GEOLOGÍA

Un mensaje escrito en las dunas de Marte

Un equipo de científicos examina por primera vez con detalle un fenómeno desconocido hasta hace poco. Aunque se creía que su atmósfera lo haría imposible, los vientos moldean la arena y hacen migrar las dunas marcianas de la misma manera que en la Tierra. 

Las dunas marcianas de Nili Patera vistas por la sonda MRO
Las dunas marcianas de Nili Patera vistas por la sonda MRO HiRise (NASA)

Hay un mensaje escrito en las dunas de Marte, pero no es obra de ninguna civilización extraterrestre, sino de los vientos marcianos que moldean la superficie de la arena. El equipo de Francois Ayoub, del Instituto Tecnológico de California (Caltech), publica esta semana en Nature Communications el primer análisis detallado de esta migración de las dunas que hasta hace poco se consideraba un simple fenómeno de erosión.

Para ello, los científicos han analizado las imágenes tomadas a lo largo de un año por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) y su cámara de alta precisión HiRISE  en una caldera volcánica de unos 2 km de profundidad y 55 km de diámetro conocida como Nili Patera. Este lugar, de unos 200 km cuadrados de extensión, presenta una formación de dunas cuyas formas varían con el tiempo.

El análisis de la secuencia de imágenes ha permitido a los investigadores determinar que no se trata de una simple erosión debido al viento, sino que las dunas están migrando paulatinamente al igual que sucede en nuestro planeta.

La dirección del viento es casi constante, de sur a oeste.

El modelo atmosférico de Marte indicaba hasta ahora que los vientos no serían lo suficientemente fuertes para dejar estas ondulaciones clásicas que mueven la arena en lugares como el desierto del Sáhara, pero el equipo de Ayoub aporta datos que apuntan a lo contrario. En concreto, sus observaciones indican cambios que son tres veces más intensos en el verano marciano que en el invierno. Estos patrones estacionales, al igual que las marcas en la arena que indican que la dirección del viento es casi constante (de sur a oeste), dan una pista sobre el origen de los vientos. Los científicos creen que el flujo procede del borde de la planicie de Isidis, que está a mayor altitud.

Esta investigación, escriben los autores, abre nuevas vías para conocer mejor los procesos climáticos de Marte y los paisajes descubiertos por los vehículos ‘rover’ que enviamos para explorar su superficie.

Referencia: Threshold for sand mobility on Mars calibrated from seasonal variations of sand flux (Nature Communications) DOI: 10.1038/ncomms6096

--

Next es la nueva sección de Ciencia y Futuro de Vozpópuli. No te olvides de seguirnos en Twitter


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba