HISTORIA

Cómo usar las inundaciones como arma de guerra

Un estudio demuestra que los humanos causaron un tercio de las inundaciones en los últimos 500 años en el sudoeste de los Países Bajos. La técnica se usó contra los españoles en el siglo XVI y contra la invasión nazi en fechas tan cercanas como 1940.

Imagen aérea de las zonas históricamente inundadas
Imagen aérea de las zonas históricamente inundadas A. de Kraker)

Desde 1500 hasta el año 2000, un tercio de las inundaciones en el sudoeste de los Países Bajos fueron causadas deliberadamente por el hombre durante tiempos de guerra. Algunas de estas inundaciones ocasionaron cambios significantes en el paisaje, y fueron tan dañinas como las causadas por grandes lluvias o aumento de tormentas. Son las conclusiones de un trabajo realizado por el investigador holandés Adriaan de Kraker y publicado en la revista Hydrology and Earth System Sciences, editada por la Unión Europea de Geociencias (EGU).

Las tropas holandesas usaron las inundaciones contra los tercios de Flandes. 

Durante la Guerra de los 80 años o guerra de Flandes, mientras el ejército español luchaba para reconquistar un territorio en el actual norte de Bélgica y el sudoeste de los Países Bajos, a finales del siglo XVI, los rebeldes holandeses dirigidos por Guillermo de Orange decidieron usar el terreno poco elevado y propenso a las riadas en su beneficio. En un intento de liberar Brujas, Gante y Amberes del dominio español y defender su territorio, los rebeldes destruyeron diques en lugares estratégicos desde 1584 a 1586 para causar grandes inundaciones intencionadas

El plan se les fue de las manos”, dice de Kraker, profesor ayudante en la Universidad VU de Amsterdam, en Holanda. “Lo hicieron a costa del campo del norte de Flandes, del que anegaron dos tercios”. Las inundaciones pueden producir pérdidas de vida y dañar casas y negocios, y cuando el agua permanece en el interior durante mucho tiempo, puede cambiar el paisaje a través de la erosión y la deposición, formando nuevos cursos de mareas y canales. 

El área inundada durante la Guerra de los 80 años se convirtió en parte de una estratégica línea de defensa y permaneció inundado durante más de 100 años en algunos lugares, con profundas consecuencias para el paisaje. Después de que las aguas se retiraran, una gruesa capa de barro cubría todos los restos de edificios y carreteras de la zona. A medida que el agua se utilizaba, la salinidad de la tierra aumentaba, lo que afectaba a los campos de agricultura. 

“Las inundaciones estratégicas son una táctica con un muy alto riesgo”. 

“Las inundaciones estratégicas son una táctica con un muy alto riesgo. Sólo puede tener éxito si hay un buen plan para retroceder lo que se ha hecho, y un plan para hacer rápidos arreglos”, avisa de Kraker. Sin embargo, no fue el caso, según dice. “He buscado desesperadamente pruebas de que se hicieran planes para retroceder a la situación original reparando los diques y quién se iba a hacer cargo de los costes. Apenas he encontrado registros de esos planes”, asegura. 

De Kraker lleva estudiando desde 1980 las inundaciones históricas – que tuvieron lugar desde el año 1500 hasta el 2000 – en el sudoeste de Holanda para descubrir sus causas y resultados. Situada mayoritariamente por debajo del nivel del mar, y dominada por tres estuarios pluviales poblados de islas y un sistema de diques y presas que protegen a la fértil tierra del mar, esta región es particularmente susceptible a las inundaciones

En su investigación, Kraker utilizó documentos relativos a la propiedad del uso de la tierra, cuentas y mantenimiento de defensas marinas, y correspondencia entre los interesados, como los rebeldes, oficiales españoles y alcaldes de ciudades sitiadas. También usó fotografías aéreas de la zona, mapas históricos y mapas de cambios en el terreno y el paisaje. 

Como informa en el artículo, se dio cuenta de que las principales inundaciones de la zona en los últimos 500 años podrían agruparse en las causadas por incremento de tormentas (21 sucesos), y los que tuvieron lugar durante época de guerra (11). Los primeros tenían causas naturales y los últimos fueron creados por humanos, pero Kraker dice que la acción humana tuvo un papel principal en ambas.

La técnica también se usó contra la invasión de los nazis en 1940. 

La inundación que causó más daños tuvo lugar en el invierno de 1953, cuando fuertes vientos soplaron durante dos días causando una tormenta de gran duración, lo que provocó altísimos niveles de agua. Más de 1800 personas murieron, 100 mil fueron evacuados y hubo daños por valor de 700 millones de euros. Aunque la causa de esta inundación fue natural, Kraker afirma que factores humanos contribuyeron a la extensión del daño. Ha demostrado que las autoridades fueron lentas en su respuesta, y no consiguieron tomar medidas para reducir daños como levantar los diques con la suficiente rapidez. Las débiles construcciones y los inadecuados procedimientos de rescate contribuyeron a causar más daños materiales y humanos. El estudio también muestra que las inundaciones en Holanda se utilizaron como arma en años tan cercanos como 1940. “Las inundaciones estratégicas durante la Segunda Guerra Mundial comenzadas por los alemanes fueron puramente defensivas, mientras que la inundación de los aliados en la antigua isla de Walcheren, en el sudoeste del país apresuraron la ofensiva aliada”, dice de Kraker. 

Referencias: Floods as war weapons – Humans caused a third of floods in past 500 years in SW Netherlands (Hydrology and Earth System Sciences)


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba