Mercado abierto

Más allá de los chinos

Lo de China me recuerda a España. Lo digo por lo de mutualizar las pérdidas pero no los beneficios. Porque ante el nuevo desplome de algunos índices de la bolsa china, llegan las autoridades del país y prometen comprar acciones si fuese necesario o aumentar las políticas monetarias expansivas para frenar el pánico; si no me falla la memoria nadie se quejaba de las subidas de los mercados de valores cuando acumulaban subidas del 100%. Por eso les decía que como aquí, porque que yo sepa nadie repartía cuando le iba bien. Y llegó a ir muy bien. En estos días de verano andan las opiniones de los partícipes en los mercados financieros divididas sobre si las fuertes caídas de la bolsa de China son o no realmente un foco de incertidumbre para los inversores. ¿Bajan las bolsas para consolidar parte de las fuertes subidas acumuladas y no hay que darle más importancia, o las caídas en las bolsas anticipan un aterrizaje más brusco de la economía China? Oficialmente China crece cerca de un 7% pero los informes paralelos afirman que la expansión de su economía no llega al 4%. Vamos, que China languidece, pero a estas edades ya sabemos que nada es eterno, ¿o sí?

La Fed, la Reserva Federal estadounidense, manda con el momento exacto de la primera subida de los tipos de interés

Los chinos y sus cifras, pero no solo de eso vive el mercado. Y si usted participa en él vía fondos, acciones o algún otro producto, bien sabrá que la mirada de este cálido verano no solo la tenemos puesta en el termómetro. La Fed, la Reserva Federal estadounidense, manda (por no decir despista) con el momento exacto de la primera subida (y también la cuantía) de los tipos de interés. La sombra de la Fed es intrínseca a los mercados, no aporto mucho si me detengo en eso, así que pongo la mirada en otros tres frentes a tener en cuenta en un proceso de inversión: los semiconductores, los márgenes y la liquidez.

Vigilemos la evolución de la industria de los semiconductores en la bolsa de Estados Unidos. Vale que la tecnología lo es casi todo (el 40% de la capitalización, valor, del Nasdaq lo aportan tan solo cuatro compañías: Apple, Google, Amazon y Microsoft), pero esa realidad viene acompañada de otra que abarca más. Los microprocesadores están en toda la cadena de la economía y de nuestra vida. Coches, juguetes, PCs, smartphones, tarjetas… Hablar de su uso y demanda, es referirse e incluso anticipar el momento económico que vivimos. En la era de la movilidad y el Internet de las cosas, las ventas de chips nos sirven como indicador adelantado. Y cada vez son más los analistas de mercados financieros los que se refieren al subsector de semiconductores para intentar anticipar el siguiente movimiento de los índices bursátiles.

En una Europa en proceso de recuperación es imprescindible testar el estado de salud de las empresas vía márgenes, comprobar que estos realmente mejoran

El segundo factor que no pierdo de vista son dos variables en los resultados empresariales. Por un lado, los márgenes. En una Europa en proceso de recuperación es imprescindible testar el estado de salud de las empresas vía márgenes, comprobar que estos realmente mejoran ya sea porque se puede subir el precio final del producto/servicio o porque se pueden ajustar los costes (a veces los energéticos). Y en las partidas a analizar en los resultados, mención especial merece la rentabilidad de la banca. Lo de que la banca era solvente nos quedó claro tras los últimos test de estrés del pasado otoño, pero el reto del sector financiero es recuperar la rentabilidad perdida, y los últimos resultados trimestrales de las entidades indican que ese camino se está consiguiendo (a pesar de los bajos tipos de interés y gracias quizás a la banca de producto).

El tercer factor que creo necesario para moverse en los mercados financieros hoy es el de la liquidez. Que podamos convertir fácilmente en dinero nuestra posición. Algo básico pero que en ocasiones no tenemos en cuenta. Invertir en un activo líquido nos puede evitar más de un disgusto, más allá de los chinos, más allá de la Reserva Federal…


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba