Mercado abierto

La catarsis

Purificación ritual de personas o cosas afectadas de alguna impureza. Esta es la primera acepción que la RAE otorga a la palabra catarsis, un término de origen griego muy apropiado ahora que parece que todos somos politólogos con eso de que Syriza puede ganar las elecciones en Grecia el 25 de enero. Pero hoy la cosa no va de política. Va del Mercado Alternativo Bursátil. El término catarsis lo ha empleado el presidente de Carbures, una empresa que ha reanudado esta semana su cotización en ese mercado alternativo después de tres meses de suspensión mientras se auditaban (de nuevo) sus estados contables. Una empresa que llegó a tener una capitalización superior a 500 millones de euros y que ahora capitaliza menos de 100 (en su vuelta a la cotización el lunes la acción bajó más de un 60%).

“El proceso que ha vivido la compañía ha sido un proceso de catarsis fundamental, pero le quiero recordar a todo el mundo que el proceso de catarsis ha venido impulsado por la propia compañía. Hemos tenido una de las auditorías más profundas que se ha hecho en nuestro país”, me decía en una entrevista en Capital Radio el presidente de la empresa Rafael Contreras. ¿Verdad o verdad a medias? Más bien lo segundo porque a nadie se le escapa que esta empresa de ingeniería que fabrica fibra de carbono se convirtió en el centro de todas las miradas tras el estallido del escándalo Gowex en julio de 2014. Todas las empresas cotizadas en el MAB se cuestionaron. Carbures también. La empresa decidió avalar con declaraciones la veracidad de sus cuentas y ya de paso anunció su intención de abandonar el MAB y entrar en el Mercado Continuo. Y ahí se inició el proceso de catarsis o de necesidad de limpiar cualquier sospecha de duda, proceso que incluía una nueva auditoría de cuentas.

Carbures nos explica ahora que Pricewaterhouse ha hecho una re expresión y no reformulación de sus cuentas. Carbures presenta pérdidas donde antes presentaba beneficios y nos dice que ingresos que atribuía a 2014 pasarán a contabilizarse en 2015 y 2016. Según el presidente es eso, en buena medida, lo que justifica que la empresa presente números rojos y no negros. Pues muy bien. Lo triste es que tenga que saltar el escándalo Gowex, o tenga que ponerse en entredicho una compañía para que se haga una ¿cómo lo llamaban? ¿re expresión de las cuentas? A veces pienso que en este país si nadie te vigila te puedes convertir en el rey de la picaresca.

El precio es el que manda en el mercado. Y será el precio de la acción (reflejo de la voluntad de quien compra y vende) el que con el paso de los días, semanas o años, dé o quite la razón a Carbures (en base a los datos publicados y auditados y que daremos por buenos ¿o no?). Como me decía alguien esta semana, “se puede perder la credibilidad en un suspiro y a veces para recuperarla, se tardan años”. El MAB ha perdido parte de su credibilidad, Carbures también. Ahora toca recuperarla. Eso también es una catarsis. La tercera acepción de la RAE dice que catarsis es una purificación, liberación o transformación interior suscitados por una experiencia vital profunda. Pasa en el mercado. Pasa en la vida. Y si queremos jugar a politólogos, ¿es también eso lo que está sucediendo en Grecia?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba