EXPLORACIÓN ESPACIAL

La primera impresora 3D en el espacio

La Estación Espacial Internacional (ISS) recibe su primera impresora 3D, un dispositivo diseñado para funcionar en microgravedad que promete facilitar la vida a los astronautas.

El dispositivo Portal será la primera impresora 3D en el espacio
El dispositivo Portal será la primera impresora 3D en el espacio Made In Space

A partir de ahora, cuando a los astronautas les falte una pequeña pieza de repuesto para arreglar uno de los muchos aparatos de la estación espacial no tendrán que esperar a la llegada de la siguiente nave de reabastecimiento, sino que podrán fabricarla ellos mismos. La cápsula Dragon llegará en unas horas a la Estación Espacial Internacional con un cargamento muy especial que contiene la primera impresora 3D que se podrá usar en el espacio.

“No es la replicadora de Star Trek, pero es un paso”, dice NASA.

El modelo, fabricado por la empresa Made in Space, ha sido probado en más de 400 tests de microgravedad y, según sus fabricantes, podría abrir las puertas a una nueva era en lo que se refiere al trabajo espacial. "No es como la máquina replicadora de Star Trek", dicen en NASA, "pero parece un paso en esa dirección".

El dispositivo tiene el tamaño de un microondas y, como todas las impresoras 3D, funciona modelando pequeñas piezas de plástico que ensambla por capas hasta construir un objeto tridimensional. En las pruebas, la impresora es capaz de tener diferentes objetos listos en tiempos que van desde 15 minutos a una hora. La NASA cree que fabricar los objetos en el espacio en lugar de trasladarlos desde la Tierra facilitará el trabajo en el espacio y ahorrará un tiempo muy valioso.

Las misiones tendrán cierta autonomía respecto a los envíos desde la Tierra.

"Creo que el objetivo en nuestro camino hacia la exploración espacial, y la colonización de otros planetas, pasa por hacer pruebas y anticiparnos a nuestras necesidades", asegura LaNetra Tate, responsable de fabricación avanzada de la NASA. Tecnologías como la impresión 3D podría permitir a las misiones cierta autonomía respecto a los envíos desde la Tierra y permitir soluciones improvisadas como las que se han llevado a cabo históricamente con cinta americana.

"La capacidad de fabricar cosas a demanda", asegura Niki Werkheiser, jefe del programa de impresión 3D de la NASA, "puede revolucionar la cadena de abastecimiento que usamos ahora y será crítica en misiones de exploración". El modelo que llegará a la ISS este martes es un dispositivo de prueba y desarrollo. Si los resultados son buenos, se trabaja ya en una impresora más grande y con mayor capacidad de fabricación.

Fuente: NASA

--

Next es la nueva sección de Ciencia y Futuro de Vozpópuli. No te olvides de seguirnos en Twitter


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba