Mercado abierto

El líder de la banda

Un crecimiento errático de sus exportaciones, una demanda doméstica que se suaviza, menor inversión por parte del gobierno y un mercado inmobiliario que muestra síntomas de agotamiento. Estos son algunos de los factores que explican que China crezca un 7,4%, su menor ritmo en 24 años. China estrena año en unas horas. Será el 4.713, el de la cabra, un animal que según los expertos en  horóscopo chino traerá tranquilidad. Desde luego eso es lo que va a traer en lo económico.

El servicio de estudios del Banco Central de China ya trabaja con informes que apuntan a que el crecimiento seguirá moderándose

El servicio de estudios del Banco Central de China ya trabaja con informes que apuntan a que el crecimiento seguirá moderándose hasta una horquilla de entre el 6,9 y 7,1%. Y acompañando al menor crecimiento, más riegos: como que aumenten los impagos de deuda (y entonces crezca la morosidad de la banca) o que la economía, ante la desaceleración de la demanda, se sumerja en una espiral de desinflación (porque la evolución de precios sigue usándose como termómetro de bonanza o desaceleración). Como ejemplo de uno de los sectores que se enfrían, el inmobiliario: aporta el 15% del Producto Interior Bruto del país y los datos oficiales confirman que el precio medio de la vivienda en las 70 principales ciudades acumula 9 meses consecutivos de descensos.

Hace tiempo que las miradas que los economistas dirigen a China se posan sobre su banco central con la esperanza de que sea lo suficiente condescendiente en el uso de la política monetaria (que no se corte en bajar los tipos de interés) para evitar un parón brusco en el ritmo de crecimiento y para evitar la contracción de precios. En definitiva, creo que al Banco Central de China se le pide lo mismo que al resto de entidades emisoras: que se convierta en el líder de la banda.

Un amigo músico me dice que el elemento clave de cualquier banda es el batería, que un grupo no puede ser bueno si el batería no lo es. Me explica que desde atrás, baqueta en mano, el batería aporta la base, el ritmo sobre el que sobre el que interpretan cantante, bajista, guitarras y si hace falta, teclado. Eso hacía John Bonham en Led Zeppelin, Lars Ulrich en Metallica o Keith Moon en The Who. ¿Es eso lo que hace JanetYellen en la Reserva Federal, Mario Draghi en el Banco Central Europeo o Mark Carney en el Banco de Inglaterra? ¿Acaso son banqueros convertidos en líderes de economías necesitadas de percusión e incapaces de afinar por si solas? Veremos si tras recibir el año nuevo, China también tira de baqueta, aprieta el pedal y pone la base. Eso es lo que hace el líder de la banda, o al menos, eso me han contado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba