ARQUEOLOGÍA

Hace 3.300 años se llevaban las trenzas, el tinte y las extensiones

Un equipo de arqueólogos investiga los peinados de los habitantes de la ciudad de Amarna, en la ribera oriental del río Nilo. Los habitantes de esta región se enterraban con sofisticados peinados que han perdurado hasta nuestros días.

No sabemos quién fue, su edad ni a qué se dedicaba, pero su cráneo indica un refinado gusto por la peluquería. Esta cabeza de más de 3.300 años de antigüedad presenta hasta 70 extensiones de pelo y es uno de los muchos restos examinados por un equipo de arqueólogos en un cementerio de la ciudad de Amarna, fundada por el faraón Akhenatón a mediados del siglo XIV a. C.

Uno de los cráneos presenta hasta presenta hasta 70 extensiones de pelo.

El equipo de Jolanda Bos está investigando, entre otras cosas, los peinados que lucían los mujeres y hombres de esta región del Bajo Egipto y se están encontrando con una amplia variedad de estilos y formas. Debido a que los envolvían en grasa, los peinados se han conservado extraordinariamente bien en algunos casos y dejan ver el gusto por las trenzas e indicios de que algunos individuos se teñían las canas.

En un trabajo publicado en The Journal of Egyptian Archaeology los científicos documentan el análisis de más de 100 cráneos, de los cuales 28 conservaban el pelo. Estos restos indican una gran variedad de procedencias étnicas de los individuos y un gusto predominante por el pelo corto y trenzado.

Les gustaban las trenzas y el pelo corto, indican los investigadores.

"Todas las trenzas halladas en los ataúdes eran simples y de tres raíces", escriben los autores del trabajo. "A menudo no tienen más de 20 cm de longitud, lo que dejaría el pelo a la altura de los hombros aproximadamente. El pelo más largo que hemos encontrado consiste en unas serie de capas de extensiones que alcanza los 30 cm", indican. Los científicos no saben si la mujer de las 70 extensiones fue peinada así para el entierro o si era habitual que usaran estos peinados en su vida cotidiana. Una de los cráneos muestra cabellos de dos colores, lo que sugiere que se hacían con pelo de varias personas.

En uno de los casos analizados, el pelo contiene un tinte rojo anaranjado sobre el pelo gris. Los investigadores creen que quizá en esta época se tapaban las canas con tintes vegetales como la henna. En otros yacimientos se han encontrado muestras de que sí era, pero aún faltan más pruebas para saberlo con certeza.

Fuente: Ancient Egyptian Woman with 70 Hair Extensions Discovered (Livescience)


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba