CIENCIA FORENSES

Cómo identificar a un sospechoso por los microbios de sus zapatos

Las “firmas” microbiales encontradas en las pertenencias de un individuo, como sus zapatos o su teléfono móvil, podrían utilizarse para determinar el lugar dónde ha estado y seguir sus movimientos. Incluso ir del salón de tu casa al de casa de un amigo conlleva un movimiento claramente detectable

Una huella de zapato puede contener mucha información biológica
Una huella de zapato puede contener mucha información biológica Maret Hosemann (Flickr, CC)

Las bacterias encontradas en la piel humana juegan un papel muy importante en la ecología microbiana de nuestros hogares, oficinas, hospitales y ciudades, dándole forma mediante todos los objetos que tocamos. Según un trabajo publicado en la revista Microbiome, estudiar este intercambio de microbios entre los humanos y sus ambientes tiene potenciales aplicaciones en ciencias forenses, como las firmas microbianas encontradas en objetos personales que podrían utilizarse para identificar a sospechosos en investigaciones criminales.

Ir del salón de tu casa al de casa de un amigo conlleva un movimiento claramente detectable.

“Las firmas de los microbios humanos ya se han utilizado para emparejar individuos con objetos con los que han interactuado, como teclados de ordenadores”, asegura Simon Lax, del Laboratorio Nacional Argonne y la Universidad de Chicago, y autor de este estudio. “Ahora lo que nos interesa es ver cómo estas interacciones microbianas cambian a lo largo del tiempo, y si podrían utilizarse para seguir los movimientos de un individuo. Hemos descubierto que incluso ir del salón de tu casa al de casa de un amigo conlleva un movimiento claramente detectable en la estructura de la comunidad microbiana de tus objetos personales”.

En el estudio, dos participantes utilizaron torundas estériles para tomar muestras de la parte delantera y trasera de sus teléfonos móviles, las suelas de sus zapatos y el suelo sobre el que estaban, cada hora durante un período de dos días. Las torundas se analizaron después para determinar las comunidades de bacterias presentes en cada punto.

Entre cada localización durante los dos días, los investigadores descubrieron que los cambios en las comunidades microbianas de los zapatos se parecían en los que se veían en las comunidades microbianas del suelo. Esto sugiere una fuerte e inmediata transferencia desde los microbios del suelo a los zapatos del individuo.

Los autores se sorprendieron ver lo marcadas que eran las firmas microbianas de los zapatos.

Los autores afirman que se sorprendieron al ver lo fuertes y marcadas que eran las firmas microbianas de los zapatos en cada uno de los lugares visitados por el participante. Esto se demostró después con el éxito de sus modelos informáticos de aprendizaje, que fueron capaces de identificar a cada participante basándose únicamente en sus muestras.

Según sus resultados, es menos probable que los teléfonos móviles pudieran ser utilizados para seguir los movimientos recientes de una persona, debido a la rápida y constante sustitución de la comunidad microbiana en esta superficie.  Posteriormente, se seleccionaron al azar 89 participantes entre los asistentes a 3 conferencias científicas distintas y se les pidió que dieran muestras de sus zapatos y teléfonos móviles. Los investigadores descubrieron que la “firma” de las comunidades microbianas encontradas en zapatos y móviles podían agruparse según las localizaciones geográficas de las tres conferencias donde se habían tomado las muestras. Los resultados sugieren, por tanto, que las comunidades microbianas muestran una estructura y composición única basada en el tipo de superficie, la identidad de la persona que interactúa con esta superficie y la localización geográfica.

“La ciencia forense microbiana es un campo emergente y se necesitan muchos más estudios para comprender mejor el potencial de su utilización”, afirma Simon Lax. “Este estudio es un piloto pequeño, y por tanto la mayor prioridad es ir aumentando el número de individuos en este tipo de estudios, para ver si todavía somos capaces de emparejar a las personas con sus objetos con una alta precisión”.

Referencia: Forensic analysis of the microbiome of phones and shoes (Microbiome) | Imagen: Maret Hosemann (Flickr, CC)


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba