Mercado abierto

La niña bonita

Que el año que comienza venga arropado por la niña bonita (eso se ha dicho siempre del 15) podría ser pasaporte de buenos augurios. Pero ya saben ustedes que en esto de la economía en general, y de los mercados financieros en particular, es mejor dejarse de supersticiones. Pronósticos los justos, que luego toca desdecirse, o hacernos los olvidadizos, o explicar lo inesperado con los cisnes negros.

No nos la vamos a jugar a rojo o negro adelantándonos a la evolución del precio de ningún activo (no se fíen en exceso de quien lo hace) pero sí podemos recopilar 15 claves que acompañarán los mercados en 2015.  

  1. Elecciones en Grecia. Cinco años después de que se destapase el fraude en las cuentas públicas griegas, el país heleno vuelve a copar las portadas y a convertirse en factor de incertidumbre ante la posibilidad de que un partido populista como Syriza llegue al poder en las próximas elecciones generales y tire por tierra los esfuerzos económicos realizados por un país rescatado.
  2. Elecciones en España. “Hay que gastar todo el presupuesto hasta mayo”, me dicen que se pide por algunos ayuntamientos españoles. Las elecciones que se celebrarán en España, municipales primero y generales después, van a tocar sí o sí la agenda de medidas económicas. ¿Menos reformas y más gasto? Esa suele ser la tendencia histórica de unos políticos que además ahora están preocupados por Podemos.  
  3. Las decisiones de Mario Draghi. Es en 2015 cuando muchos esperan que el presidente del Banco Central Europeo (BCE) anuncie la compra de bonos soberanos en el mercado. Y ante esta posibilidad, que para muchos es inminente, surge de nuevo la duda de si esa medida, conocida como QE, es suficiente para reactivar la economía de la eurozona o si de reformas debe seguir viviendo Europa.
  4. Desinflación o deflación en Europa. Los economistas siguen discrepando acerca de si nos mantendremos en un estado de desinflación (el coste de la vida sube poco o nada) o de inflación (el coste de la vida se abarata). La justificación oficial de un QE estándar por parte del BCE será la de un contexto económico en el que los precios no suben lo suficiente (2% es el objetivo de IPC del banco central). ¿Perciben ustedes la vida barata?
  5. Tasa de desempleo. Y mientras el debate técnico gira entorno a la necesidad de generar inflación para despertar las ganas de consumir, algunas economías de la eurozona (las periféricas sobretodo, pero países como Francia también) siguen registrando tasas oficiales de desempleo de doble dígito. Si bajase el paro, ¿se reactivaría el consumo y la inversión más allá de generar inflación?
  6. La liquidez y la velocidad del dinero. Porque una cosa es que se ponga dinero en la economía y otra diferente es que ese dinero llegue a donde tiene que llegar. Y eso es lo que no ha conseguido Europa en estos años de crisis. ¿Será 2015 el ejercicio marcado por la llegada de crédito a empresas? Ya saben lo que se dice, que dinero hay, pero hablar demanda solvente…
  7. El plan Juncker. Un porcentaje de economistas ha apelado históricamente a la necesidad de establecer en épocas de crisis planes relacionados a las infraestructuras que ayuden a estimular las economías. Del plan Juncker se dice que no es un Plan E. Qué es un plan de inversiones con el que se pretende convertir a Europa en un imán de inversiones internacionales. No seré yo quien reniegue de proyectos de inversión necesarios.
  8. El petróleo. La caída del precio del barril en un 50% en 2014 ha cogido a la mayor parte de los economistas, de los actores del mercado y de los países productores por sorpresa. Si el precio del petróleo se mantiene en niveles actuales o ligeramente por encima, más de una economía crecerá en 2015 por encima de lo pronosticado. ¿Es posible un escenario en el que el precio del petróleo haga todo lo contrario y se dispare?
  9. Los bonos no son lo que era. Habrán escuchado o leído en muchos análisis que los bonos han sido la gran sorpresa en el mercado de este año que dejamos atrás. Precios en máximos históricos y rentabilidades mínimas en Europa, ¿un escenario sostenible? Parece difícil, aunque alguien me recordó hace pocos meses que “por tener, la rentabilidad de los bonos españoles tienen la posibilidad de bajar hasta el nivel de los bonos alemanes”.
  10. Crece o no crece Alemania. La economía más importante de la eurozona puede decantar la balanza de las medidas que se adopten en el viejo continente en un sentido u otro en función de que crezca o no lo suficiente. Alemania ya ha reconocido que la bajada del precio del petróleo sentará bien a sus números de PIB pero a ver qué pasa con las cifras de empresas germanas expuestas a Rusia. 
  11. China ya no es lo que era. No solo Alemania genera dudas. China también. La segunda economía del mundo sigue en expansión pero la moderación de su crecimiento hasta ritmos del 7% parece suficiente para que su banco central vaya a seguir por la senda de las políticas expansivas. Para que China no destruya empleo necesita unos niveles elevados de crecimiento. ¿Los va a mantener?
  12. La banca y la bolsa. En la bolsa europea y en particular en mercados como el español, el papel de la banca es determinante en la evolución de un índice por el elevado número de entidades y la ponderación que tienen las mismas. Desde que se desató la crisis de deuda periférica, el papel de la banca ha sido crucial en la vida, en los rescates y en la bolsa. 
  13. Una guerra del activo. Cualquier guerra de captación de pasivo por parte de la banca ya no es una sorpresa, pero son ya muchas las voces que aseguran que la banca se enfrentará por conceder crédito. No sé hasta qué punto será esto una búsqueda de los orígenes, de volver al negocio propiamente bancario. Porque, ¿se puede vivir siempre de comisiones por productos y trading?     
  14. Tercer año de segundo mandato presidencial. Me refiero a Estados Unidos. Tirando de almanaque cuando se da este hecho las bolsas suben en Estados Unidos, debe ser por aquello de dejar bien abonado el terreno bursátil de cara al año siguiente, que será presidencial (de elecciones, quiero decir). ¿Wall Street en máximos históricos aguantará otra embestida?
  15. Subir o no subir, ese es el dilema. Y lo digo por la Reserva Federal de Estados Unidos. Porque tanto anunciar que viene el lobo (que llegan las subidas de tipos de interés), que el día que el lobo venga… Las rentabilidades de los bonos estadounidenses anticipan movimientos al alza en el precio del dinero en aquel país, otra cosa es si finalmente la subida de tipos llegará en 2015. En Estados Unidos la economía crece y el desempleo baja, ¿seguirá siendo la economía estadounidense durante 2015 la niña bonita si empiezan las subidas de tipos?

15 claves. 2015 será económicamente entretenido. Feliz año. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba