NEUROCIENCIA

El dolor crónico podría activarse de forma diferente en hombres y mujeres

Un estudio con ratones demuestra que las hembras están activando células inmunes diferentes en casos de dolor crónico y que los estudios con ratones machos (mayoritarios) podrían ser inválidos para el diseño de fármacos para mujeres, que son quienes más lo sufren.

El dolor crónico podría activarse de forma diferente en hombres y mujeres
El dolor crónico podría activarse de forma diferente en hombres y mujeres VP

En los últimos tiempos los neurocientíficos han encontrado una pista importante sobre la forma en que el dolor crónico afecta a las personas. En múltiples estudios se aprecia que las microglías, un tipo de células inmunes del sistema nervioso, se activan en la médula espinal de los pacientes y se buscan formas de atacar este problema mediante medicamentos.

En las ratonas no se activan las microglías, sino los linfocitos T y B.

Ahora, el equipo de Jeffrey Mogil presenta uno de esos trabajos que obliga a replantearse las líneas de investigación y que tendrá que ser tenido en cuenta en cientos de laboratorios. En un estudio realizado con ratones presentado este lunes en la revista Nature Neuroscience, el equipo de Mogil ha encontrado diferencias en la forma en que estas células se activan en machos y hembras, hasta el punto de que en las ratonas no se activan las microglías, sino otro tipo de células inmunes, los linfocitos T y B.

Durante sus experimentos con ratones machos y hembra, Mogil descubrió también que la activación de la microglía está vinculada a la presencia de la hormona masculina testosterona, de modo que en las hembras se activan otros mecanismos. "La investigación ha demostrado que mujeres y hombres tienen distinta sensibilidad al dolor y que más mujeres que hombres sufren dolor crónico", explica el investigador. "Pero siempre hemos asumido que el cableado del dolor se procesa igual en hombres y mujeres". El descubrimiento de que esto no sucede así tiene una primera implicación: se debe investigar de forma independiente para diseñar fármacos por sexos.

"Entender las rutas del dolor y las diferencias por sexos es absolutamente esencial para diseñar una nueva generación más sofisticada de medicamentos contra el dolor", explica Michael Salter, coautor del trabajo. "Creemos que los ratones tienen un sistema nervioso muy parecido al de los humanos, especialmente en una función evolutiva tan básica como el dolor, de modo que estos hallazgos nos dicen que hay importantes cuestiones encima de la mesa para el desarrollo de medicamentos contra el dolor".

Se debe investigar de forma independiente para diseñar fármacos por sexos.

Este descubrimiento se produce en un momento en que distintos colectivos científicos están llamando la atención sobre la necesidad de incluir animales hembra en las pruebas de laboratorio y en los ensayos preclínicos. Algunas administraciones, como la canadiense, ya están desarrollando políticas de este tipo para evitar este tipo de sesgos en los que mecanismos hormonales puedan alterar los resultados y perjudicar de manera indirecta a millones de mujeres.

Referencia: Different immune cells mediate mechanical pain hypersensitivity in male and female mice (Nature Neuroscience) DOI 10.1038/nn.4053


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba