MEDIOAMBIENTE

El mapa del color de los insectos refleja el cambio climático

La población de mariposas y libélulas europeas ha ido emigrando en función de su color en los últimos 20 años. Los científicos tienen ahora pruebas de que el cambio está relacionado con el aumento de las temperaturas y creen que las tonalidades de los insectos pueden servir para medir el impacto del calentamiento.

Mapa de las variaciones de color de los insectos
Mapa de las variaciones de color de los insectos Zeuss et al

Desde las zonas más al sur de la Península Ibérica hasta los fiordos de Noruega, durante las últimas dos décadas la población de insectos europea ha ido experimentando una serie de cambios sutiles. Poco a poco, las especies más oscuras se han ido desplazando hacia el norte mientras que en el sur se quedaban las más claras. Libélulas típicas del Mediterráneo como Aeshna affinis, y mariposas como la blanca catalana (Pieris mannii) se expandían hacia el norte y aparecían en los campos de Alemania donde nunca habían habitado.

Se analizaron 473 especies de libélulas y mariposas europeas

Un equipo de científicos encabezado por el alemán Dirk Zeuss ha realizado un estudio detallado de 473 especies de libélulas y mariposas europeas mediante imágenes digitales y datos de la localización. La primera conclusión es que la distribución de las especies tiene una relación directa con la temperatura. "Cuando estudiamos la biodiversidad solemos desconocer reglas por las que ciertas especies habitan donde habitan", explica Zeuss. "Con esta investigación hemos podido demostrar que las especies de mariposas y libélulas se distribuyen por Europa en función de su habilidad para regular el calor mediante su variación de color".

Imagen de una libélula Aeshna juncea (Randolf Manderbach)

Como no tienen sangre caliente, es decir, son ectotermos y su temperatura depende del exterior, el color de las alas es vital para los insectos. Aquellas mariposas que tienen alas más claras, por ejemplo, resisten mejor las temperaturas altas y regulan el calor. Pero no es esto lo único que han observado los científicos. Recurriendo al registro de datos entre 1988 y 2006, el equipo de Zeiss está en condiciones de afirmar que los cambios en las poblaciones se han producido a medida que cambiaban las temperaturas. "Hemos descubierto una relación directa entre el clima, el color del insecto y su elección de hábitat para dos de los mayores grupos de insectos", asegura Carsten Rahbek, investigador de la Universidad de Copenhague y coautor del estudio.

La intención de los autores del trabajo, publicado en Nature Communications, es que los datos sirvan para hacer proyecciones y tener datos por adelantado de los efectos del aumento de temperaturas.  Y el mapa de los colores de los insectos puede se runa buena herramienta para ver lo que está ocurriendo con la fauna en todo el globo.

Referencia: Global warming favours light-coloured insects in Europe(Nature Communications)

En Next: De los pájaros de Chernóbil al origen de los pelirrojos

--

Next es la nueva sección de Ciencia y Futuro de Vozpópuli. No te olvides de seguirnos en Twitter


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba