FUTURO

Diseñan un revolucionario sistema para refrigerar edificios sin necesidad de aire acondicionado

Científicos de Stanford diseñan un dispositivo que puede disipar el calor en pleno día a través de paneles reflectantes en el tejado. El sistema podría reducir radicalmente el consumo energético en las ciudades.

Representación del nuevo sistema para refrigerar edificios
Representación del nuevo sistema para refrigerar edificios Fan Lab, Stanford Engineering

Encontrar una alternativa al aire acondicionado puede ser un respiro para el planeta. Solo  en Estados Unidos, el 15% del consumo de electricidad se destina a mantener estos sistemas de refrigeración en los edificios, lo que se traduce en un alto coste medioambiental. Ahora, un equipo de investigadores del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Stanford presenta un sistema alternativo que podría refrigerar los edificios con muchísimo menos consumo.

El dispositivo, presentado por el equipo de Shanhui Fanen la revista Nature, es un prototipo que consigue reducir la temperatura de una estancia (ya sea un edificio o un vehículo) en 5 grados Celsius mediante un sistema pasivo. La clave está en que han conseguido superar una barrera que hasta ahora parecía infranqueable: disipar el calor aunque incida sobre él la luz del Sol, aprovechando un rango de emisión que permite enviar la radiación al exterior de la atmósfera. Para conseguirlo, los científicos han diseñado un sistema multicapa que refleja el 97% de la luz solar mientras emite radiación al exterior en una frecuencia (conocida como "ventana de trasparencia") que permite enviar este calor a través de la atmósfera hacia el espacio exterior.

Aspecto del dispositivo (Universidad de Stanford)

“Piensa en ello como si fuera una ventana al espacio”, asegura Fan. “Hemos creado algo que es un radiador pero que también resulta ser un excelente espejo”, añade Aaswath Raman, autor principal del artículo. La capa de varios materiales tiene un grosor de 1,8 micras, más delgada que una hoja de papel aluminio, y está compuesta de dióxido de silicio y óxido de hafnio encima de una fina capa de plata. Su estructura interna permite reflejar la radiación infrarroja en una frecuencia que la deja pasar a través de la atmósfera sin calentar el aire que rodea el edificio. 

“Piensa en ello como si fuera una ventana al espacio”, asegura Fan.

En las pruebas preliminares, Fan y su equipo han conseguido demostrar que el sistema es capaz de reducir la temperatura en un día frío y claro de invierno en Stanford (California) a pesar de que el panel queda expuesto a la luz del Sol. Los autores consideran que esta tecnología podría ayudar a sustituir los actuales sistemas de aire acondicionado y que, combinados con refrigeradores alimentados con luz solar, podría cambiar la manera en que las modernas ciudades se enfrían.

Referencia: Passive radiative cooling below ambient air temperature under direct sunlight (Nature) DOI: 10.1038/nature13883

--

Next es la nueva sección de Ciencia y Futuro de Vozpópuli. No te olvides de seguirnos en Twitter


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba