BIOLOGÍA

La mariposa que 'torea' murciélagos con la cola

La mariposa nocturna Actias luna ha desarrollado una estrategia para evitar a su principal depredador. Un equipo de científicos ha podido medir los efectos que tiene su larga cola a la hora de despistar a los murciélagos durante sus ataques. Y funciona.

Un ejemplar de mariposa luna
Un ejemplar de mariposa luna Andrea Westmoreland (Wikimedia Commons)

La batalla entre murciélagos y mariposas dura ya más de 60 millones de años. Durante este tiempo, algunas especies de mariposas nocturnas han desarrollado sus defensas, como sistemas que detectan o desvían las señales de ecolocalización de sus depredadores. Es lo que se llama en biología una "carrera armamentística", en la que pequeños cambios en determinado rasgo se convierten temporalmente en una ventaja hasta que la especie 'rival' evoluciona para contrarrestarlo.

Colgaron mariposas, con cola y sin cola, para ver cuántas sobrevivían a los murciélagos.

El equipo de Jesse Barber se ha centrado en las características de una mariposa nocturna llamada Actias luna y conocida por su larga cola. Los científicos sospechaban que esta característica  le proporcionaba algún tipo de ventaja respecto a los murciélagos, pero no se había podido comprobar con experimentos. Para su trabajo, publicado en la revista PNAS, los investigadores siguieron el siguiente procedimiento: colgaron a una serie de mariposas Luna  con hilo de pescar en un recinto con murciélagos morenos (Eptesicus fuscus) y cortaron la cola a la mitad de ellas. Después, comprobaron las tasas de supervivencia de los dos grupos.

Mediante cámaras de infrarrojos de alta velocidad y micrófonos ultrasónicos, los científicos registraron cada uno de los movimientos de murciélagos y mariposas y comprobaron que las mariposas que conservaban la cola tenían un 47% más de posibilidades de sobrevivir que aquellas a las que habían desprovisto de este apéndice. Durante sus ataques, los murciélagos se centraron en la cola en un 55% de las ocasiones, lo que sugiere que la cola puede servir para distraer a estos depredadores hacia una parte del cuerpo prescindible.

Las tasas de supervivencia de estas mariposas con cola, aseguran los autores del trabajo, son similares a las que tienen aquellas especies que han desarrollado un oído capaz de detectar las señales de ecolocalización de los murciélagos para evitarlos o despistarlos. Esto, unido a que  este tipo de cola se ha desarrollado en varias especies de la familia Saturniidae, hace pensar a los científicos que se trata de una ventaja adaptativa que permite a las mariposas torear en la oscuridad a los murciélagos.

Referencia: “Moth tails divert bat attack: Evolution of acoustic deflection”, by Jesse R. Barber et al. (PNAS) | Imagen: Andrea Westmoreland (Wikimedia Commons)


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba