BIOLOGÍA

El secreto del gusano que caza con pistolas de baba

Algunos de estos gusanos poseen un dispositivo que les permite lanzar una baba viscosa en forma de chorros giratorios para atrapar a sus presas. Un equipo ha desentrañado el mecanismo. 

Imagen de un documental de la BBC donde se observa la técnica
Imagen de un documental de la BBC donde se observa la técnica BBC

Los onicóforos están entre las criaturas más curiosas de la naturaleza. Algunos de estos gusanos atrapan a sus presas mediante una especie de baba viscosa que disparan en forma de chorro. Cuando localizan a la víctima, lanzan dos hilos de esta sustancia que tiene la propiedad de solidificarse al contacto con el aire e inmovilizan a la presa antes de ser devorada.

El animal mantiene la cabeza inmóvil y aprovecha la elasticidad del fluido.

Lo curioso de este chorro es la forma en que el animal lo propaga. El pegamento sale de dos apéndices a ambos lados de la cabeza que lo eyectan en una especie de riego en espiral, de forma que la sustancia cubre una mayor superficie. Para conocer mejor qué es lo que sucede, el equipo de Andrés Concha ha grabado los movimientos del animal y ha descubierto que estos gusanos mantienen la cabeza inmóvil y que aprovechan la resistencia elástica del fluido para hacerlo oscilar.

En resumidas cuentas, aseguran los autores del estudio publicado en Nature Communications, el mecanismo funciona como una manguera que se queda abierta y sin atender en el jardín, pues actúan las mismas fuerzas. Para comprobarlo emularon el sistema de lanzamiento del gusano mediante unos pequeños tubos elásticos en los que inyectaron el fluido. El resultado, como se observa en los vídeos, es que la propagación del hilo de baba se produce de manera similar.

Los onicóforos habitan ambientes oscuros y húmedos, como troncos en descomposición y grietas. Por la noche salen a cazar babosas y otros pequeños animales, a menudo más grandes que ellos. Su forma de alimentarse, inyectando un líquido corrosivo y sorbiendo el interior deshecho de la víctima, es más parecido al de los arácnidos que al del resto de gusanos. La forma en que lanzan el líquido, en espiral, es prácticamente única en la naturaleza, ya que otras especies lo que hacen es mover la cabeza, y permanecía sin explicación hasta ahora.

Referencia: Oscillation of the velvet worm slime jet by passive hydro-dynamic instability (Nature Communications) DOI 10.1038/ncomms7292


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba