BIOMECÁNICA

El vuelo de la mantis tiene truco [VÍDEO]

El insecto rota sus patas y su abdomen en el aire para controlar el momento angular y aterrizar con precisión. Esta maniobra, que sucede en una décima de segundo, es lo que diferencia el salto de la mantis del de otros insectos.

Una captura del vuelo de la mntis hacia su objetivo
Una captura del vuelo de la mntis hacia su objetivo Malcolm Burrows y Gregory Sutton

Controlar el centro de masas es un desafío para los animales pequeños. Por eso insectos como la pulga o el saltamontes tienen una gran capacidad de salto, pero su cuerpo se balancea de manera descontrolada mientras vuelan hacia su objetivo. El equipo de Malcolm Burrows y Gregory Sutton acaba de descubrir que la mantis religiosa emplea un sistema particular que le permite saltar con precisión y controlar el salto en un tiempo menor de lo que dura un parpadeo.

Para el trabajo, que se publica esta semana en la revista Current Biology, los investigadores tomaron imágenes a cámara superlenta de 381 saltos de 58 ejemplares jóvenes de mantis que saltaban hasta un objetivo. Los vídeos revelan que la mantis emplea una técnica que controla el movimiento de rotación y le permite aterrizar con relativa precisión. El truco consiste en rotar sus patas y su abdomen simultáneamente en varias direcciones para controlar el momento angular. Este simple gesto le otorga una gran estabilidad a su salto.

“Estos insectos están controlando cada paso del salto “, aseguran los autores.

"Hasta donde podemos decir, estos insectos están controlando cada paso del salto", asegura el profesor Burrows, de la Universidad de Cambridge. "No hay un paso descontrolado que después se compensa, que es lo que pensábamos al principio". De hecho, para asegurarse de que estaban entendiendo el proceso, los científicos pegaron con pegamento los segmentos del abdomen de varias mantis para impedir que rotaran con normalidad y ver si de esta forma perdían el control. Curiosamente, la precisión del salto no se vio afectada. Las mantis aún alcanzaban el objetivo, pero no podían rotar sus cuerpos hasta la posición correcta, de modo que golpeaban con la cabeza en el objetivo y rebotaban ligeramente.

La comprensión de estos procesos en la naturaleza puede resultar útil para diseñar dispositivos biomecánicos que utilicen nuevas estrategias de salto o vuelo. Ahora mismo, admite Sutton, controlar el momento angular del salto de pequeños robots es un problema bastante complicado y la estrategia de la mantis quizá ofrezca una vía de solución en los prototipos.

Referencia: Mantises Exchange Angular Momentum between Three Rotating Body Parts to Jump Precisely to Targets (Current Biology) DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.cub.2015.01.054


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba