BIOLOGÍA

El pingüino de dos metros que un día vivió en la Antártida

El hallazgo de nuevos restos fósiles confirma la existencia de un pingüino de 115 kilogramos y dos metros de longitud que vivió hace unos 40 millones de años.

Comparativa del tamaño de Palaeeudyptes klekowskii con otros pingüinos
Comparativa del tamaño de Palaeeudyptes klekowskii con otros pingüinos New Scientist

De vivir en nuestros días sería tan alto y robusto como un jugador de baloncesto. Con sus dos metros de altura y sus 115 kilos de peso, Palaeeudyptes klekowskii es el mayor de los pingüinos descubiertos hasta ahora y deja muy atrás el récord de la anterior especie extinta, los fósiles de un pingüino de 1,5 m descubiertos en Perú.

De vivir en nuestros días sería tan alto y robusto como un jugador de baloncesto.

Los nuevos fósiles, según cuentan en New Scientist, fueron descubiertos en la isla Seymour, en la península antártica, a principios de año, pero ahora el equipo de Carolina Acosta, del Museo de La Plata, ha encontrado algunas piezas que le permiten estimar su tamaño. Los primeros restos consistían en una docena de huesos, en su mayoría de los pies y las alas del animal, pero el hallazgo de un tarsometatarso de 9 cm permite  hace pensar a los científicos que el ave pudo tener hasta dos metros de longitud.

Palaeeudyptes klekowskii vivió hace entre 37 y 40 millones de años, "una época maravillosa para los pingüinos", según Acosta, que calcula que hasta 14 especies pudieron poblar la costa antártica. El clima de estas islas era por entonces algo más cálido que en la Antártida y más parecido al de la Tierra de Fuego, en el extremo sur de Sudamérica.

Un pingüino tan alto como un jugador de baloncesto

Aunque es difícil calcular cómo habría sido de alto este pingüino sobre dos patas (sus esqueletos son diferentes de los pingüinos actuales) está claro que es la especie de mayor tamaño descubierta hasta ahora, muy lejos de los 1,36 m y 46 kilos del pingüino emperador. Los científicos también creen que este gran tamaño pudo dar al animal algunas ventajas y que quizá podía permanecer bajo el agua más tiempo que los pingüinos actuales, hasta 40 minutos que le podía permitir alimentarse de gran cantidad de presas.

Referencia: New giant penguin bones from Antarctica: Systematic and paleobiological significanceVía: New Scientist.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba