Mi pequeño Salottino

Las regiones más competitivas de Europa

Hace unos días se publicó el avance del denominado «Informe europeo sobre competitividad regional» que realiza la Comisión Europea y que han dirigido en esta ocasión Paola Annoni y Lewis Dijkstra, de la Unit of Econometrics and Applied Statistics y la Economic Analysis Unit, de Bruselas. Para su elaboración se ha recabado la ayuda y apoyo de numerosos organismos y profesionales especializados en este campo, tanto del World Economic Forum (Global Competitiveness Index), como de la Harvard Business School, el European Cluster Observatory, por lo que al documento no podemos más que suponerle una acreditada solvencia y calidad.

En la presentación, sus autores indican que el trabajo representa fundamentalmente una herramienta de análisis que se inició en 2008 sobre la base de unas actuaciones previas del World Economic Forum y que, al analizar aspectos y factores relacionados con la innovación, la calidad de las instituciones, las infraestructuras y otras variables como la salud y el capital humano, los diagnósticos resultantes pueden resultar útiles a las autoridades públicas en sus diferentes tareas. Así, el informe de 2013, cuya versión definitiva se publicará en septiembre próximo, aspira a convertirse en una herramienta provechosa para las regiones europeas, especialmente para que identifiquen cuáles son las prioridades para incrementar su competitividad y, consecuentemente, mejorar también las condiciones de vida de la gente.

El documento hay que decir que aporta una información muy interesante y merece la pena leerlo en su integridad. Es más, personalmente creo que un texto así debería tratarse con tiempo, seriedad y rigor en sede parlamentaria, pero como pueden imaginar ustedes, algo así no sucederá. Como mucho, algún diputado o senador avispado que acceda al documento, se hará eco del mismo y registrará alguna pregunta parlamentaria para justificar de ese modo los interesantes emolumentos que percibe por su teórica responsabilidad, pero poco más. No sería de extrañar tampoco que aquellos que han maltratado y siguen maltratando sus propias regiones desde las instituciones que controlan, incluso otros que representan un auténtico «peligro público», usen el informe pidiendo o reclamando vaya usted a saber qué cosa.

Metodología de análisis

A este respecto, hay que señalar que contrariamente a lo que sucede con otros informes y notas que por ahí circulan sobre las materias más variopintas, el «EU Regional Competitiveness Index» creo que se ha elaborado de un modo riguroso, y aunque seguramente este tipo de trabajos siempre son mejorables, el informe es desde luego exhaustivo y creo que tiene en cuenta las principales y más importantes variables para realizar un adecuado diagnóstico de situación. Algunas variables que pudieran echarse en falta, es cierto que incluso podemos entender que implícitamente se encuentran incorporadas en otras que se han tenido muy en cuenta.

Los pilares básicos o generales de análisis los integran: (1) Calidad de las Instituciones (2) Estabilidad Macroeconómica, (3) Infraestructuras (4) Sanidad y (5) Calidad de la enseñanza primaria y secundaria. En un segundo nivel de estudio, relacionado con la eficiencia, las bases o factores que se han adoptado son: (1) Educación superior (2) Eficiencia del Mercado de trabajo y (3) Tamaño de mercado. Finalmente, por lo que se refiere a la innovación, que el propio documento enfatiza que es un ámbito que tiene especial relevancia en las regiones más avanzadas, los autores del informe se centran en (1) Desarrollo o nivel tecnológico, (2) Un parámetro que han denominado «Business Sophistication» y, por último (3) la innovación propiamente dicha.

Retrato de una Europaregionalizada con serios problemas económicos e institucionales

El mejor grupo de regiones desde el punto de vista de la competitividad, al igual que sucedió en 2010, lo encabeza la zona Utrecht (Países Bajos), que presenta las mejores ratios de competitividad aunque ello extrañe a muchos holandeses, preocupados estos días por la incertidumbre económica. En el podium le acompaña Londres y la zona que incluye Oxford; seguido por otras dos regiones holandesas Noord y Zuid Holland, la danesa región de Hovedstaden, la sueca Estocolmo y también Île de France, que obviamente incluye París. En el escalafón principal se añade en esta ocasión el área de Frankfurt (Alemania) y Surrey, East & West Sussex, en el Reino Unido.

En el informe puede verse nítidamente que en algunos países, especialmente España, Eslovaquia, Rumania, Grecia e incluso Francia y hasta el Reino Unido, la variación entre regiones a efectos de competitividad es particularmente elevada, de ahí que el informe señale que: «These results demonstrate that territorial competitiveness in the EU has a strong regional dimension, which national level analysis does not properly capture in the EU. The gap and variation in regional competitiveness should stimulate a debate to what extent these gaps are harmful for their national competitiveness and to what extent the internal variation can be remediated».

Por lo que se refiere concretamente a España, hay que decir que el documento no es especialmente esperanzador. Es cierto que en realidad no nos aporta nada que no sepamos ya, como el retraso histórico de unas comunidades autónomas o el deterioro institucional y económico de otras por los motivos que todos sabemos, pero no es menos cierto que al menos así disponemos de un instrumento de análisis sistemático y bien elaborado que debería tenerse muy en cuenta. Pero resulta trágico ser conscientes que de poco o nada servirá. Porque a estas alturas estamos en condiciones de poder afirmar, también explicar, que en el fondo, por desgracia para todos, a los mandatarios políticos, a quienes tienen la posibilidad y responsabilidad de mejorar esta situación, la realidad aquí expuesta poco o nada les importa.

Consecuentemente, aunque resulte doloroso admitirlo, el «EU Regional Competitiveness Index» y los mapas, gráficos y ratios ilustrativos en él incorporados, al menos podrá servir a mucha gente honrada, trabajadora y con afán de superación,  muchos de ellos jóvenes con ganas de aprender y mejorar sus condiciones de vida, para saber hacia dónde dirigirse e intentar encontrar fuera de aquí mejores expectativas para sus proyectos de vida personales y familiares. Sus descendientes seguramente se lo agradecerán.

Puede leer el informe aquí referido en el siguiente enlace:

http://ec.europa.eu/regional_policy/sources/docgener/studies/pdf/6th_report/rci_2013_report_final.pdf


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba