GENÉTICA

Así hemos moldeado genéticamente a los caballos en 5.000 años

La secuenciación del genoma de dos caballos salvajes de 16.000 y 43.000 años de antigüedad permite a los investigadores reconstruir cómo fue el proceso de domesticación de los equinos.

Caballo de  Przewalski, la última subespecie de caballo salvaje.
Caballo de Przewalski, la última subespecie de caballo salvaje. Aloxe (Wikimedia Commons)

La relación del hombre con el caballo es relativamente reciente, se produjo hace solo unos 5.500 años y probablemente comenzó en las estepas rusas o mongolas.  Para conocer mejor cómo se produjo este proceso de domesticación, el equipo de Ludovic Orlando ha analizado los genomas de dos caballos cuyos restos fueron hallados en Rusia y cuya antigüedad estimada es de 16.000 y 43.000 años respectivamente.

Una vez obtenida la secuencia genética completa, los científicos la compararon con los genomas de cinco razas de caballos actuales y con el conocido como "caballo de  Przewalski", la última subespecie de caballo salvaje que se conserva en algunas reservas de Mongolia.Curiosamente, la comparación revela que los antiguos especímenes tienen más parecidos con los modernos caballos domesticados que con los caballos salvajes de Mongolia, lo que sugiere que los caballos actuales proceden de poblaciones anteriores a los caballos de Przewalski.

Pero el aspecto interesante es lo que revela el genoma sobre cómo fueron cambiando los caballos durante estos últimos 5.000 años por la selección artificial de los humanos. Los científicos han identificado varios grupos de genes que se vieron favorecidos durante la domesticación, relacionados con los músculos, las patas, las articulaciones y el sistema cardíaco, adaptaciones físicas seleccionadas para el beneficio humano.

Hay cambios en genes asociados con el comportamiento y la capacidad de aprendizaje

Estos cambios en el genoma revelan que los caballos experimentaron cambios en su locomoción y fisiología durante la domesticación, e incluso sufrieron cambios en genes asociados con el comportamiento y la capacidad de aprendizaje. Paralelamente, los científicos han detectado que el genoma de los caballos modernos contienen un alto número de mutaciones deletéreas, lo que representa, dicen, los costes de la domesticación.

Referencia:Prehistoric genomes reveal the genetic foundation and cost of horse domestication (PNAS) | Foto: Aloxe (Wikimedia Commons)

En Next: Así hemos moldeado genéticamente el tomate en los últimos 10.000 años


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba