MISIÓN ROSETTA

Comienza el histórico descenso del módulo Philae al cometa 67P

La Agencia Espacial Europea (ESA) confirma que el módulo Philae se ha separado con éxito de la sonda Rosetta. El descenso hasta el cometa llevará siete horas en las que Philae será completamente autónomo y tomará sus propias decisiones.

La aventura de poner por primera vez una sonda en la superficie de un cometa está a punto de culminar con éxito. A las 10,03 (hora peninsular española) la Agencia Espacial Europea (ESA) ha recibido la confirmación de que el módulo Philae se ha separado con éxito de la sonda Rosetta y ha comenzado el descenso hasta el cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko.

Durante las siguientes siete horas, el módulo  descenderá hacia la zona elegida para el aterrizaje y los técnicos de la ESA ya no tendrán margen de respuesta. A las 17h se recibirá la confirmación de que la sonda ha aterrizado sobre el cometa y sus patas se hundirán sobre el polvo helado para convertirse en el primer vehículo que la humanidad consigue posar sobre uno de estos cuerpos celestes. "Habremos colocado un objeto de 1 metro cuadrado en un cuerpo de 4 km de diámetro a una distancia de 400 millones de kilómetros", explica a Next Laurence O'Rourke, coordinador de Operaciones Científicas de la Misión Rosetta. "Y lo habremos hecho con una precisión de milímetros".

En las últimas horas se han completado con éxito todos los pasos de la misión con la detección de un error en el propulsor de gas frío del módulo, programado para activarse en el momento de contacto con la superficie. El propulsor no responde, lo que no quiere decir que no se active. El módulo dependerá exclusivamente de los arpones de sus patas para estabilizarse tras el impacto con la superficie, que se producirá a unos 3km/h. 

Puedes seguir la información al minuto a través de nuestra cuenta en Twitter: @next_ciencia. Estos son los siguientes pasos en el plan de Philae:

10,03 h (hora peninsular española). Separación. Tras colocarse a unos 22 km sobre el cometa y en el lugar adecuado de la trayectoria, la sonda Rosetta se desprenderá del módulo Philae a velocidad de unos 18 cm/s a través de un doble sistema de pequeñas detonaciones. En ese momento el módulo será autónomo y tomará sus propias decisiones.

De 10 a 17h. El largo descenso.  Una vez separado de Rosetta, Philae comenzará un viaje de 7 horas que mantendrá a los técnicos de la ESA sin aliento. Cuando esté a 100 metros de distancia desplegará sus patas y a partir de ahí será totalmente autónomo. Si algo falla, el propio módulo tiene previstas varias alternativas, pero los ingenieros no podrán hacer nada desde tierra. En esos primeros instantes la cámara NavCam del módulo tomará una imagen de Rosetta "como una pequeña que le dice adiós a su madre", según sus creadores. En esta pequeña animación de la NASA se aprecia cómo será la aproximación de Philae al cometa:

17h. El momento crítico: ¡CONTACTO! A esa hora tendremos confirmación de que Philae ha tomado contacto con el cometa si la maniobra se completa con éxito. La zona de aterrizaje, bautizada como Agilkia, tiene grandes rocas y desniveles que podrían hacer peligrar la misión. La caída será muy suave (debido a la pequeña gravedad del objeto) y será un impacto a una velocidad de 1 m/s, pero Philae podría dañarse.

En el momento del impacto se desplegarán de cada una de sus tres patas unos pequeñostaladros para fijarse al hielo. Bajo el cuerpo principal, dos arpones de dos metros de longitud se clavarán en el suelo al primer contacto y empezarán a tomar datos desde ese mismo instante. En función de la velocidad con que avancen los anclajes, los técnicos de la ESA sabrán si la composición del cometa es más polvo que hielo o viceversa. "Si cae en una zona con una inclinación de más de 30 grados", admite el coordinador de Operaciones Científicas, "puede empezar a caerse". Para esta situación los científicos han incorporado un cable en el interior de los arpones que conecta con un motor, de modo que la sonda puede quedar colgando momentáneamente y remolcarse hasta alcanzar una posición estable. Después seguirán más de 50 horas de toma de datos científicos.

18 h. ¡Hola cometa! Una vez superados los primeros minutos, los instrumentos de Philae empezarán a trabajar. Las 6 cámaras del sistema CIVA tomarán una imagen panorámica  del lugar de aterrizaje que enviarán a la Tierra y tendremos la primera imagen tomada desde la superficie de un cometa. Durante ese tiempo, la ESA ya estará recibiendo datos de los aparatos de Philae gracias a la batería principal (el módulo deberá orientarse al Sol para cargar la batería supletoria y prolongar su vida. El módulo clavará un taladro hasta 23 centímetros de profundidad (SD2) para conocer la composición del cometa mediante espectrometría de partículas alfa (APXS) y análisis de gases a partir de muestras (COSAC).  Otro instrumento (ROMAP) medirá el campo magnético en el suelo y también durante el descenso y el experimento CONSERT nos permitirá conocer la estructura interna del cometa mediante ondas de radio. 

--

Next es la nueva sección de Ciencia y Futuro de Vozpópuli. No te olvides de seguirnos en Twitter


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba