “Sabían que todo el mundo se iba a dar cuenta, han escogido un objetivo poco discreto”, señala Marín.

La historia podría ser una mera anécdota si no fuera por las implicaciones diplomáticas que tiene. La ISS no es solo de Estados Unidos, sino que implica los esfuerzos de muchos países. “Que EE.UU. la use para fines militares, aunque sea de forma pasiva, podría molestar a los otros miembros. Imagínate que lo hace Rusia, ¡se habría armado un buen lío!”. A falta de reacciones y confirmaciones, falta conocer también si los astronautas a bordo de la ISS vieron pasar el satélite espía junto a la estación. “A esa distancia, con las condiciones adecuadas y dependiendo de la posición, el objeto sería perfectamente visible para los astronautas. Quizá digan si lo han podido ver”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba