EVOLUCIÓN

¿Qué fue primero, la cabeza o el cuerpo de la serpiente?

Un equipo de investigadores analiza el grupo de fósiles de serpientes más antiguo datado hasta ahora. Con los datos obtenidos, los científicos concluyen que los primeros rasgos características de estos animales aparecieron en el cráneo y que el cuerpo alargado apareció mucho después.

Recreación del posible aspecto que pudo tener una de las primeras serpientes, 'Parviraptor estesi'
Recreación del posible aspecto que pudo tener una de las primeras serpientes, 'Parviraptor estesi' Julius Csotonyi

Parece la pregunta del huevo o la gallina, pero algunos científicos creen que en este caso puede haber respuesta. Las primeras serpientes, ¿se distinguieron evolutivamente por los rasgos que aparecieron en un cráneo, o fue la morfología de su cuerpo la que evolucionó primero? El equipo de Michael Caldwell presenta esta semana en Nature Communications el análisis de los fósiles más antiguos de serpiente datados hasta ahora, 70 millones de años más antiguos que los últimos de los que se tenía registro.

Los nuevos fósiles son 70 millones de años más antiguos que los anteriores.

El análisis de estos restos encontrados en Inglaterra, EEUU y Portugal indica que las primeras serpientes pudieron aparecer hace unos 170 millones de años, en el Jurásico medio, en una época en la que los reptiles se estaban diversificando y extendiendo con rapidez por todo el globo y en los más diversos hábitats, desde los ríos a las costas o los pantanos. 

Estas primeras serpientes, según los autores, compartían con los ofidios actuales algunas características muy definidas, como los dientes delanteros afilados y los rasgos de la mandíbula, pero también compartían muchos rasgos con los lagartos. Y aunque no poseen datos sobre la forma ni características que pudo tener el cuerpo de estos especímenes analizados, los investigadores se aventuran a contradecir trabajos anteriores en los que se establecía que el primer rasgo en parecer en las serpientes fueron los cuerpos alargados.

Las primeras serpientes tenían cuerpo de lagarto, según los autores.

"El reconocimiento de que las serpientes son lagartos", escriben, "conduce a la predicción de que el registro fósil de la evolución de las serpientes mostrará serpientes primitivas con el cuerpo corto y cuatro patas y cráneos con características de serpiente". En su opinión, "la evolución del cráneo de serpiente fue la innovación clave del clado, y no el alargamiento ni la reducción de las patas, contrariamente a lo que se ha afirmado previamente".

Es más probable, sostienen, que al igual que ha sucedido en otros grupos de reptiles (como las culebrillas ciegas) la evolución de las serpientes empezara por los rasgos de la cabeza y que luego sus cuerpos se alargaran y sus miembros se acortaran, "evolucionando y adaptándose durante más de 167 millones de años de la historia terrestre hasta convertirse en el grupo extraordinariamente diverso que conforman hoy".

Referencia: The oldest known snakes from the Middle Jurassic-Lower Cretaceous provide insights on snake evolution (Nature Communications) DOI: 10.1038/ncomms6996


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba