BIOLOGÍA

Descubren la causa de la muerte de millones de estrellas de mar

La mutación de un virus es la causa de millones de ejemplares de estrellas de mar muertas en apenas dos años. Hay veinte especies afectadas por el extraño “síndrome debilitante de las estrellas de mar” que ha desconcertado a los científicos.

Un estrella de mar muerta en la playa
Un estrella de mar muerta en la playa Wikimedia Commons

Millones de estrellas de mar que pierden sus miembros y se reblandecen hasta convertirse en una papilla viscosa y blanquecina. El fenómeno azota las costas de Norteamérica desde principios de 2013 y es uno de los misterios biológicos más impactantes del siglo. Los científicos no comprendían cuál podía ser el motivo, pero el trabajo de un grupo de investigadores de la Universidad de Cornell, publicado esta semana en PNAS, ha resuelto el enigma.

En los primeros momentos algunos biólogos recordaron altas mortandades de equinodermos durante los años 1984 y 1985, que volvieron a repetirse aunque con menor intensidad en  1997 y 1998. Estos eventos se relacionaron con el fenómeno de El Niño y el calentamiento global. Sin embargo, en 2013 el Niño no estaba activo por lo que la causa era incierta. Otros investigadores apuntaron al calentamiento de las aguas debido a corrientes marinas como posible causante de las muertes. La superpoblación de algunas de estas especies también fue barajada como explicación al misterio.

El asesino es un  un densovirus denominado SSAD

Conforme el fenómeno se iba propagando por toda la costa estadounidense los biólogos empezaron a entender que se encontraban ante un patrón de infección. Un patógeno estaba implicado en las muertes, ¿pero cuál? “En una sola gota de agua puede haber millones de virus, encontrar el responsable era como toparse con una aguja en un pajar”, asegura Ian Hewson, microbiólogo de la Universidad de Cornell y responsable principal del estudio publicado en PNAS.

La investigación partió de una observación interesante: la muerte de equinodermos también sucedía en acuarios que se surtían de agua de mar para sus tanques, lo cual descartaba muchas de las teorías citadas y apuntaba directamente a un agente patógeno. A esto había que sumar otra pista: los primeros experimentos del equipo de Hewson descubrieron que ejemplares sanos contraían la enfermedad después de que se les inyectara material filtrado de estrellas marinas enfermas.

Todo un trabajo de detectives que ha terminado apuntando al asesino: un densovirus denominado SSAD (Sea Star Associated Densovirus) presente en grandes cantidades en las estrellas marinas enfermas en relación con las sanas y cuya presencia aumenta conforme progresa la enfermedad.

El virus se ha encontrado en estrellas de mar en museos de Historia Natural.

Pero las sorpresas no terminan aquí. El análisis del virus y su comparación con estrellas de mar de  varios museos de Historia Natural muestran que este virus ya estaba presente, aunque en menor medida, en ejemplares de estrellas de mar hace 72 años. Un estudio más profundo muestra que ejemplares de estrellas guardadas en museos y datadas en 1980, en 1987 y en 1991 también ofrecen rastros del mismo virus.

¿Por qué ha alcanzado ahora dimensiones de epidemia? ¿Qué ha provocado el veloz incremento y mortalidad en los efectos de este patógeno? Los investigadores no tienen aún respuestas. Un misterio se cierra, muchos otros se abren.

Referencias científicas y más información: Ian Hewson, Jason B. Button, Brent M. Gudenkauf, Benjamin Minerb, et al. “Densovirus associated with sea-star wasting disease and mass mortality” November 17, 2014, doi: 10.1073/pnas.1416625111


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba