Mercado abierto

Un amigo de los rusos

Un bigote espeso, barriles de petróleo y un asesinato en Moscú. Con estos ingredientes dan ganas de escribir una novela. El fallecido es íntimo del presidente francés y muy amigo de rusos. ¿Nos ponemos a ello? En otra ocasión. Hoy la cosa queda en obituario. El de Christophe de Margerie, CEO de Total, la mayor petrolera francesa. Esa que muchos han ennoviado con Repsol, y hay quien insiste. “Repsol es básicamente refino y marketing, no exploración, y con la expropiación de Argentina la española ha quedado muy tocada. No descarto que algún día el movimiento natural sea la unión de ambas empresas”, me comentaba una fuente del sector financiero tras conocerse la muerte de Margerie. “Total tiene exploración, y una importante exposición a África, por eso los presidentes franceses se preocupan tanto por enviar a tropas a lugares donde surgen conflictos”, me explican. Y es que si eres una empresa petrolera necesitas velar por tu petróleo y los franceses son mucho de defender lo suyo.  

Pero volvamos al big mouestache que era como apodaban a Margerie, un hombre Total. Llevaba en la empresa desde 1974 y accedió a la presidencia en 2007. Hoy Total es la cuarta petrolera del mundo occidental por valor de mercado, por detrás de Exxon, Royal Duch Shell y Chevron y ahora todo apunta que será Thierry Desmarest, el presidente de honor, quien sugiera al sucesor, al más puro estilo patriarca. 

No olvidemos que el 9% de la producción de Total depende de Rusia y que la empresa participa en el proyecto Yamal en Siberia para la explotación de las reservas de gas en la zona

Margerie falleció este martes en Rusia, país al que no tuvo reparos en defender en los últimos meses mientras la Unión Europea imponía sanciones tras la anexión de Crimea. “¿Vamos a construir un nuevo muro de Berlín?” se preguntó Margerie en una de las últimas entrevistas concedidas. “Rusia es un socio y nosotros no debemos perder el tiempo protegiéndonos de un vecino”. Margerie consideraba que Europa debía de dejar de pensar en reducir su dependencia del gas ruso para centrarse en establecer conexiones más seguras y lamentaba que la creciente tensión entre Moscú y Bruselas derivada del conflicto con Ucrania pusiese a los rusos más cerca de China. Pero claro, no olvidemos que el 9% de la producción de Total depende de Rusia y que la empresa participa en el proyecto Yamal en Siberia (valorado en 27.000 millones de dólares) para la explotación de las reservas de gas en la zona.  

Algunos analistas recuerdan a Margerie con un vaso de whisky entre las manos; otros hablaban de él para referirse al derrame de petróleo del carguero Erika en 1999 o a la investigación internacional en Irak en el caso de “petróleo por alimentos”. Hay quien le recuerda por una frase que repetía a menudo ante los periodistas: “nunca me detengo en la búsqueda de nuevos yacimientos ni en seguir explorando petróleo en todos los rincones del mundo” y hay quien en las últimas horas se ha referido a él como un colega. “Hemos perdido a un verdaderos amigo de nuestro país”, lamentaba el presidente ruso Vladimir Putin. Dicen que los verdaderos amigos nos acompañan en los malos momentos. Rusia pasa por uno de esos malos momentos con fuga de capitales incluida y Margerie siguió a su lado. Pero claro, Total es una petrolera y Rusia tiene petróleo. En su situación, yo también sería amiga de los rusos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba