BIOLOGÍA

Por qué las flores son más "oscuras" cerca del ecuador

Un estudio muestra que la pigmentación de las flores tiene un papel determinante en la resistencia del polen a la radiación ultravioleta. El descubrimiento explica en parte por qué cuanto menor es la latitud, más oscuro es el aspecto de animales y plantas.

Bajo la luz ultravioleta, las flores más 'ecuatoriales' son más oscuras
Bajo la luz ultravioleta, las flores más 'ecuatoriales' son más oscuras Matthew Koski, Universidad de Pittsburgh

Estudiando la distribución de animales y plantas a lo largo y ancho del planeta, los biólogos han encontrado algunos patrones que se cumplen a rajatabla y que ellos conocen como reglas. Así, por ejemplo, han comprobado que las especies animales tienen mayor tamaño cuanto más es la temperatura media del ambiente en que viven (regla de Bergmann) o que los cuerpos varían en forma y volumen en función del hábitat (regla de Allen). Una de las reglas más interesantes es la que definió el alemán Constantin Lambert Gloger en 1833, cuando observó que las aves que vivían en climas más cálidos tenían las plumas más oscuras que las de climas más fríos. Al comprobar que otros animales seguían la misma distribución, se bautizó el fenómeno como regla de Gloger.

Las flores presentan patrones oscuros en el centro para atraer a los insectos y abosorber la radiación UV

Un equipo de biólogos de la Universidad de Pittsburgh acaba de comprobar que esta distribución se cumple también en el caso de algunas especies de plantas y que sus flores presentan también una pigmentación más oscura a medida que se acercan al ecuador. Para el trabajo, publicado en la revista Nature plants, el equipo de Matthew Koski and Tia-Lynn Ashman estudió 34 poblaciones diferentes de la Argentina anserina, una planta con flores amarillas ampliamente distribuida en diferentes latitudes, y descubrió que aquellas que estaban más cerca de las regiones ecuatoriales presentaban una pigmentación más oscura en el espectro ultravioleta que las que estaban en climas más templados.

Cada una de estas flores presenta en el centro una especie de círculo oscuro que actúa como atractor de insectos (ven en un rango diferente del espectro a la que vemos nosotros). Pero lo que vieron Koski y Ashman, tal y como explican en Scientific American, fue que los círculos oscuros jugaban un rol diferente a la mera atracción de polinizadores. En un estudio en laboratorio, los científicos vieron que el polen de las flores más oscuras tenía considerablemente más opciones de resistir bajo una alta radiación ultravioleta frente a aquellas que presentaban círculos más pequeños.

El polen de las flores más oscuras tiene más opciones de prosperar.

¿Qué quiere decir este resultado? Los autores del trabajo sostienen que esta adaptación hace que las flores más oscuras absorban más radiación y que se refleje menos sobre el polen, de forma que lo protegen. En este y otros caso, sostienen, la explicación más lógica para los cambios de pigmentación es la defensa frente a este tipo de radiación, que puede resultar muy dañina para los organismos vivos. Aún así, no descartan la influencia de otros factores  asociados a la latitud; en el caso de las plumas de los pájaros se ha visto que tiene que ver con las sustancias que las protegen de determinadas bacterias en zonas con mucha humedad, y en los mamíferos se ha descubierto que la evolución favorece a las especies con  caras más claras y lomos más oscuros porque les proporciona un buen camuflaje en los  bosques tropicales.

Referencia: Floral pigmentation patterns provide an example of Gloger's rule in plants (Nature Plants) doi:10.1038/nplants.2014.7 | Vía: Scientific American

Relacionado: De los pájaros de Chernóbil al origen de los pelirrojos (Next)


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba